viernes, 12 de agosto de 2016

Un Nuevo Paradigma Ético Epicureísta a Partir de la Cultura del Cannabis.

Laila Soto Enríquez, Licenciada en Comunicación. Actual estudiante del Magister en Pensamiento Complejo de la Multiversidad Mundo Real Edgar Morín

Link para bajar mi libro sobre "Complejidad y Calidad de la Educación"
http://www.amabook.cl/complejidad-y-calidad-de-la-educacion.html

Síntesis del Artículo de Laila Soto


La mayoría de los estudios científicos realizados sobre los efectos negativos en los consumidores del cannabis, han sido los que han permeado en gran parte de la sociedad y creado todo un paradigma descalificador en torno a su uso. Por otro lado los científicos e investigadores que le han encontrado virtudes terapéuticas en tratamientos para personas con cáncer, epilepsia y otras enfermedades han separado el estudio de los diferentes componentes de la planta de marihuana dándole diferentes usos, sin embargo al resultado de todos estos elementos juntos, (ejemplo cuando alguien fuma cannabis) se le ha denominado el “efecto acumulativo”, precepto del científico Israelí Mechoulam, retomado en la investigación del Dr. Sanjay Gupta (2014).

            ¿Qué es ese efecto que produce el consumo de la marihuana en los seres humanos; al grado de lograr que surja una corriente de pensamiento transformada en una cultura? ¿Qué se teje en el espíritu de los individuos cuando entran en contacto con esta yerba?  Sin duda, el efecto en cada ser que la consuma o la haya consumido es múltiple, diversa, multidimensional y paradigmática. Estamos pues ante un hecho complejo, en donde una planta compuesta por numerosos elementos al entrar en contacto con un individuo, emerge algo que ha llevado al surgimiento de toda una cultura en torno al consumo y a la interacción entre cannabis, individuo y sociedad.

            La urgencia de encontrarle una salida al momento tan crítico como caótico por el que atraviesa la humanidad lleva a la presente teoría a ponderar que dicho proceso complejo tiene el potencial  de generar un estado hedonista racional en los  consumidores, lo cual a su vez conduce a concluir que el uso del cannabis puede contribuir como una herramienta que ayude a atenuar el egoísmo, la ambición materialista desbocada y finalmente el consumismo, vicios de los cuales son presa gran parte de los seres humanos hoy en día. Instaurándose con lo anterior un nuevo paradigma ético epicureísta, el cual está  basado en la ideología de Epicuro de Samos (342 a. C al 270 a. C) sobre la felicidad y quien planteaba que había que vivir intensamente el presente y no perturbar ese momento con el pasado, a la vez que tampoco con el temor del futuro (Onfray, 2013). Así pues, se pretende sustentar que dicho paradigma es posible con el uso del cannabis como una herramienta que ayude a la armonía individual. Para así, al mismo tiempo contrarrestar los efectos negativos surgidos gracias al paradigma descalificador instaurado en la sociedad durante los últimos años y que han llevado a la desinformación y una inadecuada educación respecto al tema, mientras que por otro lado su legalización en el mundo avanza.

Palabras Clave:
Ambición, Complejo, Cultura, Educación, Egoísmo, Hedonismo racional, Materialismo, Paradigma.


DESCRIPCIÓN GENERAL DE ORIENTACIÓN DE TESIS
Desde el hombre primitivo hasta nuestra actualidad se sabe que los humanos consumen “drogas”, o sustancias que alteran los estados de conciencia derivadas de las plantas, las cuales existen en la tierra desde antes de que la especie humana se desarrollara. En estos primeros pasos del hombre en el que la subsistencia requería, protegerse de las inclemencias del tiempo de cazar y de recolectar hizo, que tuvieran que realizar pruebas con frutos, granos y plantas, lo cual nos puede llevar a pensar que accidentalmente conocieron efectos desde la muerte, alguna reacción alérgica o contraproducente,  hasta el consumo de algo que les haya provocado algún efecto que cambiara su estado de conciencia.

En un documental realizado por el canal de televisión History Channel realizaron un programa dedicado a “la historia de la droga”, en donde entrevistan a algunos especialistas respecto al tema: Dean Morris (2013). Narrador y conductor del documental, asegura que el arte en las piedras de la prehistoria podría explicar cuál fue la primera sustancia psicoactiva con la que tuvieron contacto los humanos (Carmel, 2013).

Michael Chazan (2013) Antropólogo de la Universidad de Toronto dice: El arte en las piedras incluye formas simples que asemejan a las formas que se ven durante la alteración del estado de conciencia (Carmel, 2013).

Se cree que una de las primeras experiencias fue con los hongos. Dean Morris (2013) Asegura que las drogas psicodélicas existen antes de la aparición de los humanos en la tierra y que para el hombre primitivo la utilización de los hongos debió ser algo muy importante y especial (Carmel, 2013).

Existen algunos investigadores que opina que este encuentro del hombre con sustancias psicoactivas pudo ser trascendente para la evolución de los seres humanos. Carl Ruck (2013). Profesor universitario en Boston, asegura que las sustancias psicoactivas tuvieron un papel importante en la evolución de los seres humanos (Carmel, 2013).

 Clarck Heinrich (2013). Autor, Magic Mushrooms in religión y Alchemy: afirma que con el uso de sustancias psicodélicas, se puede pensar mucho mejor e incluso ser más inteligente, además de una distinción de las conexiones con la naturaleza, un ejemplo es la observación del crecimiento de una semilla y su evolución. Los monos no podían hacer eso, pero con drogas psicodélicas, tal vez sí, una nueva manera de estar en el planeta  pudo haber comenzado con estas drogas (Carmel, 2013).

                Este planteamiento tan interesante sin duda lleva a tres preguntas, ¿Podría ser posible esta teoría sobre si el uso de plantas psicoactivas jugó un rol importante en la evolución?, ¿Podría el ser humano ser más inteligente, pensar mejor con la ayuda de éstas?,  ¿Se puede lograr ver las relaciones con la naturaleza? Las preguntas están sin respuesta hasta el día de hoy, ya que actualmente en el tema de las drogas existen estudios científicos más enfocados en el daño y muy pocas sobre los posibles beneficios. Existe un dato interesante que quizás pueda sonar como algo no válido, pero curiosamente los creadores de la primera computadora personal en el mundo estuvo a cargo de dos amigos quienes fueron parte del movimiento hippie surgido en los años 60 en los Estados Unidos y de los cuales se sabe sobre su consumo de algunas sustancias psicoactivas, principalmente LSD. Steve Paul Jobs y Steve Wozniak, fundadores de Apple Computer Compañy; dieron paso a un computador personal que contaba con funciones mucho más accesibles al público en general, sin duda se trató de un gran avance en el uso de la tecnología (Connor, 2007).

Más adelante vino algo más increíble todavía, Internet, concebida en parte por Steward Brand alguien también perteneciente a dicho movimiento surgido en San Francisco (Connor, 2007). La posibilidad de obtener tu propia computadora y luego la posibilidad de acceder a un universo de información a través de la web ha sido sin duda un paso que nos ha llevado a algo que aún no logramos digerir. ¿Habrán tenido algo que ver estos inventos o creaciones con el uso de sustancias psicoactivas? (Connor, 2007).

Hoy en día todos los seres humanos consumimos drogas, los medicamentos están hechos de sustancias derivadas de las plantas y que son consideradas drogas, éstas pueden ser recetadas por un médico y obtenerse de manera legal, sin embargo existen algunas que han sido clasificadas hasta como las más peligrosas para los humanos.

El presente trabajo propone concentrarse en una planta psicoactiva considerada como una de las drogas más peligrosas durante los últimos años en la mayoría de los países; me refiero a la marihuana o cannabis. Antonio Escohotado (2002) escritor jurista, filósofo y sociólogo en una entrevista para un documental titulado “Cannabis Indoor – Tú tienes la llave”, asegura que el cannabis es una planta psicoactiva con muchos usos industriales, desde luego es una planta muy antigua, debe coincidir con las más remontas épocas del paleolítico. 50 mil, 40 mil años de antigüedad, 60 mil años me parece que son las muestras más antiguas encontradas en el Turquestán chino (González, 2002).

           Uno de los estudios interesantes, hasta el día de hoy respecto al tema es del Dr. Sanjay Gupta, quien actualmente es titular de la Unidad Médica, de salud y Bienestar de la cadena de televisión CNN, originario de Livonia, Michigan, Estados Unidos, Neurocirujano; él escribe un artículo muy interesante en el 2013 relacionado con este tema titulado “¿Por qué cambie mi opinión sobre la marihuana?”   

            Cuenta que tiempo antes de empezar con la investigación leía continuamente bibliografía científica estadounidense respecto al tema sobre su uso medicinal y no le veía nada de extraordinario, incluso, afirma que en 2009 escribió en la revista TIME, “Porque votaría en contra de la marihuana (Gupta, 2013).  Pero descubrió algo de suma importancia y que le da sustento al presente trabajo.

En agosto de 1970, el Sub-Secretario de Salud, Dr. Roger O. Egeberg, redactó una carta en la que sugería la clasificación a la planta de marihuana en la lista 1. Ubicación que ha continuado así durante los últimos cuarenta años. La investigación de Gupta comenzó con el análisis detallado del mencionado escrito del que aseguró descubrió algo inquietante, al notar que el uso del lenguaje del Dr. Egeberg había sido utilizado meticulosamente (Gupta, 2013). 

"Debido a que existe un considerable vacío en nuestro conocimiento de la planta y los efectos de la droga activa que contiene, nuestra recomendación es que la marihuana se mantenga en la lista 1 por lo menos hasta que se completen ciertos estudios que se efectúan ahora para resolver el asunto" No por datos científicos sólidos, sino más bien por su ausencia se clasificó a la marihuana como sustancia de lista 1.  (Gupta, 2013).

Esto anteriormente expuesto me ha parecido de suma importancia y ha sido un detonante para realizar una tesis en busca de abonar y revelar una parte de dicho vacío en nuestro conocimiento.

En marzo de este año el Dr. Sanjay  público un nuevo artículo titulado “Cómo trabaja la marihuana medicinal en tu cerebro” en donde habla sobre la investigación realizada por un prestigiado científico israelí, Raphael Mechoulam, acreedor al premio Rothschild, quien desde hace 50 años inició una investigación sobre la marihuana y sus componentes. “Explicó de qué manera trabaja la marihuana en el cerebro. Cuando Mechoulam y sus colegas descubrieron el primer cannabinoide endógeno, aseguraron que se trata de un químico que produce también nuestro cerebro, dicho cannabinoide fue llamado “anandamida”, definiendo “ananda” como “felicidad suprema” en sánscrito, lo cual define la visión de Mechoulam sobre la marihuana (Gupta, 2014).

Esta revelación derivado de la investigación de Mechoulam es lo que le da sustento a esta tesis en marcha, pero antes de continuar con el planteamiento de ésta, se retoma cómo surge la prohibición o el cambio de paradigma sobre las sustancias psicoactivas. Se sospecha que está nace en la época antigua en donde los más poderosos terminaron imponiendo nuevas visiones, en este caso la prohibición o descalificación al uso de sustancias que pudieran alterar los estados de conciencia. Carl Ruck (2013). Profesor de la Universidad de Boston, asegura que el contacto humano con plantas psicoactivas, podría haber sido vivido como una práctica mística y pudo llevar a la idea de los humanos sobre la existencia de otros mundos (Carmel, 2013).

Se dice que uno de los primeros opositores de las drogas en la historia de la humanidad fue la iglesia, arguyendo que la única vía para comunicarse con Dios era a través de  Jesucristo, la idea de las antiguas religiones de comunicarse con los dioses a través de la alteración de la realidad era contraria a la idea cristiana, “el cristianismo fue el que emergió como sistema de valores dominantes en el occidente, de aquí podría venir nuestra opinión sobre las drogas” (Carmel, 2013).

            Dicho lo anteriormente expuesto se puede deducir que fue creado todo un paradigma descalificador en torno a las plantas que provocaban en el ser humano un estado de conciencia diferente. El maestro Edgar Morin (1992: 219) ha expresado el término paradigma como algo fundamental en la comprensión de los saberes con los que hasta el día de hoy contamos, dichos paradigmas son los que organizan nuestras ideas y maneras de vivir. “Los individuos conocen, piensan y actúan en conformidad con paradigmas culturalmente inscritos en ellos. Los sistemas de ideas están radicalmente organizados en virtud de los paradigmas” (Morin, 1992, p.219).

“El carácter a la vez semántico, lógico e ideológico del paradigma es generativo y organizacional: determina la inteligibilidad y da sentido; determina las operaciones lógicas rectoras; y es el principio primero de asociación, eliminación, selección, que determina las condiciones de organización de las ideas. Así, el paradigma “orienta, gobierna, controla la organización de los razonamientos individuales y los sistemas de ideas que le obedecen.” (Morin, 1992, p.218).

            Al haber diferentes culturas se puede deducir que existen al mismo tiempo diversos y múltiples paradigmas, sin embargo el Dr. Carlos Delgado en su interpretación a Morin, asegura que existe un paradigma rector, es decir un paradigma que al mismo tiempo es el generador de los múltiples paradigmas existentes en la sociedad derivado de las diferentes culturas con las que se cuenta en este planeta. El cual no sólo interfiere a la creación científica y el paradigma científico, sino la vida en general (Delgado, 2012).

            Dicho “paradigma rector”, nos ha enseñado a separar, dividir las cosas, desde la ciencia, nuestra forma de pensar, de hablar, de conocer, entender y comprender; en este caso los estudios científicos sobre la marihuana cuentan con ese sello desintegrador, un ejemplo claro en este tema es como desde el estudio sobre los componentes de esta planta, a la que se le atribuyen más de 480 componentes naturales asegura Mechoulam, han sido separados para distintos usos, de estos componentes los más conocidos son el delta-9 tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD). La demostración de la ciencia sobre cómo funciona cada uno de los componentes con los que cuenta la marihuana no ha sido explicado con exactitud, sin embargo hay más pruebas que demuestran que todos sus elementos funcionan mucho mejor en conjunto que separados, es lo que Mechoulam llamó “el efecto acumulativo” (Gupta. 2014).

            ¿Cuál  es ese efecto que produce el consumo de la marihuana en los seres humanos; al grado de lograr que surja una corriente de pensamiento transformada en una cultura? ¿Qué se teje en el espíritu de los individuos cuando entran en contacto con esta yerba?  Sin duda, el efecto en cada ser que la consuma o la haya consumido es múltiple, diversa, multidimensional y paradigmática.

La presente tesis pretende sostener que el “efecto acumulativo” planteado por Mechoulam tiene el potencial de generar un estado hedonista racional en la mayoría de los consumidores, lo cual a su vez lleva a decir que el uso del cannabis puede contribuir como una herramienta que ayude a atenuar el egoísmo, la ambición materialista desbocada y finalmente el consumismo, vicios de los cuales son presa gran parte de los seres humanos hoy en día. Instaurándose con lo anterior un nuevo paradigma ético epicureísta en amplios segmentos sociales. Así como también reconocer la evidente dominación  del conocimiento sobre este tema y la posible orientación de una visión sobre el uso de sustancias psicoactivas en donde algunas son promovidas y otras satanizadas y un buen ejemplo es lo que sucede  en la novela de Aldous Huxley (1969) Titulada “Un mundo feliz” en donde el poder promueve una droga llamada “soma” la cual les ayuda a los individuos a “olvidar todos sus problemas”, algo que comparado con esta realidad sería casi como el alcohol, el tabaco y la cocaína, drogas permitidas, lo cual lleva al siguiente cuestionamiento, ¿sería posible que en el mundo actual, existan drogas que benefician de algún modo al sistema económico capitalista? Probablemente existan diversas respuestas, pero no sólo esta teoría se lo cuestiona.

 Un parlamentario europeo y alto comisionado de Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR), político y escritor José María Mendiluce (2014) en entrevista para el documental “Cannabis Indoor” opina lo siguiente: yo creo que es la planta más antineoliberal que existe y por tanto desde mis posiciones la aplaudo, la aplaudo porque va en contra de todos estos valores, ¿qué han hecho por ejemplo con la cocaína?, un modelo de droga para el triunfador, para el inagotable (Mendiluce, 2014).

El paradigma imperante en el tema del cannabis ha sido nutrido con la idea de que el consumo de esta yerba es dañino para la salud tanto física como mental. Todo lo anterior, basado en los resultados de las investigaciones que como afirma Gupta (2013). Están más enfocados en las pruebas de daños y no de beneficios, se le ha encasillado en una idea estigmatizada de tener efectos negativos tanto para el individuo como para la sociedad. Por lo cual uno de los objetivos de la presente tesis se cifra en presentar un punto de vista distinto al que se ha venido dando en torno a dicho tema, ello a partir de la consideración de que existe una cultura nacida del uso de la marihuana que no ha sido reconocida ni escuchada adecuadamente. Si bien es cierto que los estudios que se han realizado con respecto a las cualidades de la marihuana para uso medicinal especialmente en el tema del cáncer, ésta también parece tener otras virtudes que no están necesariamente enfocadas hacia una enfermedad física y tampoco en términos de enfermedad y que si además es utilizada como un medio para lograr una vida placentera desde una visión hedonista racional, podría abonar al cambio de conciencia que tanto se necesita, instaurándose así un nuevo paradigma ético epicureísta  a partir de la cultura del cannabis.



BIBLIOGRAFÍA
Carmel, B. (2013). La historia de la droga. History Channel.   https://www.youtube.com/watch?v=CiHWJvAvOnI (14 Abr. 2014)
Castañeda, Carlos. (2009). Las enseñanzas de Don Juan. México: Fondo de Cultura Económica.
Castro, C. (21 Días. TVN). (2013). Capítulo 2. La marihuana en carne viva. https://www.youtube.com/watch?v=szonuvZtflw (19 Dic. 2013).
Connor, T. (2007). La historia de los Hippies. History Channel. http://www.youtube.com/watch?v=R4IbncmqMyA (16 Abr. 2014).
Delgado, Díaz, Carlos Jesús. (2012). Conocimiento, conocimientos, diálogo de saberes.  Para cuadernos de Ruth. pp.12-13.
Escohotado, Antonio. (2002). Aprendiendo de las drogas: Usos y abusos, prejuicios y desafíos. Barcelona: ANAGRAMA
González, J. Les, F. (2002). Cannabis Indoor. Tú Tienes la llave. http://videozoom.biz/cannabis-indoor-tu-tienes-la-llave-parte/ (25 Abr. 2014).
Fromm, Erich, (1992). La condición humana actual. México: Paidos.
Gupta, Sanjay. (2014). “Cómo trabaja la marihuana medicinal en tu cerebro” http://cnnespanol.cnn.com/2014/03/11/como-trabaja-la-marihuana-medicinal-en-tu-cerebro/?iref=allsearch  (17 Abr. 2014).
Gupta, Sanjay. (2013) ¿Por qué cambie mi opinión sobre la marihuana? http://cnnespanol.cnn.com/2013/08/08/por-que-cambie-de-opinion-sobre-la-marihuana/ (17 Ago. 2013).
Gupta, Sanjay. (2013). Weed. http://www.youtube.com/watch?v=WiEuWMr6uN4 (13 Abr. 2014).
Huxley, Aldous (1969). “Un Mundo Feliz” novela. Traducción de Ramón Hernández. Barcelona: Rotativa.
Laercio, Diógenes (1984). “Vidas de los Filósofos más Ilustres” traducción de José Ortiz y Sanz y José M. Riaño. Quinta Edición. México: Porrúa. ISBN 970-07-3984-8
Morin, Edgar (1992). El método 4. Las ideas. Madrid: Cátedra.
Mujica, José .Presidente de Uruguay (2013). Discurso del Presidente Mujica sobre la Felicidad en Brasil. http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=b4FeS79ulq0 (17/12/2013)
Onfray, Michel (2007). Las sabidurías de la antigüedad. Contra historia de la filosofía, I. Barcelona: Anagrama
Sagan, Carl (Diciembre 2002, Enero -Febrero 2003). Señor X. Revista Numero, Edición 35,pp.64-67. Traducción de: Roberto Palacio.
Saverino, Juan.(2012). "La semana del Cannabis Medicinal". https://www.youtube.com/results?search_query=la+Semana+medicinal+del+cannabis+Juan+Saverino. (15/08/2013).
Terre, Maria José. (2013). (21 Días. TVN).  21 días bebiendo alcohol. http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=omTwF38rEIM (25/12/2013).

Sánchez, Cristina (2012). Universidad Complutense de Madrid: Aplicaciones terapéuticas actuales de compuestos derivados de la marihuana. http://www.sebbm.es/web/images/archivos/archivos_tinymce/febrero2013_cristinasanchez.pdf (24 Abr. 2014).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger