domingo, 28 de diciembre de 2014

Epistemología de la gestión del conocimiento en la sociedad de la movilidad Las escuelas de Ingeniería.


Dr Jaime Yanes Guzmán
Academia de Estudios e Investigación
Complexus Edgar Morín Chile
AEICEM

Con el propósito de focalizar los programas de ingeniería en las universidades CENTRALUNIMINUTO y UNITEC, en la generación de nuevos conocimientos, la creación de prospectivas tecnológicas, de desarrollos e innovación, con referentes nacionales e internacionales, se propone una ruta de actualización académica a través de la participación de la comunidad en eventos extracurriculares, que permiten la conexión de los procesos formativos con la realidad del país, la región  y del mundo.

El Segundo Congreso Internacional Nuevas Tendencias en la Gestión del conocimiento de la Ingeniería, propone una reflexión sobre el conocimiento como producto de procesos académicos, económicos y sociales, a través de tres ejes de trabajo: Gerencia de conocimiento y tecnología, Movilidad y sistemas de transporte; Impacto de las TIC-s en el desarrollo de las organizaciones.

El evento se realizó en Bogotá los días 24 y 25 de octubre de 2014 y contó con el apoyo de la Alianza Colombo Búlgara, institución dedicada a promover las relaciones educacionales y culturales binacionales. En esa ocasión se invitó  como ponente principal al Dr. Jaime Yanes desde Chile, egresado de Bulgaria, con su presentación “Los TIC-s y la crisis de la educación”,  que  buscaba conceptualizar y poner un marco de referencia para el congreso  sobre la sociedad contemporánea del conocimiento, la mediación de las tecnologías de comunicación en los procesos de formación en las universidades  y su relación con la gerencia de las organizaciones.

Doris Hernández Dukova
Directora de Internacionalización
Rectoría Bogotá Sur y Nuevas Regionales

Epistemología de la gestión del conocimiento en la sociedad de la movilidad 
Las escuelas de Ingeniería.

Resumen
El artículo nos muestra un trabajo teórico-crítico realizado sobre la formación tradicional cartesiana que reciben los alumnos/as de diversas escuelas de Ingeniería y Administración de Chile entre los años 2004-2014. El análisis señala que este paradigma les impide observar el mundo actual en su diversidad y multi-relacionalidad. Esta crisis de la mirada de los ingenieros y administradores se agudiza en la actual sociedad de la movilidad caracterizada por un profundo desarrollo de las tecnologías de la información, situación que acelera la inter-acción e inter-relación de la totalidad de  los fenómenos de la época que vivimos, a una velocidad inédita que la visión cartesiana le cuesta observar y entender. El trabajo plantea la urgencia de superar el paradigma industrial y  desarrollar una currícula en las escuelas de Ingeniería y Administración sobre la base de una nueva forma de pensar sistémica, holística, transdisciplinar, compleja que permita implementar en estos centros de formación una educación de calidad con el fin de comprender los problemas agudos del mundo actual, caracterizado como sociedad del conocimiento, de la complejidad, de la información y de la movilidad.
No hubo un diseño de aquellos exigidos por la tradición del método científico. Sobre la base de un programa, se desarrolló una pedagogía de aprendizaje en las salas de clase que se mostraba como una aventura epistemológica, de muchos rodeos y desvíos constantes de caminos desconocidos, perdidos a menudo en el andar, propio también del profesor aprendiz. Era una revolución pedagógica, sin temor a los errores y los imprevistos propios de caminos escabrosos como éstos. El resultado final fue que con la implantación del nuevo paradigma,  los estudiantes lograron comprender la sociedad de una manera distinta a la tradicional, entendiendo su complejidad.

Palabras claves
Cartesianismo, sociedad de la movilidad, energocibernético, cibernavegante, holoestructura, complejidad

Introducción
Cada período histórico tiene su propia manera de ver la realidad. La educación expresa esa necesidad que se manifiesta en la formación de todos los profesionales, entre ellos los ingenieros y administradores. Esta necesidad de cambio paradigmático no siempre se realiza con la debida velocidad y urgencia. Es el caso de la superación del actual paradigma cartesiano de la sociedad industrial, por uno complejo de la nueva sociedad del conocimiento y la movilidad. Por el contrario, en nuestros países y sus sistemas educacionales sigue primando el paradigma lineal ingenieril cartesiano, que dificulta la comprensión del transcurrir de la historia de nuestras naciones. Ello hace necesario la construcción de una nueva forma de pensar, una nueva epistemología paradigmática de formación y educación que genera una nueva visión que sea capaza de comprender la nueva realidad que vive nuestro planeta. Desde esta perspectiva podremos transformar con firmeza la currícula de las escuelas de ingeniería y administración en nuestras universidades.

Capítulo l El paradigma cartesiano en la formación de los ingenieros

Morín (2011:142), afirma que en la base de la crisis de la humanidad existe una insuficiencia cognitiva. Se les señala a los estudiantes que este autor sostiene que “Nuestro modo de conocimiento no ha desarrollado suficientemente la aptitud para contextualizar la información e integrarla en un conjunto que le dé sentido”. Podemos afirmar que es una crisis cognitiva porque la ciencia que hoy predomina en la educación superior tiende sólo a estudiar la realidad, a indagar sobre el carácter científico supuesto de las distintas ciencias, su funcionamiento, sus fines de investigación. Es una epistemología que no teoriza sobre la propia ciencia, sobre ella misma, a pensar lo pensado, manteniéndose por ello sólo como epistemología de primero orden, contraria a una meta-epistemología de segundo orden. Estamos sometidos, según este autor, a la sobreabundancia de información, a la fragmentación y la compartimentación del conocimiento en disciplinas que no se comunican. Se le demuestra a los estudiantes que la hiperespecialización rompe el tejido complejo de lo real, y el predominio de lo cuantificable sólo busca asegurar en el sistema educacional lo que algunos llaman la “cientificidad” a través de la medición, ocultando las afectividades de los seres humanos y otras formas de evaluar.

Sotolongo y Delgado (2006), nos plantean que la figura epistemológica clásica de la modernidad es la unidad macrocosmos-microcosmos, donde se reivindica lo humano y lo terrenal. Se muestra a los discentes que en esta modernidad el sujeto humano pretende  apropiarse de la racionalidad, convertirse en sujeto que ejerce la facultad de su razón. Son un microcosmos, según estos autores, que se encuentran inmersos en el macrocosmos capacitados para la cognición y representación racional de su entorno irracional, y por estar unidos a él, pueden aprehenderlo en su racionalidad, en su existencia objetiva, re-presentándolos racionalizados.

Ambos autores denuncian que existe en la epistemología clásica de la modernidad una bipolaridad que hace emerger, por una parte, una posición en el pensamiento tradicional objetivante, gnoseologizante, en una relación objeto-sujeto que privilegia al primero. En este tratamiento de la realidad predominante en la sala de clases, se hace aparecer al suceso en cuestión como reflejado tal cual es, donde el sujeto es un sujeto de operaciones lógicas y metodológicas universales, que no añade nada al objeto investigado, reflejándolo y cuantificándolo tal “como es”. Estaríamos en presencia, según estos autores, de un sujeto “objetivado”. Pero se advierte a los alumnos y alumnas que al mismo tiempo, en la posición subjetivante o fenomenologizante se privilegia al segundo, es decir, al sujeto respecto al objeto. Los resultados de la investigación del suceso se encuentran en la conciencia del sujeto, sin tener en cuenta las características propias del objeto en cuestión. Sotolongo y Delgado dicen que es un fenómeno subjetivado. Podemos agregar que se aproxima mucho a posiciones solipsistas.

Se pone en alerta a los estudiantes que este enfoque trasladado a la educación, a la formación en general y de las escuelas de ingeniería y administración en particular, tanto la perspectiva gnoseológica como la fenomenológica con sus tratamientos hermenéuticos formal dicotómico de primer orden, en una sala de clases hace que en una investigación los alumnos hagan abstracción del contexto de la praxis y su influencia mediadora en los procesos cognitivos de los sucesos. Se formaría a los dicentes de ingeniería en una perspectiva fundamentalmente de objetividad “pura” con predominio de lo gnoseologizante, porque ellos buscarán expresar una re-presentación racional de los sucesos irracionales que dibujará en esa representación, con exactitud de espejo en la mente de los alumnos y alumnas de ingeniería y administración, sin ningún cambio provocado por la subjetividad del investigador, sin ninguna posibilidad de crítica de la forma en que re-presentas dichos sucesos.

Se destaca a Osorio (2012) ante los estudiantes, denunciando que los saberes institucionalizados en la ciencia separó la cultura científica de la humanista, provocando una escisión entre la vida humana y la vida del planeta y del universo, expresándose con mucha fuerza en la currícula de colegios y universidades. Buganza y Sarquis (2009) señalan que esta ruptura entre ciencia y cultura se ha consumado en los sistemas educacionales actuales. Los departamentos de ciencia y los departamentos de cultura en las instituciones educacionales se han separado. La ciencia no tiene acceso a la cultura de las ciencias sociales, y ésta al prestigio de la ciencia. Ambas culturas aparecen como antagónicas: la ingenieril respecto a las ciencias sociales, y viceversa. A partir de esta situación de divorcio entre ambas culturas, el sistema educacional ha transformado a los alumnos como sujetos de conocimientos en seres supuestamente capaces de observar su entorno objetivamente, independientemente de su propio pensamiento, incapacitados para trasponer epistemologías de primer orden y pasar a las de segundo.

Este autor plantea que el conocimiento re-presentacionista es una de las características de la epistemología de la ciencia clásica que predomina en todo el sistema educacional de nuestros países. Han transformado a nuestras sociedades en organizaciones con un paradigma que cree que puede reflejar en una imagen la copia fiel de su entorno real, transformándolo como presupuesto filosófico del conocimiento. El sujeto es pasivo, como el espejo para percibir esa realidad exterior. Locke (1982:110, tomado de Osorio 2012) lo señala de la siguiente manera: “Nuestra observación (…) es la que abastece a  nuestro entendimiento con todos los materiales del pensar. Cuando las ideas simples se ofrecen a la mente, el entendimiento no puede rehusar tenerlas, ni alterarlas cuando están impresas, ni borrarlas para hacer otras nuevas, de la misma manera que un espejo no puede rehusar, alterar o destruir las imágenes o ideas que los objetos puesto delante de él producen”.

Capítulo ll La formación ingenieril y la movilidad

Como un segundo paso metodológico, mostramos a los estudiantes de ingeniería y administración que la tecnología, según Venegas (2001), es la extensión del cerebro, es el despliegue de los procesos lógicos de la vida que nos permite avanzar hacia nuestro propio interior, hacia nuestro computador biológico. Este autor señala que hay que entender a los aprendices cibernéticos como viajeros del conocimiento, lógicos consumados que desafían la creatividad y hacen emergen nuevos campos de invención a través de sus múltiples interconexiones dialógicas en una infinita multi-direccionalidad. Los civernavegantes, de acuerdo a este autor, son diseñadores constantes de micromundos. Comprender a las TICs como prolongación del cerebro humano permite a los profesionales en general y a los ingenieros y administradores en particular, terminar con la alienación de los usuarios respecto de estas tecnologías.

En la sociedad de la movilidad se les señala a los estudiantes que los profesionales de las ingenierías pueden ser entendidos como seres energocibernéticos. Esto significa que  son holoestructuras, cuerpos que se prolongan  en las tecnologías que se ha creado como extensión de su cerebro y que se rehacen sin cesar. Son cuerpos que pasan de lo material a lo virtual y viceversa, y en su viaje van adquiriendo infinidad de formas como la luz y su propiedad multiforme de onda-corpúsculo (Venegas, idem). El ciberespacio es el ambiente que crea a este ser luminizado.  Los alumos y alumnas deben entender que la tecnología electrónica con sus computadores, redes de comunicación y ambientes virtuales son los sostenes del ciberespacio donde los profesionales de las ingenierías navegan como holoestructuras. En él, estos profesionales en su navegar incesante pueden unificar la tecnología, el conocimientos y la invención, los cuales se materializan es estos profesionales que transitan constantemente de ser material a ser virtual y viceversa, en hombres y mujeres tremendamente poderosos/as, más allá de lo que hoy día conocemos. Son profesionales que pasan de la tecnología a la inteligencia, a la sabiduría y a la invención, transformándose en este juego de pasos reales-virtuales-reales a través de la pedagogía lumínica en poderosos dueños de los nuevos secretos informáticos.

En la sociedad compleja de la movilidad, las tecnologías deben ser utilizadas en la enseñanza de las ingenierías como herramientas para pensar a pensar, desarrollar las fuentes del saber y avanzar en una verdadera sociedad del conocimiento. Los ciudadanos como aprendices se encontrarían en un proceso expansivo sin final de aprendizaje: viviríamos la época del mobile apprenticeship, un aprendiz de ingeniero en constante renovación de sus saberes. Los profesionales de la ingeniería lo intuyen, y de ahí se genera una relación amistosa con las TIC.

Insistimos a los estudiantes que nuestra época no es la era de la hiperespecialización. Ella ignora las potencialidades estratégicas respecto al desarrollo de nuevos conocimientos que las tecnologías tienen. Se trata de fortalecer las capacidades de pensamiento crítico de nuestros jóvenes ingenieros, utilizando conscientemente dichas tecnologías. En el plano educativo el aula de los ingenieros en formación, debe ser transformada en un espacio donde tutor y aprendiz -en un acuerdo ético-, sean capaces de darle movilidad permanente a los conocimientos para entender el mundo en que viven. Pero en este proceso se debe respetar al alumno/a (Luhmann, 1990) que aprende a partir de ellos mismos, de sus propios criterios en un cierre autorreferencial que hace que sus conductas no sean expresiones de un input exterior. La educación debe propender a que el aula se transforme en un verdadero centro cibernético de gestión de nuevos conocimientos innovadores por el aprendiz, transformadores constante de la sociedad.  les señala a los discentes que hay un proceso de des-automatización de la inteligencia y el cerebro, que ya no es sólo máquina supercomputante, sino que se transforma también en máquina que piensa, que crea su propia noosfera, y el conocimiento se transforma de organización computante en organización cogitante-computante (Morin, 2003) de gran mobilidad. Se advierte a los estudiantes que la relación de bucle entre la computación cerebral y la cogitación es fundamental, porque permite desarrollar en el aula estudiantil de los futuros ingenieros, una interrelación tutor/aprendiz  de lógica compleja, que busca asociar lo que la primera (la actividad computacional humana) disyunta, buscando la conjunción de lo separado artificialmente, coordinando palabras e ideas en discursos, sistematizándolas. El ingeniero como sujeto observante y conceptualizador es un ser cultural, y por ello toda realidad concebida no sólo se remite al objeto sino que también a ese sujeto cultural conceptualizador. Esto significa que los aprendices de ingeniería se producen y reproducen a partir de ellos mismos, configurándose a partir de sus propios medios, constituyéndose como algo diferente del medio.

En las escuelas de ingeniería, tutores y aprendices deben ser capaces de descubrir que los sucesos que investigan  están inmersos en un holomovimiento, donde lo que importa es la estructura de ese movimiento y la diversidad y la unidad del universo, desde donde emergen todas las formas de aquel. Todo suceso tiene “una tendencia a existir”, “una tendencia a ocurrir”, y la fuerza de esa tendencia es expresada en términos de probabilidades. Lo que sea ese algo, es materia de especulación. Estos sucesos tienen la particularidad, según Capra (2003), de actuar dentro del resto de otras densidades, creando con ello una variedad de estados posibles. Son sucesos o densidades que no actúan sólo como objetos, como movimiento de la materia, como partículas, sino que también con propiedades de ondas “en” la materia, dentro de ella trasmitiendo energía, información, “novedades”, ideas, nuevos pensamientos, transformando los sucesos en un proceso continuo de creatividad. Podemos decir que el campo donde el aprendiz desarrolla sus conocimientos es un continuum presente en todo su entorno. Es discontinuo pero también se constituye en densidades granulares. Es una realidad con estos dos aspectos contradictorios que se van transformando el uno en el otro.

En este concepto de campo encontramos infinidad de información como fuerzas de densidades diversas que se atraen o repelen. Son fuerzas que interactúan, y se atraerán aquellas que presentan estructuras parecidas de información, y se repelerán las que no presentan esas características. Se producirá en las primeras un intercambio de información donde la mobilidad del aprendiz y su capacidad de desarrollar nuevos conocimientos se desarrollará sobre la base de sus propiedades de sujeto cultural conceptualizador, desde su visión antropo-social-biológica y física. El aprendiz de ingenieria debe ser capaz de ver y elegir aquellas informaciones que lo circundan en su relación con las TIC, sus tutores, el resto de los aprendices, con los textos y con él mismo desde su propio cerebro que le mantiene oculta, no consciente una enorme información. El aprendiz está inmerso en una totalidad de información, está dentro de ella y las observa como una red interminable de interconexiones. 


Capítulo  lll Espistemología de la calidad de la educación y las ingenierías.

.Según Capra, (citado por Yanes, 2011), la calidad de la formación hace referencia al movimiento, a los procesos, a las funciones o al cambio, en especial a los cambios vitales importantes en una o varias áresa determinadas del conocimiento científico, aplicados epistemológicamente a la educación. Podríamos señalar que es una pauta dinámica estructurada de relaciones, definida de un modo direccional bajo la influencia de determinadas ciencias de punta. Desde esta perspecti va, la calidad del aprendizaje en el aula está determinada por una gran cantidad de factores que los aprendices de la ingeniería deben incluir en su currícula y su visión paradigmática, como los niveles actuales de desarrollo de la ciencia y la tecnología y sus derivaciones epistemológicas para el aprendizaje. La calidad del aprendizaje en el aula de los estudiantes de ingeniería también está determinado por el conocimiento que los aprendices pueden adquirir del vasto círculo de problemas sociales y morales que engendran los procesos anteriores referidos al desarrollo científico-tecnológico, así como también la producción de valores espirituales, de las relaciones de las personas entre ellas y con los intereses de la sociedad, las diversas visiones del mundo, producción de servicios, de la gestión en la producción de conocimientos, la eficacia y la eficiencia de las investigaciones científicas, el fortalecimiento continuo de los conocimientos previos, y los niveles de tecnologización e informatización de las diversas personas e instituciones, entre otros.

Las actuales visiones pedagógicas deben ser llevadas al aula de la ingeniería en los marcos de un nuevo programa con enfoque sistémico, holístico, tecnológico y complejo que permita entender la actual sociedad del conocimiento y la movilidad, en conocerla y saber vivir en ella. Sin embargo, algunos autores conservadores partidarios del paradigma cartesiano,  manifiestan que es óptimo desde el punto de vista de la calidad, que si se logra sólo universalmente la suficiencia de lectoescritura, de operaciones matemáticas simples, y tener encendido el fuego de la curiosidad, el rigor y la convivencia habría que darse por más que satisfechos desde el punto de vista de la calidad de la formación. Un tutor y un aprendiz de cualquier área de la educación, respetando por supuesto su nivel, con sólo competencias de “suficiencia” de lectoescritura, de operaciones matemáticas simples, y tener encendido el fuego de la curiosidad, el rigor y la convivencia, no nos da calidad en la educación. La calidad se consigue cuando se  manejan lecturas complejas teniendo como herramientas las visiones epistemológicas, como se muestra en la Tabla 1, de los grandes teóricos del pensamiento en los marcos de una sociedad altamente complejizada. ¿Operaciones matemáticas simples o complejas? Las operaciones matemáticas simples no llevan tampoco a la calidad de la educación ingenieril, porque los sistemas o los problemas que se observan son dinámicos, inestables y complejos. Los problemas van evolucionando por zonas de incertidumbre donde no reinan las leyes eternas de la física clásica. Para asegurar calidad de la educación, lo que los estudiantes de ingeniería deben dominar son también las estadísticas complejas, porque la realidad depende de muchas situaciones inciertas, debido a que cualquier variación del entorno del problema da muchas posibilidades de solución.

La educación debe reformar el conocimiento de los ingenieros en la perspectiva de un enfoque epistemológico y reflexivo, reintroduciendo en las formas de pensar la auto-examinación y la autocritica sobre sí mismo.  Esta reforma de la educación debe desarrollar un pensamiento que entienda la complejidad de lo real, la multidimensionalidad de los fenómenos, las relaciones, las interacciones y las implicaciones mutuas de todo lo que existe. Ya ciencias como la de la Tierra y la cosmología rompen el reduccionismo de la explicación por lo elemental, y asumen que las partes y el todo se generan y organizan mutuamente. La enseñanza de calidad de la ingeniería exige saber contextualizar, globalizar, multidimensionar, es decir, saber ser complejos en el pensar. La educación a través del pensamiento complejo nos puede entregar esas armas para lograrlo, porque él nos hace tomar conciencia de las contradicciones dialógicas que hay que afrontar.

Conclusión
El cambio de sociedad que vive nuestro mundo no ha sido seguido por  una  transformación de la manera de pensar en el sistema educacional en general, e ingenieril en particular. Se mantiene y profundiza la contradicción entre el nuevo mundo de la información, comunicaciones, movilidad constante y complejidad en que vivimos y la vieja forma de mirar: la visión cartesiana construida en la sociedad industrial. Ello mantiene la mala calidad de la educación. Hay que reemplazar la concepción newtoniana de un universo mecanicista regido por leyes absolutas por una concepción de cosmos auto-organizador en los marcos de la dialógica entre orden y desorden, de una biósfera y de ecosistemas de la naturaleza que tiene repercusiones en todas las teorías. Se trata de desarrollar una conciencia ecológica reintegrando nuestro entorno cósmico, ecosistémico y de la biósfera en nuestra conciencia antroposocial compleja.

Desde el punto de vista epistemológico, es la fundación de un pensamiento ecologizado que expresa la unidad de sus componentes físicos, biológicos y sociales.  Es contrario a la hiperespecialización de las disciplinas científicas, y exige un saber global competente, paradigmático complejo de la auto-eco-organización contrario al paradigma de simplificación y disyunción. La unidad planetaria de la sociedad, en fin, está orientada en la concepción del hombre como ser bío-físico-socio-cultural, donde la organización físico cósmica, según Morín, se inscribe en nuestra organización viviente, transformando todos los problemas y sucesos de la sociedad en una dimensión planetaria.

Podemos concluir que se trata de configurar calidad y complejidad de la formación de ingenieros y administradores como la posibilidad de desarrollar capacidades en los alumnos para que éstos puedan solucionar en el aula, en una alianza estratégica y ética entre tutores y aprendices, los diversos problemas que nos plantea el desarrollo de la humanidad en su actual etapa de movilidad y del conocimiento, sobre la base de paradigmas complejos, sistémicos y transdisciplinares.

Referencias
Buganza, J., Sarquís, J. (2009).  La teoría del conocimiento transdisciplinar a partir      del Manifiesto de Basarab Nicolescu Argentina: Fundamentos en Humanidades Universidad Nacional de San Luis – Argentina Año X – Número I (19/2009) pp. 43/55.
Capra, Fritjof (2003)  Sabiduría Insólita Barcelona: Kairós.
          Luhmann, Niklas (1990) Sociedad y Sistema: la ambición de la teoría. Buenos Aires:
         Paidos.
          Morin, E., Ciurana, E, R., Motta, R. (2003). Educar en la  Era  planetaria.
         Barcelona: Editorial Gedisa. Morin, Edgar (2003)  El Empeño Multidimensional
         México: Anthropos Editorial
          Morín, E. (2011) ¿Cómo vivir en tiempos de crisis? Buenos Aires: Nueva
           Visión.
        Osorio, G., Sergio, N. (2012) El pensamiento complejo y la Transdisciplinariedad: fenómenos emergentes de una nueva racionalidad. Bogotá. Colombia Revista Facultad de Ciencias Económicas: Investigación y reflexión, Volumen XX, N° 1, junio 2012, pp.269-291. Universidad Militar Nueva Granada.
    Venegas, Julio (2001) “Timoneles del Futuro” Santiago de Chile:LOM Ediciones. Santiago de Chile.
Capra, F., ver en Yanes, J.(2011)  La OCDE y la crisis de la educación en
           Sotolongo C., Pedro L., Delgado, C.  (2006) Capítulo III. La Epistemología
           Hermenéutica de segundo orden. En publicación: La revolución
           contemporánea del saber y la complejidad social. Hacia unas ciencias
          sociales de nuevo tipo.  Red de Bibliotecas virtuales de Ciencias
          Sociales de América Latina y el Caribe de la red CLACSO
          Visitado el 18 de mayo de 2014
          Yanes, G., Jaime (2014)  http://www.pensarlopensado.com/


Anexo
SYLLABUS

ASIGNATURA
Teoría de las Ciencias

NIVEL
Tercer Nivel

PROFESOR
Jaime Yanes Guzmán

El semestre contempla 16 semanas de clases y dos semanas de evaluación final (Prueba Global y Examen).
·         32 sesiones semestrales para las asignaturas que tienen dos sesiones semanales. En la sesión 31 en forma obligatoria se debe realizar la Prueba Global (prueba escrita), y en la sesión 32 el Examen, en caso de existir alumnos que lo requieran.
·         16 sesiones semestrales para las asignaturas que tienen una sesión semanal. En la sesión 17 en forma obligatoria se debe realizar la Prueba Global (prueba escrita)  y en la sesión 18 el Examen, en caso de existir alumnos que lo requieran.

SESION
CONTENIDOS
BIBLIOGRAFIA

1
Interactividad (Formación Integral)
Venegas, J. Timoneles del Futuro

2

Interactividad (Formación Integral)
Venegas, J. Timoneles del Futuro

3

Interacción (Formación Integral)
Venegas, J. Timoneles del Futuro

4
Interacción (Formación Integral)
Venegas, J. Timoneles del Futuro

5
Tecnología Electrónica (Formación Integral)
Venegas, J. Timoneles del Futuro

6
Tecnología Electrónica (Formación Integral)
Venegas, J. Timoneles del Futuro

7
Paradigma Newton-Cartesiano (FI)
Capra, F. Sabiduría Insólita

8
Paradigma Newton-Cartesiano (FI)
Capra, F. Sabiduría Insólita

9
Paradigma Cibernético (FI)
Capra, F. Sabiduría Insólita
10
Paradigma Cibernético (FI)
Capra, F. Sabiduría Insólita
11
La Ciencia
Feyerabend, P. Diálogo sobre el Método
Feyerabend, P. Límites de la Ciencia
12
La Ciencia
Feyerabend, P. Diálogo sobre el Método Feyerabend, P. Límites de la Ciencia

13

La Ciencia
Feyerabend, P. Diálogo sobre el Método
Feyerabend, P. Límites de la Ciencia
14
La Educación y el Académico
(Entrega Primer Paper por Internet)
Feyerabend, P. Diálogo sobre el Método
Feyerabend, P. Límites de la Ciencia
15
La Educación y el Académico
Feyerabend, P. Diálogo sobre el Método
Feyerabend, P. Límites de la Ciencia
16
Paradigma
Kuhn, T. S. La Estructura de las Revoluciones Científicas
17
Ciencia Normal
Kuhn, T. S. La Estructura de las Revoluciones Científicas
18
Anomalías, Reglas, Reformulación de Paradigmas
Kuhn, T. S. La Estructura de las Revoluciones Científicas
19
Teoría
Schwartzmann,F. El Discurso del Método de Einstein

20
Ciencia
(Entrega Segundo Paper por Internet)
Schwartzmann,F. El Discurso del Método de Einstein

21
Cosmología
Schwartzmann,F. El Discurso del Método de Einstein

22
Epistemología
Schwartzmann,F. El Discurso del Método de Einstein

23
Universo
May, P. Todos los reinos Palpitan en Tí
24
Cosmos
May, P. Todos los reinos Palpitan en Tí
25
Teoría de Sucesos
Hawking, St. Historia del Tiempo
26
Teoría de Sucesos
Hawking, St. Historia del Tiempo
27
Segundo Principio de la Termodinámica
Prigogine, I. El Nacimiento del Tiempo
28
Segundo Principio de la Termodinámica
Prigogine, I. El Nacimiento del Tiempo
29
Sistema, Autopoiésis y Autoreferencia
(Entrega Tercer Paper por Internet)
Maturana, H y Varela, F. De Máquinas y Seres Vivos.
Apuntes de Clases
30
Sistema, Autopoiésis y Autoreferencia
Maturana, H y Varela, F. De Máquinas y Seres Vivos.
Apuntes de Clases
31
Prueba Global

32
Exámen





sábado, 27 de diciembre de 2014

ENSEÑAR Y APRENDER EN EL KAIROS EDUCATIVO Una mirada desde la didáctica compleja a la clase escolar comeniana

REVISTA ARBITRADA DEL CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y ESTUDIOS GERENCIALES A.C. (BARQUISIMETO - VENEZUELA) ISSN: 2244-8330 DEPÓSITO LEGAL: ppi201002LA3492 / GONFIANTINI, VIRGINIA / ENSEÑAR Y APRENDER EN EL KAIROS EDUCATIVO. UNA MIRADA DESDE LA DIDÁCTICA COMPLEJA A LA CLASE ESCOLAR COMENIANA / Año 5 Nº 2 [29-43] FECHA DE RECEPCIÓN: 16jul2014 / FECHA DE ACEPTACIÓN: 04sep2014

Ver artículo en el siguiente link:

http://www.grupocieg.org/archivos_revista/5-2-3%20(29-43)%20Gonfiantini%20%20noviembre%2014_articulo_id155.pdf
 www.grupocieg.org Email: publicaciones@grupocieg.org

Gonfiantini, Virginia

RESUMEN

El presente artículo pretende, desde la epistemología compleja y desde una mirada didáctica y dialógica, ecologizar la clase escolar comeniana. Se trata de teorizar sobre la misma a la luz de la modernidad que la vio surgir y desarrollarse, fiel al espíritu revolucionario de Comenio y del siglo XVII. El devenir hace que tengamos que re-fundar la clase escolar desde un nuevo lugar. No podemos seguir analizando lo que hoy sucede en ella con las categorías de análisis de antaño. Necesitamos renovar categorías contextualizadas en el actual momento histórico-social-cultural-económico-glocal y es el pensamiento complejo -desde una mirada transdisciplinaria- quien nos ayuda a enseñar y aprender desde otro lugar, el kairos educativo, nuevo espacio educativo y multidimensional don-de algo importante sucede.

PALABRAS CLAVES: epistemología compleja, didáctica, clase escolar, refundar, kairós educativo

ABSTRACT
This article aims at contextualizing Comenius school class, from a complex epistemology and from a didactic and dialogic perspective. The idea is theorizing about such school class in the light of modernity, which has seen its emergence and development, true to the revolutionary spirit of Comenius and of the 17th century. Becoming creates the need to refound the school class from a new place. We cannot continue our analysis of what is happening today in such class with the same old analytical categories. We need to renew these categories, contextualizing them in the current historical-social-cultural-economic-glocal situation; and it is complex thought, from a transdisciplinary perspective, that will help us teach and learn from a different place, the educational Kairos, a new educational and multidimensional space where something important happens.

KEYWORDS: complex epistemology, didactics, school class, refound, educational Kairos

Gonfiantini, Virginia. Cientista de la Educación, por la Universidad Nacional de Rosario (Argentina), Mas-ter en Educación, Evaluación y Acreditación por la Universidad del Salvador (Argentina) y Doctora en Pensamiento Complejo. Multiversidad Edgar Morin. (Hermosillo. Sonora. México). vgonfiantini@hotmail.com

domingo, 14 de diciembre de 2014

Revista Co.incidir dirigida por el médico psiquiatra, escritor y poeta Luis Weinsten



http://coincidirnuevas.blogspot.com/p/coinc.html
Buscar en google la Revista Co.incidir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger