viernes, 30 de enero de 2015

¿Hacia dónde va la participación de la mujer en la física fundamental?.



Alexandra de Castro. Red IBERDIVULGA.

 El cierre de la brecha en la disparidad de género en las profesiones STEM, acrónimo en inglés que significa: "ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas", sigue presentando avances lentos en algunas disciplinas. A medida que ascendemos hacia las posiciones de responsabilidad y toma de decisiones de impacto en los desarrollos académicos, científicos y tecnológicos, la desigualdad se torna más dramática. Éste fenómeno se conoce como el techo de cristal.
Entre las disciplinas STEM, la física es una de las más afectadas. Las estadísticas de la Sociedad Americana de Física (2013) muestran que hasta un 20% de los graduados en física son mujeres, con un aumento de 15% en los últimos 50 años. Mientras que los números del Instituto de Física Americano (AIP-2013) revelan que la participación de la mujer en el profesorado universitario es en promedio del 14%, o solamente del 8% si nos limitamos a contar las posiciones permanentes.
Escenario similar presenta el Instituto de Física del Reino Unido. En un reporte del 2012 se lee que 16% de los empleados académicos son mujeres y solamente 7% están en posiciones permanentes. Por su parte, la Comisión Europea en su informe "Ella figura 2012" muestra que hasta un 40% de los PhD en ciencias, matemáticas y computación son mujeres. Mientras que ostentando cargos de profesores la proporción femenina es solo del 20%. Marcia Barbosa, física brasilera, comenta para el reporte 2013 de "Science Impact", "Si partes de un país como Brasil, habrá un máximo de 20% de mujeres al inicio de su carrera, mientras que en la cima habrá aproximadamente 5%. Dependiendo del país y la cultura, el porcentaje inicial puede variar. Pero hay un factor universal de decrecimiento en la representación".
Una consecuencia directa del techo de cristal pareciera ser la exclusión de género en asambleas y comités científicos, en los que grandes agendas y directrices de investigación se determinan. Veamos tres ejemplos desalentadores.
Tras el gran éxito que representó el hallazgo del Bosón de Higgs, 9 físicos de talla mundial se reunieron en Beijing el 23 de Febrero de 2014 en la conferencia titulada ”Después del descubrimiento del Higgs, hacia donde va la física fundamental?”. Una emocionante cita en la que nuevos planes colosales fueron develados frente a la prensa internacional. El evento aun se puede ver en línea y es innegable lo enriquecedor que puede ser para cualquier público. Sin embargo, es imposible dejar de observar que el panel de expertos está compuesto enteramente por hombres.
La física de altas energías no carece de mujeres investigadoras reconocidas. Se han destacado, por ejemplo: Fabiola Gianotti, investigadora de la Organización Europea para Investigación Nuclear (CERN), líder del experimento ATLAS, protagonista del descubrimiento del Higgs y medalla Niels Bohr. Lisa Randall, primera mujer en conseguir una posición permanente en el departamento de física de Princeton y la primera profesora de física teórica en la Universidad de Harvard, premio Nacional de la Fundación de Ciencias, entre otros honores. Renata Kallosh, profesora asociada de la Universidad de Stanford, premio Lise Meitner de la Universidad de Göteborg. Sau Lan Wu, Cátedra Enrico Fermi de la Universidad de Winsconsin, premio de Altas Energías y Física de Partículas de la Sociedad Europea de Física. Helen Quinn, Investigadora del Acelerador lineal de Stanford, Medalla Dirac y premio Sakurai. Eva Silverstein profesora asociada de la Universidad de Stanford. Marcela Carena, profesora de la Universidad de Chicago e investigadora asociada en el la Laboratorio Nacional Acelerador Fermi (Fermilab). La pregunta es ¿por qué habiendo talento femenino de alto nivel, su ausencia fue total en un evento tan importante?
Otro caso similar. Durante la primera mitad de este año, se creó un comité de 10 investigadores para hacer una revisión formal de las misiones operativas y de los proyectos de la NASA (NASA Astrophysics Senior Review, 2014). Este grupo tampoco contó con la presencia de ninguna mujer. En este contexto, Joan Schmelz, presidenta del "Comité por el Estatus de la Mujer en Astronomía" le hizo la pregunta a Paul Hertz, director de la división de Astrofísica de la NASA: “¿qué le pasó a la diversidad?”. Hertz contestó: “ Fuimos agresivos invitando mujeres a participar en el panel. En total se consultaron 68 candidatos, de los cuales 17 eran mujeres (25%). Para el panel principal se invitaron 40 candidatos, 12 de ellos mujeres (30%). En ninguno de los casos las mujeres aceptaron la invitación”. 
Alexandra de Castro es Doctora en Física, Universidad Simón Bolívar, Venezuela, con tesis en Teoría de Cuerdas. Investigadora científica y profesora universitaria a nivel de pregrado y postgrado en las áreas de física teórica de altas energías y fisicoquímica. Ha trabajado en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, el Instituto de Física Teórica de la Universidad de Hannover, Alemania; la Universidad Simón Bolivar, Venezuela y la Universidad de Sydney, Australia.Experta en divulgación y comunicación de la ciencia y de la tecnología, Universidad de Oviedo
Un tercer ejemplo fue la rueda de prensa de la Agencia Espacial Europea sobre los avances de Rosetta y la selección del sitio para descenso del robot Philae en el cometa 67P/Churyumov-Garasimenko. El comité estuvo conformado por directores de grupo, muy acorde con la naturaleza del evento. No obstante, en esta oportunidad el panel también fue enteramente masculino.
De estos ejemplos de comités relevantes en los que la participación de la mujer fue de 0%, parece desprenderse que la causa del problema es la disparidad cuantitativa en posiciones académicas. El origen de esta desigualdad de género ha sido objeto de discusión e incluso de investigación científica por muchas décadas. Ha sido analizado desde el punto de vista biológico, histórico, social, cultural e incluso epistemológico, y muchos estudios parecen indicar que el problema es muy complejo. Podemos citar, por ejemplo, el ya famoso artículo de las Actas de la Academia Nacional de Ciencias Estadounidense (PANAS) del 2012 que trae un experimento social cuyos resultados exhiben con mucha solidez la existencia de sesgo de género en la academia.
María Antonia Lledó, profesora de física de la Universidad de Valencia dice en la conferencia "20th Workshop on String Theory, 2014": "Entre las causas de la disparidad pronunciada de la presencia de la mujer en altos puestos académicos es el balance en el tiempo dedicado al trabajo y a la familia. En promedio los hombres dedican menos tiempo a la familia que la mujer. Esto necesariamente sitúa a las mujeres en desventaja con sus colegas hombres. (...) La mujer que logra permanecer en la carrera encuentra discriminación a su paso. Agendas ajustadas, dificultad para viajar y menos disponibilidad se ven impuestas por las necesidades de la familia.".
Shirley Malcom de Scidev.net dice: "...muy a menudo las mujeres están ausentes de las posiciones de liderazgo en los ministerios del gobierno y son menos propensas a ser miembros de las academias de ciencias o ser convocadas por comités asesores, todos lugares donde las agendas o los estándares de investigación pueden ser informados o establecidos. Sin las voces de las mujeres, algunas cuestiones puede que nunca se discutan...".
En este escenario, vale la pena hacer la reflexión ¿debemos esperar a que los números sean más favorables a todo nivel para reclamar mayor implicación de la mujer en comités de responsabilidad? ¿es conveniente esperar a que lleguemos al equilibrio de género de manera "orgánica" antes de promover la participación femenina en las altas esferas de la ciencia? ¿O en vez de eso, deberíamos estimular, más aun reclamar la participación activa de la mujer en este tipo de comisiones científicas? Revisando las estadísticas de las Naciones Unidas no nos queda duda que las mujeres son el 50% de la población. La ciencia es patrimonio de la humanidad, motor de nuestra civilización, entonces, ¿es apropiado que decisiones importantes sobre el futuro de la física se hagan a espaldas de la diversidad de género?
Bibliografía y enlaces

Data de la Sociedad Americana de Física (APS) http://www.aps.org/programs/women/resources/statistics.cfm

Ivie, R., White, S., Garrett, A.,Anderson, G., "Woman among Physics and Astronomy Faculty, Results from the 2010 survey of Physics Degree-Granting Departmentes". Focus On, American Institute of Physics, 2013.
McWhinnie, S. "Scademic physics staff in UK higher education institutions". Report for the Institute of Physics by Oxford research and Policy, 2013. 

Reporte de la Comisión Europea "She figures 2012" Gender in Research and Innovation. http://ec.europa.eu/research/science-society/document_library/pdf_06/she-figures-2012_en.pdf
Barbosa, M., "Woman Still face leaky pipeline", Science Impact, Annual Review 2013, pp 34. 

Schmelz, J., "NASA Astrophysics Senior Review", Woman in Astronomy, Mayo 30 2014. En linea. http://womeninastronomy.blogspot.nl/2014/05/nasa-astrophysics-senior-review.html
Video en linea. Conferencia “After the Higgs discovery: where is fundamental physics going?” http://webcast.ihep.ac.cn:8080/engage/ui/watch.html?id=c50d03b6-b836-4fff-ba29-8a662ec7c6bd
Video en línea. Rueda de prensa "Rosetta landing site announcement". Septiembre 15 2014. http://www.esa.int/spaceinvideos/Videos/2014/09/Replay_Rosetta_landing_site_announcement
Lledó, M., "On gender, science and all that". Charla presentada en la conferencia "20th workshop in String Theory", Mainz. September 25 2015.
Moss-Racusin, C. A., Dovidio, J. F., Brescoll, V. L., Graham, M. J., and Handelsman, J., "Science faculty’s subtle gender biases favor male students". PANAS. vol. 109, n. 41, pp. 16474, 2012. http://www.pnas.org/content/109/41/16474.full.pdf+html
Malcom, S., "Equidad de género debe integrar la formación científica". SciDev.net. Septiembre 01 2014. En línea. http://www.scidev.net/america-latina/genero/opinion/equidad-de-g-nero-debe-integrar-la-formaci-n-cient-fica.html
Red Iberoamericana de comunicación y divulgación científica - IBERDIVULGA
3 de octubre de 2014
La Red Iberoamericana de Comunicación y Divulgación de Información Científica es una iniciativa de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) que cuenta con el apoyo de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía.
El objetivo principal de la Red es incrementar el volumen de información relativa a la ciencia y la tecnología que se encuentra disponible para la sociedad, mejorando la cultura científica de los ciudadanos y fomentando la transmisión de un acervo científico, tanto en español como en portugués.
Le invitamos a unirse a la red. Adhesión gratuita

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger