sábado, 21 de septiembre de 2013

¡Es hora de cambiar la historia de nuestro pensamiento!

Jaime Yanes Guzmán
Presentación del libro “Amor Sideral en 
Santiago de Chile, Bogotá, Madrid y Sevilla
De agosto a septiembre 2013

Fui creado a imagen y semejanza del universo y mi propia naturaleza y mi vida se desarrolla en mi vibrar con el todo, en mi integración a la naturaleza y su ética. Vivo el realismo sideral ligado a lo más alejado y diferente,  en  interacción constante con todos los elementos sin reconocimiento de partículas últimas  como base fundamental de la matriz de mi vida, pero entendiendo que cada elemento de mi ser más íntimo contiene la totalidad de ese universo. Mi mente, mi lenguaje, mi cosmovisión y mi cuerpo son sólo aspectos aparentemente distintos de un mismo todo que se nos muestra autoexistente y con holomovimiento universal,  fundamento primario de todo lo que existe.
En mis aventuras siderales pareciera que fuera desintegrado en viajes sorpresivos por atajos increíbles que me hacen visitar aquellos lugares de donde viene ese hombre americano...todos los hombres....toda la vida...tú y yo...y como ser de evolución irreversible con sentido de autoconstrucción de nuevas estructuras mentales y corporales para mantener mi equilibrio  frente a las  perturbaciones caóticas de mi entorno, retorno una y otra vez transfigurado, conteniendo esa fuerza espacial que se manifiesta en mis versos...así he sido toda la vida sin saberlo...así soy hoy sabiéndolo..
Doy vida, entonces, a esta paradigma de textos educacionales  y poesía como un relato onto-epistemológico de lo humano, una narración que nos recuerda el origen sideral de nuestra existencia, el sentido, la esencia de nuestro cuerpo y nuestra mente como creación producto de explosiones estelares ocurridas hace millones de años en los cielos cósmicos que creó al final la propia vida, y que tomó la forma de humanos, que materializa el cosmos con conciencia de su existencia. Es una poesía que nos devela la idea de nuestro ser de humanos como autocreándose constantemente, y en esa autorganización y recreación sin cesar vamos cambiando como el propio cosmos cambia. Es un relato, como dice Luis Wienstein, que ve la patria planetaria desde lo inmenso del espacio sideral. Ya no es la mirada local hacia el cosmos con esa fatal actitud presumida del ser ya creado definitivamente. Somos hechos, entonces, a imagen y semejanza de los cielos siderales, sostenidos por el alimento cósmico primigenio, partículas obscuras que son las verdaderas energías que nos sostienen. Con nuestros cuerpos celestes emprendemos viajes siderales amorosos y eróticos sin puntos de partida y de llegada,  y donde nunca somos los mismos. Somos creación de fuerzas gravitacionales y explosivas que dan vida carnal a nuestros cuerpos. Humanos

Pero ciegos de nuestro origen hemos creado nuestras propias cavernas que nos ha colocado a un paso de la autodestrucción. No comprendemos lo que nos sucede porque parafraseando a Hegel citado por Morín (2011:19), “El ave de Minerva (de la razón) (sólo, n. del a.) levanta el vuelo en el crepúsculo del atardecer”. Por ello vamos siempre muy detrás de lo que nos sucede. Si queremos salvar la especie, ¡es hora de cambiar la historia de nuestro pensamiento!

¡Y en este marco de ceguera, denuncio la mía con fuerza!

Laberinto 
Viví oculto en las profundidades de la tierra
Encarcelado en habitaciones no vinculadas
En un mundo circular de analogías
Desconociendo sus infinitas posibilidades

¡Y surgen las primeras preguntas en mi encierro!

Complicidad

No ves la luz en las tinieblas?

No sientes sus gemidos en el silencio?

No percibes sus vibraciones en tu inmovilidad

No sospechas la complicidad de la puerta?

Que ciegos de espíritu soy….


¿Por qué esta ceguera?

De Insurgencia contra el método
Practicismo
I
Formados en el fundamentalismo
fragmentador del espíritu y la materia
negando la relación entre las distintas esferas de una misma vida
Hay que idolatrar la ciencia y su método de precisión
Asumir la visión mecánica del mundo
Con predominio de la racionalidad instrumental.

IV
El modelo mecanicista del mundo industrial
Es como un terrible Dios omnipotente y omnipresente
Un tirano que gobierna el mundo
Imponiendo su ley divina como leyes de la naturaleza
Ya hechas definitivas y para siempre
Un mundo eterno y acabado
Sin posibilidades de transmutación.

Y esta ceguera epistemológica de la racionalidad contemporánea nos impide ver los actos de creación de esas explosiones de estrellas en nuestro propio planeta…

Ceguera
Pero si las flores vibran!
Hablan en su lenguaje espontáneo
Sentidla como nos señalan los orígenes
Nuestros vínculos siderales.
Nos llaman a abandonar  nuestra ceguera
De seres-hombres aislados
Nos susurran nuestra pertenencia
A gaia, la madre tierra
A reconocer nuestra estructura biológica
Y nuestros orígenes cósmicos...
Nos  invitan a ver lo que miramos
Si no será demasiado tarde...
Y una nueva catástrofe
Caerá sobre la vida en nuestro planeta...

Miremos La Patagonia, la última creación de nuestro hogar sideral en la Tierra…..
De Patagonia Herida!
Patagonia, acontecimiento cósmico
Confluencia de energías distintas
Manifestación de materias complejas
Desarrollo constante de información sideral
Unidad integrando la diversidad
Evolución infinita en su expansión
Cobijo amoroso de vida
Todo en constante autoregeneración
Organización mental de pautas cósmicas
Donde la vida se expresa como suceso cuántico
Sustrato fundante de la energía espacial
Futuro cambiante desde la nada misma
Biodiversidad misteriosa, perfecta
Expresión cosmológica de belleza

Somos el producto del amor de las estrellas?
¿Si el universo se mueve en torno a su unidad y el pensamiento y la inteligencia humana son parte del ser universal, no nace una nueva mirada, una epistemología de segundo orden, compleja, sistémica y transdisciplinar que realiza actos poéticos, creadores para entender mejor la necesidad de una nueva educación, que mire lo humano y la vida desde las estrellas, esas explosiones estelares que contienen los elementos primigenios de la vida toda y de todo lo que existe, la de los humanos y su entorno y nos debiera enseñar a convivir con ellos sin destruir?
        
¿Cómo son nuestros orígenes estelares?
Las estrellas nacen a partir de nubes interestelares que se contraen por su propia atracción gravitacional. Y luego ese colapso se detiene cuando comienzan las reacciones nucleares en el interior y ahí se alcanza un equilibrio.

La estrella parte su vida transformando elementos químicos originales muy simples: hidrógeno y helio (con los que comenzó el Universo) en elementos más complejos como el carbón, el hierro y el calcio.
Con una explosión de estas supernovas estos elementos son devueltos al espacio a través de una supernova que explota y ese material se mezcla con los existentes, dando origen a una nueva generación de estrellas, y de planetas como la tierra.
Sin esa explosión de supernovas no se habría formado un planeta como la Tierra, porque son portadoras de elementos químicos y materia prima para que se forme la vida, incluida la conciencia. Es una muerte que da vida, parte de un ciclo estelar.


Todo lo que escribo tiene esa mirada!
¿El origen está en nosotros? ¿De dónde venimos? ¿No es acaso de un largo viaje interestelar con materias primigenias de polvo de estrellas que contenían todos los elementos para formar primero el planeta, luego un entorno adecuado para la vida y más tarde la propia vida inteligente como el cosmos consciente de sí mismo? ¿No somos acaso seres meta-organizados como auto-eco-organización viviente de constitución físico-química que se metamorfosea y va adquiriendo cualidades nuevas que nos diferencian pero siempre en los marcos de la totalidad, de las demás formas de vida transformados en una estructura disipativa con capacidad cognitiva?
Somos auto-creados y aunto-constituidos por el polvo de estrellas de explosiones estelares. Partimos como movimiento de micro objetos corpusculares en determinados espacios, y este movimiento depende del entorno al cual pertenecen. Pero sin perder su relación con el todo.
Y las relaciones de estos micro-objetos con el todo son de incertidumbre en alto grado indeterminadas. Es un todo integrado que no es una simple suma de partes.
Entonces el origen está en nosotros mismo cuando en este largo proceso de evolución de millones de años nos transformamos en estructuras autopoiéticas autoreferenciasles. Somos hijos del amor sideral, del amor de las estrellas que nos recuerda que debemos convivir con toda aquella variedad creada en esta copulación estelar.
Podemos afirmar junto con la antropóloga chilena Patricia May que el ser humano es el ser que florece en la reflexión. Lleva en sí una historia de millones y millones de años, de estrellas y piedras, de continentes y mares, de instinto, de búsqueda. El ser humano es el universo que se mira a sí mismo y, sorprendido, se da cuenta de que existe.

¿Podemos continuar en esa ceguera que nos lleva aceleradamente a la autodestrucción de nuestra especie humana? Nos han formado en un método que nos impide ver esta realidad, la de ser auto-creados y auto-constituidos!

Insurgencia contra el Método
El Método
I
Sabrán sus acérrimos partidarios
Que en la vida hay más movimiento
Que los supuestos por cualquier punto de vista?
Que las metodologías artefactuales sólo dan a conocer
Relaciones entre experiencias sensibles?
Y que todos los principios
Por muy eternos que parezcan
Mañana serán olvidados?
Se imaginan los “gerentes” de la educación
Que los grandes modelos
(o los diseños rigurosos)
No resuelven los grandes problemas?
Sospechan todos ellos
Que son simples empresarios
que se atienen sólo a programas ya anticuados?
Tienen claro los académicos tradicionales
Que la racionalidad
Debe recrearse sin cesar?

Metodólogos
I
Cuando entremos en la insurgencia
E incendiemos los íconos
De los modelos pedagógicos enrarecidos
De los diseños rigidizados
De la inteligencia parcelada,
Por los metodólogos mercantilizados
No será una batalla sin el sueño de la victoria
Destruiremos las rutas calcinadas
Como prehistoria del espíritu humano
Nueva edad de hierro planetaria
Impuesto por los operadores oficiales educativos

¡No hay otro modo de sobrevivir sino penetrando en los misterios de la vida!

Misterios
I
Los misterios de la vida 
Como fractales espaciales
Se multiplican persistentemente
Navegamos por heteróclitos estados, 
Por caminos que nos llevan a intuir
El orden implícito, no visible,
Que vela tras la aparente realidad
Apenas se atisba en lo más recóndito del ser

¡El vínculo con el cosmos, con lo sideral, con lo originario de la vida es el camino para el reencuentro con lo humano!

Cosmos
Mi vínculo con el cosmos
La permanencia en la totalidad
Me redescubre los caminos de la vida
Retorno del espacio sideral
Vigorizado por la fuerza de las estrellas
Somos expresión de la totalidad
Aunque la vida nos llene de paradojas
Pero los impulsos de la ternura
Invaden los rostros de sonrisas
De aceptación mutua con el otro y la otra
En lucha común por la vida
Llena de vitalidad sideral

       Una nueva manera de ser
El caballo alado de estos vuelos siderales con sus impulsos galácticos debe liberarnos de las obscuridades del tiempo que nos envuelven. Era como si billones de años se desintegraran y la vida del cabalgante se reciclara con potentes energías, reconstruyendo así su valiosa corporalidad y su mirada de futuro.
Había sido reconstruido por la lógica intrínseca de la propia naturaleza, manteniendo su organización sistémica pero cambiando las regularidades que fijaban el  nuevo transcurrir de sus sucesos. Emergían en este andar distinto nuevas contradicciones que lo empujaban  a penetrar en el futuro, en la esencia de los nuevos tiempos que se le insinuaban provocadoramente. Eran las complejidades de las formas reales-virtuales de la vida que le insinuaban caminos sinuosos como selvas o bosques casi impenetrables del norte o del sur de nuestro hemisferio.

Entonces de nuevo haremos el amor como lo hacen las estrellas!!!
Viaje cósmico

I.              Mirada luminosa
Como María Celeste (1)
Guiaste  mi viaje cósmico
Penetré  el espacio profundo
A través de tus ojos
Como luminosas azules
De brillo intenso y vida breve
Progenitoras de la vida cósmica
Rodeado de partículas  de sensualidad
Que con sus vibraciones
Me hacen navegar
Entre nubes espaciales
De arcoíris de fuego
Y galaxias celestes
Como tu mirada y besos
De Calipso profundo
Viaje estremecedor
De pasión  envolvente
De deseos y sueños
De incertidumbres y riesgos
Que recuerdan tu presencia
De cuerpo grácil y esbelto

II.            Caminos rojizos
Penetro en mareas galácticas insólitas
Por ondas vibrantes de vida
En dimensiones desconocidas
Por caminos que tu mirada me señalan
 Brillantes como tus ojos
Descanso entre pétalos de luces diversas
Que invocan aromas de flores cósmicas
De tu cuerpo en espiral
Colores que  empujan intensamente
En penetraciones lumínicas
Atajos espaciales diseñados
Por tus pasiones soñadas
Que me llevan a lo aún  no pensado
Navego en tu mirada suave y ondulante
Como en un mar de musas celestiales
Que multiplican tu presencia
Entre miles de galaxias alucinantes
Camino por estrellas fugaces
Que recuerdan tus pasos terráqueos
Reflexiones multicolores
De tu cuerpo rebelde
Bosque de araucarias penetrante
Colina de cerezos en flor
Mar borrascoso de  fiordos australes
Piel de verbena satinada
Como la Patagonia en primavera
Apariencia infantil  idílica
De trasfondo rojizo fundador

III.           Renacer
Sentí tu mirada profunda
De alertas misteriosas
Como desorden espacial
 Sucesos intensos
Movimientos voluptuosos
Curvas que anonadan
 Explosiones de energía
Sangre que fluye a flor de piel
Que emerge de edades desconocidas
De los bordes alejados del universo
Mirada de pulsaciones potentes
Que recorre lejanías extremas
Como tu  cuerpo rojo veloz
De intensa expansión galáctica
Mirada dulce fulminante
Alineada en un entramado
Con tu figura frágil insinuante
De matriz que provoca
Labios ondulantes
Que insinúan  nubes y lluvias
Reducto húmedo
De pasiones trepantes
De belleza azul poético
Desnudez de ríos nacientes
Que recrea sin cesar la vida
De materias obscuras desconocidas
Como pétalos delicados
Inspiración sacerdotal
De luz celeste blanquecina
IV.          Retorno
Viví mi caminar por el espacio
Como Danza cósmica vinculante
 Cascadas de lluvia de energías
 Marcaron tu presencia
En consumación amorosa
Flujo central de mi existencia
Fue como la danza de dos cuerpos
Pautas que fortalecieron mi identidad
Viajé por el pasado y el futuro
Recorrí dimensiones diversas
Me defendiste del colapso definitivo
Resistí rayos de luces destructoras
Seguí tus  huellas de retorno
Dinámica estructurada de relaciones
Marcado por tu sentido de dirección
En un tiempo imaginario
Conservando mi autorecreación
 Viaje sin fronteras ni bordes
Ni espacios ni tiempos
Te sentí fragmentada en el universo
 Semejante siempre a ti misma
Vi fracciones con tus detalles aproximados
En los  espacios cósmicos que te contenían
Entonces retorne sin ser destruido
Protegido por tus energías de vida
Fractales amorosos que guiaron mi retorno
Como holoestructura sobrenatural
Trasmuté mi virtualidad en realidad
Y regresé a mi punto de partida
Luego de años luz de aventuras
---------------María Celeste, mascarón de proa que se encuentra en la casa de Pablo Neruda en Isla Negra. Bella mujer de ojos claros, tez blanca y ropaje celeste.


¡Y los besos volverán a ser siderales, como el amor!


Besos
II. Cometa
Como un cometa en conjunciones erráticas
Busco el tañir de tus besos,
Sus sueños exploradores,
El amor huracanado que llama insistentemente
En un lecho de pétalos de calafates,
Cobijado por las hojas de las nalcas
Vientre de afrodita en bosques embravecidos 
Cerezos en flor que bailan lascivamente,
Besos desolados te esperan
En las playas de nubes y lluvias del sur,
Besos suaves de algas marinas
Contemplan el baile lascivo de tus caderas,
Como espectáculo paradisíaco
Que castiga a mis ojos atrevidos,
Descansando en  recodos de fiordos tranquilos

Mirada Azul/
Oh azul, azul de los poetas,
De aquellos que presienten la vida
Más allá de la vida
Seres que sueñan lo que otros no ven
Azul eterno de un cosmos lleno de fuego/
Creador del sentir poético de la vida


0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger