domingo, 25 de agosto de 2013

Alianza estratégica en la comunidad de aprendizaje formada por tutores y aprendices


Mundo actual, agosto de 2013

Introducción

                 Lo que la Dirección del Magister Complejidad y Calidad de la Educación pretende con estas recomendaciones a los tutores y aprendices, es entregar criterios generales de cómo realizar actividades pedagógicas en una estrategia común de colaboración en el aprendizaje entre los protagonistas fundamentales de este Magister: tutores y aprendices.

Nos inspira no un enfoque tradicional cartesiano sometido a rígidas normas de medición en una relación causa/efecto absolutizada, en el predominio del criterio del análisis de las partes para entender el todo o que lo válido se acepta sólo cuando se aplica repetidamente a un mismo objeto. No hacemos nuestra la máxima cartesiana que los datos observables representan objetivamente a los conceptos o que determinadas variables juegan un rol de causalidad determinista para luego ser operacionalizadas y medidas.

La nuestra es una nueva epistemología con una mirada a la realidad que proviene desde la física cuántica y otras ciencias de punta en la cual no existen variables últimas como bases fundamentales de un suceso. El suceso, el objeto de estudio es sólo una abstracción de una totalidad aún no conocida por dificultades ontológicas y epistemológicas. Se plantea un supra-realismo local o singular de la no-localidad y a su interacción constante entre sí sin un sentido determinado.
           
           
En esta alianza estratégica entre tutores y aprendices en el proceso de aprendizaje y generación de nuevos conocimientos, ambos deben propender a lo siguiente:

  1. Tutores y aprendices deben desarrollar el conocimiento desde lo menos complejo a lo más complejo, entendiendo la realidad como movimiento de estados posibles donde ésta se modifica por influencia de sucesos débiles que transforman constantemente la globalidad de la red interrelacionada de las cosas;
  2. Ambos aliados deben comprender que cada suceso se mueve con un trasfondo de realidad que no conocemos bien y la presentimos separada porque disjuntamos esa realidad;
  3. Tutores y aprendices  tienen que descubrir el holomovimiento al cual pertenecen los sucesos que se investigan, privilegiando la estructura de ese movimiento y la diversidad y la unidad del universo;
  4. Los componentes de un suceso no pueden ser medidos con exactitud. Por ello los protagonistas de esta ali8anza tiene que asumir que la emergencia de estos sucesos se desarrollan con grados de incertidumbre;
  5. Los valores de un suceso que emerge al ser observado por tutores y aprendices no pueden ser establecidos con excesiva claridad, porque éstos no tienen una determinación absoluta y porque su emergencia vive un proceso continuo de re-creación, donde tutores y aprendices juegan un rol fundamental;
  6. Los diversos sistemas que constituyen la realidad cambian constantemente porque son sensibles a las perturbaciones del entorno que lo circunda. Por ello tutores y aprendices deben entender estos sucesos sistémicos como objetos de mucha variabilidad que sufren transformaciones que los hacen variar hasta en sentidos contrarios a lo que eran;
  7. Sin embargo, tutores  y aprendices deben generar conocimientos que a pesar que tienden a desordenarse, poseen señales que permitirá predecir la dirección en que se mueven los sucesos de esa realidad;
  8. Los sucesos suceden en un punto específico en el espacio-tiempo de nuestra sociedad, aumentando la densidad de los elementos que lo componen y dando lugar a un problema singular. Tutores y aprendices deben ser capaces de descubrir esta forma de manifestarse de los problemas;
  9. Los sucesos se mueven influenciados por el avance del tiempo que influye en ellos aumentando su entropía y complejidad; por la mirada de los propios tutores y aprendices a través de sus visiones, y, la propia dirección de la sociedad o totalidad a los cuales pertenecen;
  10. Predecir resultados de medida de una magnitud física que se está observando tiene un carácter probabilista indeterminista.  Por ello tutores y aprendices deben centrar sus resultados fundamentalmente en distribuciones de probabilidades en cada caso;
  11. En la época actual los medios de comunicación separan el espacio del lugar local a través de la interactividad comunicacional de los que no están en el mismo lugar. Esto crea lo que se denomina desanclaje por comunicaciones entre “ausentes” en aparentes espacios vacíos”, sin referencia a localidades concretas, dificultando la comprensión entre lo local y lo global. Esto debe ser atendido por tutores y aprendices;
  12. Tutores y aprendices deben manejar la sociedad red de tal manera que consigan utilizar nuevos sistemas conceptuales para sortear con éxito las perturbaciones del entorno que crea permanentemente situaciones nuevas, sorprendentes;
  13.  El aula virtual en un lugar de acciones donde aprendices y tutores fundan sus relaciones a través de conversaciones, en espacios abiertos con ausencia de verdades absolutas, con presencias legítimas de todos y cada posible negación de unos con otros sea responsable;
  14. El aula virtual se transforma en un sistema cerrado sobre sí mismo por los límites culturales de aprendices y tutores, y que toda perturbación desde el exterior en asimilada como componente propio a partir de la cultura de sus integrantes;
  15. El tutor debe asumir que en el aula contemporánea la instrucción ya no es válida, que los aprendices no son seres triviales que se comportan y rinden a través de output deseados por Académicos producto de la información o input que éstos les entregan;
  16. El aprendiz es un generador de conocimientos, y el tutor debe potenciar esta característica del aprendiz por medio de componentes inteligentes para detectar y conocer las perturbaciones del entorno;
  17. El aula virtual vive rodeada de un entorno tecnosocial que provoca reacciones inesperadas en los aprendices. El tutor debe ser capaz de comprender esta apropiación social que realizan los aprendices que provoca fuertes interacciones con otros aprendices, con los propios tutores y con diversos contenidos. El tutor debe gestionar adecuadamente esta nueva situación para generar nuevos conocimientos en el aprendiz;
  18. Los aprendices se potencia como seres energocibernéticos y antocaosógenos cuando emerge en el aula la interactividad dialogal entre personas y el PC, creándose las posibilidades de generar objetos textuales nuevos en el aula, como asimismo actividades autoestructurantes y autocreativas en el propio aprendiz;
19.   El aprendiz es un ser autoconsciente. La tautología cognoscitiva explica la capacidad que tienen los aprendices de crear mecanismos explicativos. El tutor debe fortalecer estos conocimientos previos porque el contenido del conocimiento es el conocimiento mismo, no especificado por variables independientes;
20.   Los aprendices  son “máquinas no triviales” con cierre autorreferencial ,  y por ello el tutor debe aplicar su didáctica a fortalecer continuamente los conocimientos previos de los aprendices, porque de ello depende la generación de los nuevos conocimientos;
21.   Los aprendices tienen propiedades autopoiéticas que implica que se reproducen a si mismo por sus propios medios, especificando ellos cuales son los cambios que asumen. El tutor debe respetar esta orientación de manera estructural y no ocasional hacia el entorno de los aprendices;
22.   El aprendizaje es  más bien aprender el proceso de aprender de  los aprendices  vinculado a sus propias vidas en una acción colaborativa con los demás aprendices, donde el tutor juega el rol de guía;
23.   El nuevo conocimiento del aprendiz debe ser reflexivamente considerado. Esto implica que el tutor cree condiciones en el aula virtual para que el participante avance en su actividad computante, y que en un proceso posterior casi inmediato y simultáneo, este aprendiz con la guía del tutor avance en un proceso de cogitación, asumiendo una reflexión crítica del nuevo conocimiento, pensar lo pensado, organizándolo de otra manera;
24.   Los aprendices son amistosos con las tecnologías, son viajeros del conocimiento, lógicos en busca de la creatividad a través de múltiples interconexiones dialógicas. El tutor debe facilitar la multidireccionalidad de la búsqueda de los aprendices;
25.   Los aprendices tienden a ser holoestructuras como cuerpos que se prolongan en las tecnologías como extensión de su cerebro. Son seres que transitan de lo material a lo virtual y viceversa. El tutor debe favorecer esta situación constantemente para facilitar la creación de nuevos saberes;
26.   El aprendiz es un ser anticaosógeno  capaz de producir cambios en su estructura cultural y física para superar perturbaciones a las que está expuesto. El tutor debe potenciar esta propiedad del aprendiz;
27.   El aprendiz como ser complejo desarrolla sistemas adaptativos para enfrentar perturbaciones del entorno, pero siempre conservando sus propiedades autopoiéticas y de identidad. El tutor debe facilitar este proceso;
28.   Un aprendiz creador es un ser humano que hay que aceptarlo en su doble dinámica: interna donde todo lo que les pasa se refiere a ellos mismos, y relacional, abiertos al entorno que les permite autorealizarse y autocrearse. El tutor debe abrir caminos para que esto suceda;
29.   Los aprendices son creadores que aprenden en convivencia, superando el egoísmo, la competitividad, la exclusión, la negación y la agresión. El tutor debe fortalecer este ambiente creador;
30.   Los aprendices creadores, asistidos por sus tutores, construyen su mundo desde sí, hacen lo que hacen desde su propia reflexión crítica y problematizadora, deben de pensarlo todo y hacer lo que se requiere desde su conciencia social y ecológica;
31.   Los tutores deben crear condiciones para que los aprendices articulen en su concepción de los sucesos de la vida, un concepto trinitario individuo-sociedad, especie, donde la  realidad antropo-social se proyecte desde la física moderna  y desde las ciencias naturales, terminando con la disyunción entre ellas, y por el contrario, haciéndolas dependientes;
32.   El tutor debe ayudar al aprendiz a ver la realidad con un carácter polisistémico organizado, donde no hay factores elementales separadas unos de otras. Todas ellas reciben la influencia del sistema en su totalidad y lo van recreando constantemente. Todo nuevo problema o suceso expresa esa totalidad como singularidad;
33.   El tutor debe facilitar al aprendiz la comprensión de la transdisciplina que le permitirá al participante como observador comprender la realidad desde la unidad del conocimiento, desde la totalidad como diálogo de perspectivas, como diversidad, no como unificación;
34.   El aprendiz con ayuda del tutor debe comprender que la complejidad conlleva la imposibilidad de unificar, generando incertidumbre e indecibilidad, confrontando siempre contradicciones sin jamás poder terminar con ellas.;
35.   El tutor debe mostrar al aprendiz que la complejidad no es la síntesis de la contradicción porque sigue incluyendo permanentemente incertidumbres como característica de la aventura del conocimiento;
36.   La complejidad debe ser mostrada por el tutor al aprendiz  como algo distinto a la alternativa entre “pensamiento reductor” que no ve más que elementos aislados , y el “pensamiento globalista” que no ve más que el todo. La complejidad es la relación entre lo simple y lo complejo, es la integración de lo local en lo global y viceversa;

Ver el siguiente link





0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger