domingo, 28 de abril de 2013

Creatividad, Innovación y Calidad en la Educación


Encuentro Iberoamericano de Creatividad e Innovación
20 y21 abril 2013
Cholula, Puebla, México
Presentación Dr Jaime Yanes Guzmán
Academia de Estudios e Investigación Complexus Edgar Morín. Chile
AEICEM

Palabras claves
Mecánica cuántica, segunda ley de la termodinámica, biología de lo humano, transformaciones educacionales, desrealidad, estructuras disipativas, autopoiésis, energocibernéticos, cibernavegantes, complejidad, transdisciplinariedad., tecnologías de la información y las comunicaciones.

Resumen

 Siguiendo al pie de la letra las políticas propuestas por la OCDE, en Latinoamérica se ha estado  buscando profundizar la especialización de los estudiantes con competencias centradas fundamentalmente en el saber hacer, de acuerdo a las necesidades que les impone el mercado neoliberal, limitando competencias que tienen que ver con el comprender la sociedad actual y saber vivir en ella a través de una adecuada formación global, sistémica y compleja.

Las verdaderas transformaciones que hay que realizar en nuestro continente exigen tocar una serie de áreas problemáticas que hasta el momento no están contempladas en las políticas educacionales de los actuales gobiernos.

La calidad es algo que está relacionado fundamentalmente con el aula y su curriculum, con la relación tutor-aprendiz, mucho más allá de factores externos como la situación económico-social de los estudiantes y de los propios profesores La inequidad social siendo un tema relevante y urgente de resolver, no es el aspecto principal relacionado con la calidad. La calidad está vinculada a nuevas formas de pensar de tutores y aprendices, está estrechamente vinculado con los modelos pedagógicos. Avanzar en la calidad implica urgentemente abandonar la visión newton-cartesiana de la física clásica  en que se basan estos modelos y asumir nuevos paradigmas epistemológicos con soporte potente en la física moderna, en la segunda ley de la termodinámica, en la biología de lo humano, en todas las ciencias de punta contemporáneas y en las nuevas tecnologías.

Transformaciones Educacionales

a)           Transformaciones desde la Mecánica Cuántica: desrealidad
           de la realidad

1.            Reconocer que estamos frente a cambios radicales respecto a entender el mundo en qué vivimos. Hay que fortalecer la tendencia a reemplazar las bases epistemológicas de la educación desde la ciencia y la física tradicional por la mecánica cuántica y las demás ciencias de punta que hoy día se desarrollan en la sociedad planetaria.

2.            La filosofía bootstrap  nos señala Chew, plantea la existencia de una red dinámica de sucesos interrelacionados en la naturaleza, y que ninguno de ellos es fundamental, porque todas las partes se configuran a partir de las  propiedades de las otras partes, y la consistencia consigo misma y con la totalidad de las interrelaciones y ello determina la estructura de la totalidad de lo real. Y desde el punto de vista metodológico, en una investigación al estar lo existente en red, cualquier explicación puede partir de cualquier parte.

3.            Tutores y aprendices deben ser capaces de descubrir que los sucesos que investigan están inmersos, según May, en un holomovimiento, donde lo que importa es la estructura de ese movimiento y la diversidad y la unidad del universo y de la sociedad, desde donde emergen todas las formas de aquel.

4.            Las nuevas políticas educaciones deben entender que desde la visión de las partículas subatómicas, éstas se observan “como una tendencia a existir”. O “una tendencia a ocurrir”, y la fuerza de esa tendencia es expresada en términos de probabilidades. Lo que sea ese algo, es materia de especulación.

5.            Si los sucesos cósmicos y sociales los entendemos como partículas cuánticas, al carecer de masa pueden actuar dentro del resto de los sucesos y partículas, creando con ello en los fenómenos físicos y también sociales una variedad de estados posibles y que no se realizan. Al actuar como ondas no actúan como movimiento de la materia, sino que “en” la materia o en un fenómeno social, dentro de ella trasmitiendo energía, información, “novedades” a todo suceso.

6.            Para reformar la educación se debe partir del punto de vista que el mundo cuántico está indeterminado porque no es posible predecir qué valores de la medida producidos en el colapso van a hacerse realidad. En este sentido, el desarrollo del mundo entendido como mundo cósmico no está establecido, sino que vive un proceso continuo de creatividad. Esta creatividad se constituye porque sólo emergen continuamente algunos valores con cierta exactitud de entre un conjunto de posibilidades superpuestas, las cuales nunca llegarán a ser realidad. El universo macroscópico de sucesos es un bullir interactivo de colapsos y superposiciones en una ontología cuántica profunda.

7.            Como otra premisa de la reforma de la educación hay que plantear que la realidad vive procesos intensos de desrealización, dependiendo mucho del modelo cognitivo que tenga el observador en su mirada para el surgimiento de estas realidades que van a ser distintas, con perspectivas ontológicas diferentes. En esta perspectiva hay que asumir en la sala de clases que lo más probable es que no se descubran sustancias últimas de la materia, sino más bien partículas en proceso constante de transformación, surgimiento o simplemente desaparición, en los marcos de un todo que fluye constantemente y en que nada permanece igual. Las variables que originan estos sucesos, algunas son posibles de conocer, en otros casos hay imposibilidad de conocer las fluctuaciones de los elementos que le dan origen.

8.            Como otra propuesta para la reforma educacional, se debe señalar que es necesario aceptar la existencia de este nuevo cosmos lleno de incertidumbres. Por extensión en la sociedad es necesario articular la ciencia antro-social a la ciencia de la naturaleza, recreando con ello la estructura actual del saber. Hay que plantear una nueva concepción del hombre como un concepto trinitario individuo-sociedad-especie, donde ningún término se subordine al otro. Hay que vincular la esfera antropo-social  a las esferas biológicas y ambas a la esfera física. Y además hay que reintegrar al observador en la observación, porque el sujeto observante y conceptualizador es un ser cultural, y por ello toda realidad concebida no sólo se remite al objeto sino que también a ese sujeto cultural conceptualizador.

9.            Las nuevas políticas educacionales deben tender a la comprensión por parte de tutores y aprendices que en cualquier elemento del universo se encuentra contenida la totalidad de éste y que esta totalidad incluye no sólo a la materia, sino también a la conciencia. El orden implicado, según Bohm, es la totalidad que conforma la base de ese orden explicado, que sería lo derivado de él. Todas las cosas sucesos son el despliegue de ese orden implicado u holomovimiento, o una totalidad universal desconocida de movimiento fluido que es autoexistente y fundamento primario de todo lo que existe.

10.         La reforma de la educación debe plantear que la realidad, la vida cotidiana, el medio en que vivimos y estamos no son matemáticos. No son ni siquiera matematizables. Según Prigogine, es el dominio de lo mutable, de lo impreciso, del más o menos, del aproximadamente. No existe el mundo finalizado. En todas partes hay un margen de imprecisión, de juego. Los cuerpos son estructuras disipativas coherentes, alejadas del equilibrio. En estas condiciones de no equilibrio, la materia tiene capacidades espontáneas de percibir sus diferencias con el mundo que la rodea, y además de reaccionar a las fluctuaciones de ese entorno.

11.         La reforma educacional debe asumir el carácter probabilista indeterminista cuando busca predecir resultados de medida de una magnitud física que se está observando. Incluso desde esta perspectiva se sostiene que dos sistemas físicos idénticos pueden dar resultados diferentes en medidas repetidas. La predicción de la mecánica cuántica, está centrada, según Lapiedra, fundamentalmente en distribuciones de probabilidades en cada uno de los resultados posibles de una medida determinada.

12.         La reforma también debe propender a que se comprenda que en la medida que lo macroscópico está formado por una enorme cantidad de materia microscópica, se podría deducir que la mecánica cuántica podría también hacernos comprender por extensión las características de lo macroscópico. Este indeterminismo cuántico al ser extendido a lo macroscópico, debiera aceptar también la ausencia de causación estricta en la vida en general y en la historia de la sociedad humana en particular.

13.         La reforma educacional debe entregar los conocimientos necesarios para que los aprendices comprendan que al efectuar la medida de un suceso entendido como sistema, según Lapiedra, éste colapsa, y colapsa desde su estado original o y  (función de onda) a uno bien definido que se encuentra dentro de las posibilidades del espectro de valores del conjunto de resultados posibles de existencia de ese suceso. Entonces, la magnitud que se consiga en la medida dependerá sólo del estado del sistema o función de onda y de los resultados posibles en la función del espacio y el tiempo en el cual exista ese suceso.

14.         La reforma educacional debe desarrollar las capacidades en los aprendices para gobernar la complejidad en permanente desarrollo de la sociedad y del propio planeta, con sus profundas tendencias al desorden y al caos. Los seres humanos deben propender al desarrollo de plataformas organizacionales probabilísticas que prevean el futuro y su complejidad, diseñando nuevos caminos y actitudes frente al ciberespacio siempre emergente.

b. Transformaciones desde la segunda ley de la termodinámica: lo
     social como estructura disipativa

1.            En cada sistema del espacio cósmico, según Prigogine, existe una llamada función de entropía. Ella se la conoce como una función termodinámica que contiene la energía no utilizada aún de un sistema. Por esa razón se la conoce también como una medida del posible desorden de un sistema.  Esta característica también se da en los procesos sociales.

2.            La entropía, según el mismo autor, tiene dos orígenes: una producción propia del sistema o negentrópico, y un flujo entrópico que proviene del entorno del sistema. El que proviene del entorno es creador de desorden, y el interno o negentrópico, tiene a ordenar lo desordenado. Sin embargo el orden y el desorden son simultáneos que hace de la turbulencia, por ejemplo un fenómeno altamente estructurado. La turbulencia es en extremo coherente, donde millones  de partículas se insertan en un movimiento ordenado de apariencias de desorden. Ello obliga también en la educación a un cambio de paradigma  para observar el orden y el desorden, que eran vistos como situaciones de equilibrio y desequilibrio respectivamente, separados uno del otro.

3.            Prigogine (1993) afirma que la realidad, la vida cotidiana, el medio en que vivimos y estamos es el dominio de lo mutable, de lo impreciso, del más o menos, del aproximadamente. No existe el mundo finalizado. En todas partes hay un margen de imprecisión, de juego. La reforma de la educación debe planteara que los procesos sociales también son estructuras disipativas coherentes, alejadas del equilibrio. En distintos campos físico-químicos y antropo-sociales se manifiesta la autoorganización espontánea, jugando en ellos un papel fundamental la irreversibilidad y la retroactividad en estos procesos.

4.            En estas condiciones de no equilibrio, la materia tiene capacidades espontáneas de percibir sus diferencias con el mundo que la rodea, y a partir de esa percepción es capaz de reaccionar a partir de las  fluctuaciones de ese entorno. De esta manera, reconoce que la naturaleza y la sociedad es un proceso abierto de producción y de invención, superando con ello la concepción estática de la misma, entendida como un mundo finalizado y asumiendo la idea de un universo donde la organización de los seres vivos y la misma historia del hombre no son accidentes del devenir cósmico.

5.            El universo tiene una evolución continua y que se va construyendo en una dialéctica entre la gravitación y la termodinámica como un fenómeno irreversible con capacidad constructora de nuevas estructuras permanentemente. Esta irreversibilidad del tiempo conduce la vida y al hombre, haciendo que provengan del tiempo en una evolución irreversible. Pero la irreversibilidad no implica negación a la retroactividad en el cosmos, la naturaleza y la vida. En educación se debe comprender que el entorno genera perturbaciones que provoca cambios irreversibles en un sistema. Pero éste a la vez influye retroactivamente en ese entorne generando también cambios en él. Podemos hablar entonces, también de un bucle dialógico irreversibilidade/retroactividad.

6.            Con la vida, dice Prigogine, nace un tiempo interno biológico al surgir la inscripción del código genético, que continúa a lo largo de miles de millones de años, tiempo autónomo que se trasmite pero que también se modifica y se hace más complejo por influencia de ese entorno y  de sus propias capacidades autopoiéticas, de recrearse constantemente a partir de sí mismo. Y entonces se va haciendo cada vez más complejo, empieza a ver más allá de sí misma con una química abierta al mundo exterior que permite que estas perturbaciones del medio recorran todo el sistema a través de señales.

7.            Pero la materia, y la vida en particular, incluida la vida social, junto con estas propiedades de sensibilidad a los condicionamientos externos, poseen también movimientos coherentes que transforman el no-equilibrio en nuevas posibilidades de cambio, en multiplicidad de soluciones, marchando --agrega Prigogine-- hacia un futuro con muchas alternativas, en definitiva, de transformarse siempre en materia o vida que no se degrada, sino que, por el contrario, aumenta su complejidad. Estas mutaciones son definidas por elecciones de la propia materia o vida entendida como sistema, marcando al mismo tiempo la historicidad de esas elecciones por influencia del entorno que lo perturba.

8.            El segundo principio de la termodinámica nos induce a pensar que existe una tendencia al desorden y al caos, y de aquí se puede extender esta característica a las diversas formas de vida de la propia sociedad. Esta situación caótica nos muestra el carácter hipercomplejo de los diversos sistemas que constituyen nuestra sociedad, incluida la educación, que tienden a transformarse constantemente, incluso a perder los elementos que lo caracterizan momentáneamente por efecto de sus múltiples relaciones con el entorno y sus perturbaciones.

9.            Pero hay que recordar que estas relaciones también son inversas, según Morín,  en un bucle entorno/sistema/entorno. Estos los transforman en estructuras disipativas, cambiantes al ser sensibles a las influencias del medio, y el medio a ser susceptible de influencia por el propio sistema afectado. Estos sistemas y entornos complejos sufren variabilidades de tal envergadura que las puede hacer desaparecer, transformarse en algo diametralmente distinto a lo que eran. Esto los transmutan en estructuras probabilísticas, con prácticamente imposibilidad de determinar el curso exacto de su desarrollo futuro, sino sólo de manera aproximada de incertidumbre predictiva, con posibilidades ciertas de perder al final hasta su propia identidad.

10.         Pero esta segunda ley además nos señala que todos los sistemas tienden a desordenarse por influencia de la entropía que genera el entorno. Sin que pueda predecirse con seguridad su trayectoria, sin embargo hay ciertas luces que nos pueden permitir entender las tendencias de su movimiento. Los tiempos en los que se encuentra todo suceso van cargado de señales que nos inducen a pensar en la dirección en que se mueve el desorden que lo caracteriza. Su estado irá cambiando a partir de situaciones aparentes de orden, pero el desorden generalizado del entorno que trasmite la entropía de la multisistemicidad presionará con fuerza, aumentando los cambios en la medida en que el suceso se desarrolla.

11.         Lo único cierto que podemos afirmar con seguridad es que los nuevos estados del sistema (y también del entorno compuesto por muchos sistemas) son momentos de homeostasis entre las anomalías de ese entorno y cierta estabilidad alcanzada por momentos del sistema, y viceversa. Podríamos afirmar que el desarrollo es justamente eso, el juego entre equilibrio y desequilibrio entorno/sistema, con predominio de éste último. Esto niega toda posibilidad de realizar investigación que terminen con proyectos modelados que encorseten la realidad.

c.         Transformaciones desde la biología de lo humano: seres     
autopoiéticos

1.            Comprender el carácter autopoiético autoreferencial de los alumnos/as como seres vivos. Esto significa, según Maturana, que los estudiantes se producen y reproducen a partir de ellos mismos, configurándose a partir de sus propios medios, constituyéndose como algo diferente del medio, incluido los demás alumnos/as y profesores. Hay que respetar el hecho de que los estudiantes observan su medio como redes de producciones de valores y visiones cerrados en sí mismo y que son capaces de generar las propias dinámicas de producciones que los reproducen. Pero hay que entender que alumnos y alumnas son, al mismo tiempo, seres autoreferenciales y sistemas abiertos a influencias del exterior con capacidad de automodificarse pero a partir de sí mismo.

2.            Los alumnos son capaces de producirr cambios en su estructura cultural y física a través de una diversidad de lenguajes, paradigmas, visiones epistemológicas, inteligencia artificial, entre otras, con el fin de superar las perturbaciones, la incertidumbre y el caos producidos por el entorno, creando con ellos capacidades adaptativas y de inteligencia artificial para garantizar su existencia y desarrollo como organismo vivo.

3. Entender que los/as alumnos/as y medio son una relación dialógica. El medio gatilla cambios en los alumnos/as que son especificados por sus propios organismos. Los seres humanos en general y los alumnos/as en particular, somos máquinas que transforman las perturbaciones y anomalías del entorno, de acuerdo a Maturana, en nosotros mismos, metabolizando dichas perturbaciones y transformándolas en elementos de nuestra propia organización, pero conservando nuestra capacidad de recrearnos constantemente y nuestra identidad.

4.         Los jóvenes creadores van construyendo su mundo desde sí, hacen lo que hacen desde su propia reflexión crítica y problematizadora. Deben aprender la ciencia para ver el mundo en que viven y transformarlo en constantes actos creadores. Deben ser capaces de pensarlo todo y hacer lo que se requiere desde su conciencia social y ecológica.

5.         Desarrollar en los futuros profesionales, la comprensión “in situ” que la sociedad global y local va en la dirección de la transformación permanente de lo simple a lo complejo, donde la complejidad consiste en que la diversidad y pluralidad de los componentes de la naturaleza, la sociedad y de las organizaciones en general dificulta que éstos tengan una relación directa entre ellos, no siendo los sistemas una simple suma de relaciones.

6.         Transformar al profesional en una persona capaz de hacer penetrar la teoría en la acción, convertir la inteligencia teórica en inteligencia práctica, que contribuya a generar en la comunidad de profesionales, el vinculo del “saber práctico y teórico” con entornos de inteligencia artificial que les permita añadir “extrainteligencia” constantemente a la información que le llega, cambiando el carácter de la cultura así como la velocidad de su transformación.

7.         También es necesario romper el desanclaje y la no-localidad por medio de una nueva forma de explicar la realidad. Toda explicación para que sea científica parte de la especificación del problema a indagar de acuerdo al o los intereses de los aprendices, y los propios alumnos/as deben proponer un mecanismo  teórico que genere el fenómeno especificado, entendiendo que la explicación nace a partir de los conocimientos previos fortalecidos continuamente por los aprendices guiados por sus tutores/as, y que a partir de este cuerpo de conocimientos científicos construido por los que participan en la explicación, genere el nuevo suceso.

d. Transformaciones desde la transdisciplinariedad: estudiante      
     complejo

1.         Otro de los puntos de la reforma educacional, según Morín,  es el predominio de la transdisciplina como forma de observar y explicar los sucesos en el aula. La Transdisciplina reconstruye el modo de ver el mundo, y su introducción en el aula actual como nueva forma de pensar, de organizar el conocimiento debería provocar profundos cambios en la evolución del pensamiento de nuestros jóvenes.

 2.        La transdisciplina genera una nueva cosmovisión a partir de una racionalidad científica distinta, provocando una ruptura epistemológica sistémica y de segundo orden. En ambas situaciones se produce un cambio trascendental en la relación sujeto-objeto. La transdiciplina indica según Morín,  “ir más allá” de las disciplinas, trascenderlas.

3.         En educación hay que desarrollar competencias relacionadas con un nuevo modelo pedagógico que permita visualizar las capacidades y habilidades para construir la teoría como una metavisión de saberes universales transdisciplinares para la comprensión de los procesos de configuración de los problemas de la naturaleza y la sociedad.

4.         Los nuevos tutores y aprendices deben ser capaces de comprender la sociedad y el planeta desde la unidad del conocimiento con una visión transdisciplinar, desde la totalidad como diálogo de perspectivas, como diversidad, no como unificación. Esta forma de pensar, según Morín,  debe permitir mostrar el desorden termodinámico de la sociedad, la incertidumbre microfísica del planeta, las interrelaciones, la confusión que van abriendo paso al pensamiento complejo.

5.         Debemos establecer una relación físico-biológica-antropo-social no circular sino que en espiral que nos garantice un saber enciclopédico profundo, epistemológico, de acuerdo a Morín,  con un nuevo principio de organización del saber y la presencia del principio de no disyunción.

6.         Se deben formar profesionales con desarrollo de inteligencia universal en formación continua, con capacidad para autoperfecccionarse constantemente con conocimientos relevantes que incorporen en su meta saber complejo los actuales logros científicos alcanzados en las diversas áreas del conocimiento de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento humano, vinculados directamente con la realidad socio-económica de los diversos sujetos de la acción profesional.

7.         Hay que erradicar de la enseñanza el pensamiento lineal o ingenieril alejado del entorno que lo ha ayudado a generarse, a nacer. Los conocimientos especializados, fragmentados, sin visión global que predominan actualmente en el sistema educacional son definidas por el mercado neoliberal que disocia las estructuras de todas las ciencias, que desvincula la física de la biología y ambas de la antropo- sociología, de la praxis social.

8.         Hay que terminar con atomización generalizada de los conocimientos, con la parcelación criminal del saber, con la abundancia de saberes ignorantes al estar desvinculado con la totalidad, y con la ausencia de  cuestionamiento de la ciencia entre sí, y de ella misma consigo misma. Hay que desarrollar, por el contrario de acuerdo a Morín, una visión global del hombre y del mundo.

9.         La reforma educacional debe propender a que el aula debe ser transformada en un verdadero centro cibernético de gestión de nuevos conocimientos innovadores. El  aula entendida de esta manera debe ser capaz de potencias sus componentes de inteligencia para detectar en forma pertinente las perturbaciones que desequilibran los sistemas en estudio o crean nuevos sistemas.

e.         Transformaciones desde la creatividad: seres    
            energocibernéticos

1.         Una nueva medida de una reforma educacional profunda implica aceptar las características complejas de la realidad. La complejidad, según Morín, se halla en el corazón de la relación entre lo simple y lo complejo porque es a la vez antagonista y complementaria. Es la integración de lo local en lo global y viceversa. Llenar el aula moderna de nuestros estudiantes con la idea de que la complejidad es la dialógica orden/desorden/organización es fundamental. Fortalecería al mismo, tiempo las capacidades anticaosógenas y energocibernéticas de nuestros aprendices en la educación. Hay que reivindicar la perturbación, el caos como algo indispensable, pero que no lo explica todo. Existe una asociatividad entre lo aleatorio y una potencialidad organizadora. El acontecimiento aleatorio es recibido en el seno de la autoorganización, de la potencialidad reorganizadora del propio suceso.

3.            Las potencialidades de los seres humanos como seres energocibernéticos está relacionado con su carácter de máquinas con capacidades de incrementar constantemente la variedad residual estructural que poseen como humanos, lo cual les permite generar profundos cambios internos con el fin de superar la resistencia del medio o entorno caosógeno condicionado por la complejidad, la incertidumbre y el caos. Esta propiedad de los seres humanos como seres energocibernéticos complejos, permite en educación crear o inventar los sistemas adaptativos correspondientes, conservando sus propiedades autopoiéticas y de identidad a través de las diversidades de lenguaje, sistemas de comunicación, visiones paradigmáticas y epistemológicas, nuevas invenciones, conocimiento profundo de la sociedad, inteligencia artificial, en fin con el conjunto de la cultura que la sociedad ha ido creando.

4.            El aula debe ser transformada en un espacio donde tutor y aprendiz en un acuerdo ético sean capaces de generar los conocimientos suficientes para entender el mundo en que viven. Pero en este proceso se debe respetar al alumnos/a como una “máquina no trivial” que aprende a partir de ellos mismos, de sus propios criterios en un cierre autorreferencial que hace que sus conductas no sean expresiones de un input exterior. Hay que reconocer que ese proceso el alumno o la alumna lo inicia a partir de sí mismo, y el tutor deberá transformarse en un guía que ayude a encontrar los caminos adecuados para conseguirlo.

5.            Esta alianza ética entre tutores y aprendices en el aula debe generar las condiciones para comprender, según Morín, que la actividad computante de los alumnos/as organiza de una manera el conocimiento, y la cogitación produce una nueva forma de organización de ese conocimiento de tal manera que pueda ser reflexivamente considerado. La relación de bucle entre la computación cerebral y la cogitación es fundamental, porque permite desarrollar en el aula una interrelación tutor/aprendiz de lógica compleja, que busca asociar lo que la primera (la actividad computacional humana) disyunta, buscando la conjunción de lo separado artificialmente, coordinando palabras e ideas en discursos, sistematizándolas.

6.            En el aula, esta asociatividad ética tutor/aprendices, el lenguaje como instrumento del pensamiento constituye una infraestructura computante, pero que debe ser empujado a mayores alturas a través de conocimientos cada vez más abstracto y más rico. Con el desarrollo de la filosofía, la historia y las ciencias en general, el ser humano se abre a los misterios del mundo, del cosmos y de sí mismo. Se desautomatiza la inteligencia y el cerebro que ya no son sólo máquinas supercomputantes, sino que se transforman también en máquinas que piensan, que crea su propia noosfera y el conocimiento se transforma, de acuerdo a Morín, de organización computante en organización cogitante-computante, que el lenguaje por sí sólo no alcanza.

7.            Un nuevo aspecto de la reforma es desarrollar alumnos/as con capacidad innovadora e inventiva. Incubar un alumno-creador implica aceptar en el aula a los alumnos como seres que operan en una dinámica interna y una dinámica relacional, que están constantemente autorealizándose y autorecreándose y donde todo lo que les pasa se refiere sólo a ellos mismos. Con ello van creando su propia red de componentes culturales que lo producen y lo transforman permanentemente. Los creadores aprenden en sociedad, en convivencia, superando el egoísmo, la competitividad, la exclusión, la negación y la agresión. Es necesario crear un nuevo ambiente que potencie la inteligencia, permitiendo ampliar la reflexión a través del ver y oír en libertad, asumiendo los saberes ya sabidos y haciéndonos responsables de los nuevos conocimientos generados a partir de los primeros y de su propia experiencia.

f.          Transformaciones desde las TICs: seres cibernavegantes

1.            La educación debe capacitar a tutores y aprendices en el uso adecuado, pertinente y rápido de las computadoras, programas básicos, navegar por Internet, dominio de las audioconferencias, teleconferencias audiográficas y videoconferencias, Mud-Moo, multimedia, lenguajes, en fin, el uso adecuado de todas las herramientas de Internet a la educación a distancia.
2.         Entender a la realidad virtual en enseñanza presencial o virtual como la posibilidad para hacer frente a la fragmentación y la atomización social, para extender la democracia, para disolver las divisiones de género, raza y clase; y para llevar el aprendizaje a un renacimiento.
  
3.         Intuir que la realidad virtual favorece una multifacética interacción que permite, si se orienta adecuadamente a los alumnos y alumnas, un proceso de creatividad e invención sin fin. Las posibilidades de que los sistemas educacionales de nuestros países creen y perfeccionen onstantemente los métodos indagatorios van a depender de metodologías adecuadas, de enfoque epistemológicos que guíen efectivamente a nuestros aprendices en liceos y universidades a generar conocimientos nuevos.

4.         El nuevo diseño educacional en la interacción aprendiz-aprendiz, aprendiz-tutor y aprendiza-texto ha de preparar a los nuevos jóvenes navegantes del conocimiento como seres capaces, de acuerdo a Venegas, de transitar por el ciberespacio superando todas las dificultades que esta nueva realidad les pone por delante: nuevos códigos por descifrar; interactividad e interacción con diversidad de seres en el planeta, superación de las trampas delictivas, derrotas a los ataques de virus, capacidad de construir las banderas intelectuales y epistemológicas para ser innovadores, auto-formación constante, autonomía de vuelo en un espacio lleno de sorpresas, capaces de asumir muchas tareas y entender la realidad en la cotidianidad, creador de sistemas organizativos poderosos para replantear los nuevos conocimientos en función de crear una sociedad cibernética justa para todos, y, plantearse la tarea ecológica de salvar al planeta de la aniquilación significativa de formas de vida, entre ella la humana, por la irresponsabilidad criminal de los propios seres humanos, entre tantas otras exigencias de este nuevo mundo que vivimos.

5.         Comprender que la tecnología en el aprendizaje virtual o semi presencial expresa cada vez más en forma aproximada, según Venegas, la arquitectura organizacional del cuerpo humano, la lógica del cerebro y del sistema nervioso central. La tecnología, siguiendo a este autor, es la extensión del cerebro, es el despliegue de los procesos lógicos de la vida que nos permite avanzar hacia nuestro propio interior, hacia nuestro computador biológico. Hay que entender a los cibernéticos como viajeros del conocimiento, lógicos consumados que desafían la creatividad y hacen emergen nuevos campos de invención a través de sus múltiples interconexiones dialógicas en una infinita multidireccionalidad. Los civernavegantes con las TIC como poderosas herramientas para el aprendizaje, crean condiciones para reducir la complejidad en constante ascenso de los sistemas, porque en su desarrollo van desplegando nuevos recursos lógicos y adaptativos de los sistemas frente a las perturbaciones de un entorno siempre entrópico.

Bibliografía

Campbell J. (1997) “La Máquina Increible” Fondo de Cultura Económica.
Capra, Fritjof (2003) “Sabiduría Insólita. Conversaciones con personajes notables”. Kairós. 3° Edición. Barcelona.
Capra, Fritjof (2007) “El Tao de la Física”. Sirio. Novena Edición
Casassus, Juan (2003) “La Escuela y la (des)igualdad”. Primera Edición. LOM Ediciones. Santiago de Chile.
Descartes, René (1637) “El Discurso del Método”.
Feyerabend, P. (1989) “Diálogo sobre el Método”. España: Paidós.
Hawking W. Stephen (1988) “Historia del Tiempo. Del big bang a los
            agujeros  negros”. Grijalbo. Barcelona.
Hawking W., Etephen (2008) “La Teoría del Todo. El origen y el destino del Universo”. Debate. Buenos Aires.
Hawking, W.  Etephen, (2007) “A Hombros de Gigantes” Crítica. Edición Ilustrada.
Hawking, W.  Etephen y Mlodinow, Leonard  (2010)  “El Gran Diseño”.
Crítica. Barcelona
Lapiedra, Ramón (2008) “Las carencias de la Realidad”. Tusquets.
León R. Rosario (2004) “Utilización Pedagógica de la Educación a Distancia con las TIC en la Educación Superior”. Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. Cuba. Citada en http://utemvirtual.cl/plataforma/ aulavirtual/material_arc/2402/leon.pdf Universidad de Oriente. Santiago de Cuba.
Luhmann, Niklas (1990) “Sociedad y Sistema: la ambición de la teoría”. Paidos. Buenos Aires.
Luhmann, Niklas (1996) “Teoría de la sociedad y pedagogía”. Paidos. Buenos Aires.
Luhmann, Niklas (1995)    “Poder” ; Anthropos
Maturana, H. (1966) “Desde la Biología a la Psicología”. Santiago                         de Chile: Editorial Dolmen. 
Maturana, H. (1997) “La Objetividad, un argumento para obligar”. Santiago de Chile: Ediciones Dolmén. 
Maturana, H. (1999) “Transformación en la  Convivencia”.   Santiago de
 Chile: Ediciones  Dolmen.
Maturana, H. (1990)  “Emociones  y Lenguaje en Educación y Política”.
Santiago de Chile: Ediciones Dolmén. 
Maturana, H. (1997) “El Sentido de lo Humano”. Santiago de Chile
Ediciones Dolmén. 
Maturana, H. y Varela, F. (1995) “De Máquinas y Seres Vivos. Autopoiésis: la organización de lo vivo”. Editorial Universitaria. Santiago de Chile. 1995. Maturana, H. y Varela, F. (1984) “El Árbol del Conocimiento” Santiago de Chile: Editorial Universitaria.
Maturana, Humberto y Nisis, Sima. (1997) “Formación Humana y Capacitación”. Santiago de Chile: Ediciones Dolmen.
Maturana, Humberto y Nisis, Sima (1999). “Transformación en la convivencia”. Santiago de Chile. Dolmen.
Maturana, Humberto (1996) “Desde la Biología a la Psicología”. Santiago de Chile: Editorial Dolmen.
May, Patricia (2001) “Todos los reinos palpitan en ti.” Santiago de Chile: Editorial Grijalbo
Morín, Edgar (2009) “Comunidad del pensamiento complejo”. http://www.pensamientocomplejo.com.ar/homenaje/galeria/?p=130  Morin, Edgar ( 1994) “Carta de la Transdisciplinariedad”. Convento de Arrábida.
Morín, Edgar (Novena Edición) “El Método” Tomo I La naturaleza de la naturaleza. Cátedra
Morin, Edgar (TomoII) “El Método” Multiversidad Mundo Real. Tomo II La
 vida de la  Vida.
Morín, E. (1986): El Método, Tomo III. El Conocimiento del Conocimiento, Paris, Edit. Seuil, col. Points.
Morín, Edgar (Tomo IV) “El Método” Las ideas. Cátedra. Novena Edición
Morín, Edgar (2009) “El Método” Tomo V LA Humanidad de la humanidad. LA identidad humana. Cátedra. Cuarta Edición.
Morín, Edgar (Tomo VI) “El Método” Ética. Cátedra. Novena Edición.
Morín, E. (1999) “Los siete saberes necesarios para la educación del futuro” Traducción de Mercedes Vallejo-Gómez, Profesora de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín-Colombia Con la contribución de Nelson Vallejo-Gómez y Françoise Girard.
Morín, Edgar (1998) “Introducción al Pensamiento Complejo”. Editorial
GEDISA, Barcelona.
Morin, Edgar (2003): « El Empeño Multidimensional », Sociología, México,
 Anthropos Editorial
Morin, Edgar (1974) “Ciencia con Consciencia” Lógica dialéctica en Más allá
 de la complicación: la complejidad. Revista Internacional de Ciencias
 Sociales.
Morin, E.        (1999) “La cabeza bien puesta”. Nueva Visión, Bs.As
Traducción de Mercedes Vallejo-Gómez, Profesora de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín-Colombia Con la contribución de Nelson
Vallejo-Gómez y Françoise Girard.
Morin, Edgar, Roger, Emilio y Motta, Raúl Domingo (2002). “Educar en la
 Era  planetaria”. Epígrafe “Los principios generativos y estratégicos del
método”.
Morín, Edgar (2009) “Para una Política de la Civilización”. Paidós.
Morín, Edgar (2011) “¿Cómo vivir en tiempos de crisis?” Nueva Visión.
Naymanovich, Denise (2013) “Pensar la subjetividad “
www.campogrupal.com/pensarla.htlm Página vista el 18 de marzo de 2013
 a las 11.20 hrs.
, J. (1996) “La Transdisciplinariedad. Manifiesto”. Multiversidad Mundo Real Edgar Morin. Traducción Mercedes Vallejo Gomez.
Prigogine, Ilya (1993) “El Nacimiento del Tiempo” Tusquets Editores.
Schwartzmann, F.  (1994) “El Discurso del Método” Dolmen. Santiago de Chile.
Sotolongo Codina, Pedro Luis; Delgado Díaz, Carlos Jesús. Capítulo III. “La Epistemología Hermenéutica de segundo orden”. En publicación: La revolución contemporánea del saber y la complejidad social. Hacia unas ciencias sociales de nuevo tipo. 2006 ISBN 987-1183-33-X. Red de Bibliotecas virtuales de Ciencias Sociales de América Latina y el Caribe de la red CLACSO http://www.clacso.org.ar/biblioteca - bibliotecalacso.edu.ar
Vaquero, José Raúl, Yanes, Jaime y otros. (2011) “Movilidad: retos y     oportunidades para los profesionales de la Información y las Comunicaciones”. Fundación Ciencias de la Documentación. España.
           Varela, Francisco (1996) “Etica y Acción”. Dolmen. Ensayo.
            Varela, Francisco.  (2000) “El Fenómeno de la Vida”.  2000.
Venegas, Julio (2001) “Timoneles del Futuro”. LOM Ediciones. Santiago de Chile.
Yang, Jwing-Ming  (1999) “Taijiquan, Estilo Yang Clásico”.. Arkano Books
morin, e. - Inet Compilación de ensayos y presentaciones del pensador francés Edgar Morin realizadas entre 1976 y 1988.



Cholula, México, 20-21 de abril de 2013

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger