miércoles, 2 de enero de 2013

Sociedad y Tecnología.


            Nota: Este artículo fue escrito a comienzos de los años 2000, cuando la incorporación de tecnología
                      en el sistema de aprendizaje era fuertemente resistido (aún lo es). Todavía no me había    
                      transformado en profesor de universidad virtual y mi formación en pensamiento complejo
                      no se había afiatado lo suficiente, a pesar de la fuerte influencia de los enfoques cibernéticos, 
                      sistémicos y de la biología de lo humano. Pero es bueno tener estos puntos de referencia y 
                      compararlo con los artículos más recientes en este blog para observar como se va 
                      evolucionando hoy día en la forma de pensar.
   
A diferencia de la técnica que ha producido en la historia del hombre máquinas con diverso grado de complejidad con el fin de multiplicar la fuerza muscular humana o animal (desde un simple arado de palo a una máquina herramienta), las tecnologías son verdaderas redes nerviosas o sistemas de información altamente ramificada, sensitiva y completamente abierta. Cambia la relación entre las personas y el sentido de nosotros mismos. Hace que la relación entre la estrategia de información y la estrategia de las  organizaciones sean bivocas (no unívocas). Los cambios tecnológicos se plantean para satisfacer las necesidades del futuro. Se ha transformado en condicionador de las ideologías actuales de la sociedad. Es el estudio y uso de la ciencia para propósitos prácticos. Proceso de transferencia de conocimiento. Conjunto de conocimientos y de procesos de transformación que va desde los insumos hasta el producto final, comprendiendo herramientas, métodos, programas, procesos, diseños, ambiente del trabajador y flujos de trabajo, todo lo cual lleva a nuevas formas de organizar el trabajo y prácticas.

La innovación tecnológica representa un capital sobre el cual se desarrollan actualmente las grandes organizaciones con el fin de renovar la capacidad de respuesta frente al cambio, facilitar las actividades de trabajo, incrementa los niveles de satisfacción del cliente y hace más eficiente la toma de decisiones haciendo más predecible el medio en el que se desenvuelven las organizaciones .La tecnología no es el diseño de cosas físicas. Es el diseño de prácticas y posibilidades que se pueden realizar a través de artefactos.

Las Tecnologías son  nuevos sistemas para crear riqueza que depende por completo de la comunicación y distribución instantánea de datos, ideas y símbolos, todo ello denominado como el efecto comunicacional del cambio tecnológico. Es conocimiento aplicado. Se refiere también  a metodologías, procedimientos y estilos de gestión. El desarrollo tecnológico comunicacional ha creado una civilización transnacional. Ello trae consigo el cambio del paradigma de la ilustración por el de esta modernidad, cuya base es la formación de estructuras empresariales transnacionales que están hegemonizando y dirigiendo a los estados nacionales. Estas organizaciones están extendiendo su control sobre las tecnologías de la producción, de la organización, de la comunicación y de la gestión del conocimiento. Su objetivo central es hoy día controlar la naturaleza y la sociedad, es decir, a los hombres. Para ello se ha formado una nueva alianza que domina el mundo: la alianza entre el capital financiero internacional y la tecnología de punta. En esta perspectiva la ciencia está siendo subordinada por la tecnología. La producción de conocimientos está determinado sólo si es útil para fines productivos. Por lo tanto, hoy día la ciencia depende más de los intereses económicos de estas nuevas clases hegemónicas que de servir al desarrollo humano. Con ello se pierden las bases éticas del trabajo y del bien común trascendente. Constituye un elemento dinamizador del negocio y un facilitador de las grandes transformaciones que muchas organizaciones necesitan para seguir compitiendo (Flores 1990 yToffler 1996

En El Cambio del Poder, Alvin Toffler señala que se están creando redes extrainteligentes que no se limitan a transferir datos, sino que analizan, combinan, reagrupan o, de alguna otra manera, alteran los mensajes y, a veces, crean nueva información a lo largo del proceso. Así manipulado o mejorado, lo que sale por el otro extremo es diferente de lo que entró por este - modificado por software incorporado en las redes - estas son las denominadas "redes con valor añadido" o RVA. Son extrainteligentes. En resumen, lo que ahora tenemos ante nosotros son redes cuyos "conocimientos" no están destinados ya a cambiar o mejorar la red en sí, sino que, por el contrario actúan sobre el mundo exterior y añaden "extrainteligencia" a los mensajes que fluyen a través de ellas. Las redes extrainteligentes representa un salto evolutivo hacia un nuevo nivel de comunicaciones.

Toffler agrega que al crearse un  sistema electrónico neural consciente de si mismo y extrainteligente cambiamos las reglas de la cultura y de las organizaciones en general. La extrainteligencia (EI) como podemos denominarla, planteará complicadas preguntas respecto a las relaciones de los datos a la información y el conocimiento, respecto al lenguaje, respecto a la ética; y a los recónditos modelos ocultos en el software. Los derechos a satisfacción, la responsabilidad por errores o cambios, las cuestiones de intimidad y equidad invadirán las salas de consejo y los tribunales en los próximos años a medida que la sociedad trate de adaptarse a la existencia de la extrainteligencia. Dado que las implicaciones de la E.I. rebasarán algún día los límites de las meras cuestiones empresariales, es indudable que serán motivo de profunda reflexión social, política e inclusa filosófica. Por que en la actualidad se están vertiendo en la construcción de la infraestructura electrónica de la sociedad supersimbólica del mañana unos prodigios de trabajo, inteligencia e imaginación científica que empequeñecen todo cuanto el hombre pudo aportar a la construcción a las Pirámides de Egipto, las Catedrales Medievales o el monumento megalítico de Stonehenge.

Desde esta perspectiva está claro que las Nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones están impactando fuertemente toda la estructura de la sociedad, desde el Estado hasta la educación, además de los valores que se encuentran en la base de nuestro vivir y convivir como seres humanos en relación permanente. En este marco mi objetivo de corto plazo es aprobar este Magister para comprender mejor la sociedad de la información y la sociedad del conocimiento. Y mi objetivo posterior es sencillamente trabajar en este nuevo ambiente que implica asumir el nuevo paradigma educativo utilizando todo tipo de hipermedios, entre ellos universidades virtuales.


a.    Características de los Hipermedios

Toffler, (1996) señala que los hipermedios son bases de datos capaces de almacenar, no sólo texto, sino también gráficos, música, voz y otros sonidos. Y lo que es más importante, los hipermedios combinan las bases de datos y los programas para dar al usuario una flexibilidad mucho mayor que los anteriores sistemas de bases de datos. Multiplican enormemente las formas en las que pueden combinarse, recombinarse y manipularse la información de diferentes campos y registros. Son como una malla, lo que permite pasar sin problemas de una pieza de información a otra,  Este autor agrega que al cruzar las categorías convencionales y acceder a diferentes colecciones de datos, los hipermedios posibilitan, por ejemplo, que un diseñador que está creando un nuevo producto deje que su mente vaya entretegiendo, natural e imaginativamente, el conocimiento almacenado. Podría cambiar al instante, de los datos técnicos a las imágenes de anteriores productos, que le precedieron en el mercado, a resúmenes de química, a biografías de científicos famosos, a videoclips del equipo de marketing hablando del producto, a las tablas de costo de transporte.

Los hipermedios deben de cumplir tres requisitos básicos (Rojas,2004): deben estar integrados en un todo coherente, tienen que entregar información al usuario en tiempo real y tiene que permitir la interactividad de parte del usuario. Los hipermedios son interactivos porque son una síntesis de todos los medios que la computadora ofrece. No sólo es video, audio, texto e imágenes sino que además permite responder a cuestionarios y recibir retroalimentación. Los hipermedios permiten incrementar la participación, la interacción, el debate y el trabajo colaborativo. Crea facilidades para reconstruir contenidos a través del protagonismo de los usuarios . A su vez aumenta la relación teoría-práctica y desarrolla nuevas formas de conocer por medio de la investigación-acción, profundizando la búsqueda de lo nuevo debidamente contextualizado. En definitiva los hipermedios son un espacio abierto y de reflexión crítica para la investigación con información esférica, dinámica, con múltiples puntos de acceso y enlace y multidimensional. Esto favorece el desarrollo  de la construcción de conocimientos de parte del usuario, de una moral autónoma y la autoregulación racional de los usuarios. Pero además le exige a los alumnos/as determinadas competencias para descodificar los símbolos hipermediales, ciertos conocimientos previos para construir nuevos conocimientos, un nivel de interés que llame la atención de los alumnos sobre los sucesos que se presentan y que, además, dichos sucesos que deben ser explicados coincidan con los intereses de los usuarios.



b.  Algunos Impactos de los Hipermedios en Distintas Esferas de la Sociedad


1.    En los Medios de Información (Infotácticas), Alvin Tofflñer (1996). Señala que ya se ha escrito bastante respecto a la forma en que la Televisión y la Prensa distorsionan nuestra visión de la realidad mediante una intencionada parcialidad, una censura más o menos camuflada e incluso de formas inadvertidas. Este autor plantea que los ciudadanos inteligentes pueden poner en tela de juicio la objetividad política de los medios de comunicación impresos y electrónicos. Sin embargo, hay un nivel más profundo de distorsión que se ha estudiado, analizado o comprendido harto o poco. En las crisis políticas que se avecinan, vaticina Toffler, en las democracias de alta tecnología, todos los sectores políticos y grupos de presión como las organizaciones políticas, la burocracia, los sindicatos, las organizaciones empresariales y religiosas, como asimismo las cúpulas militares y una creciente masa de grupos de ciudadanos- usarán “infotácticas” en los medios de información. Toffler define las infotácticas como estratagemas y juegos de poder basados en la manipulación de la información- en su mayor parte, incluso antes de que llegue a conocimiento de los medios de comunicación. Al hacerse todas las formas de conocimiento más importantes para el poder y al estar los datos, la información y el conocimiento entrando y saliendo a raudales de nuestros ordenadores, las infotácticas cobrarán un significado todavía mayor en la vida política.

Toffler denuncia que mientras no se comprenda que son las infotácticas se seguirá hablando de gobiernos abiertos y transparentes, “de una ciudadanía informada o el derecho del pueblo a saber las cosas, siendo todo aquello pura retórica.. Porque estas infotácticas ponen en tela de juicio algunos de nuestros supuestos más básicos. La “táctica del secreto” es la primera, tal vez más antigua, y más difundida de todas las infotácticas.  El secreto es una de las herramientas más usuales del poder represivo y de la corrupción. Pero también tiene sus virtudes. En un mundo repleto de generalísimos estrafalarios, políticos que son narcotraficantes y asesinos que matan en nombre de Dios. Los secretos son necesarios para proteger la seguridad militar. Los secretos dieron lugar a la segunda infotáctica, otra herramienta clásica del poder: “La táctica de la filtración dirigida”. Las “filtraciones dirigidas” son misiles informativos, lanzados a conciencia  apuntados con toda precisión sobre el blanco con el fin de engañar a sectores mayoritarios de un pueblo, para justificar guerras, golpes de Estado "mediáticos" o medidas que sólo favorecen a pequeños grupos económicos privilegiados..

2.    En la Educación.  Fainholc (1990) plantea que la tecnología aplicada a la educación puede permitir un trabajo holístico, situado e interdisciplinario, capturando el real contexto de donde los procesos de aprendizaje se producen permitiendo escenarios y actores particulares con intervenciones reales e innovadoras.

Sin embargo, Eisner (1987) advierte que la aplicación de tecnologías educativas puede concebir en los profesores una interpretación artefactual economicista del uso de las tecnologías en la educación, conformándose sólo con la instalación de estos artefactos  en el aula o transformando la Web sólo en un depósito de documentos.. Por el contrario, señala este autor, se trata de pasar a desarrollar competencias tecnológicas-culturales  específicas entre los profesores. Esto implica aceptar que los hipermedios son eso, sólo medios y que hay que desarrollar modelos pedagógicos que permitan poner esos medios al servicio del desarrollo de una conciencia política y ética para desarrollar intervenciones tecnológicas educativas adecuadas a los contextos para crea una sociedad armónica y más justa socialmente en los marcos de la sociedad del conocimiento.

Fainholc agrega además que con el aparecimiento de las TICs en el proceso de enseñanza/aprendizaje es posible fundamentar una tecnología educativa crítica que sobre la base de un enfoque holista, interactiva, constructiva, incorporando estas tecnologías en forma reflexiva, contextualizadas y estratégicamente, garantice el respeto a la diversidad, multiculturalidad y la convivencia solidaria. Este enfoque crítico puede facilitar, según este mismo autor,  desarrollar en el futuro a escala humana equidad, participación igualitaria y autodominio personal y colectivo. Al mismo tiempo, estas tecnologías aplicadas críticamente podrían permitir resignificar la incertidumbre y superar la fragmentación a través de la ampliación de la reflexión.

3. En la Gestión del Conocimiento, definir cómo aprendemos como un tema central del futuro.  Este nuevo ambiente que se crea con la introducción de tecnologías en la educación establece mejores condiciones para comprender la relación que existe entre los  contenidos nuevos y esquemas mentales o conocimientos previos existentes en las personas. Se afirma que el aprendizaje es un resultado de las relaciones que se establecen entre distintos alumnos y éstos y el profesor que interactúan a través de diversos medios, metodologías y modelos pedagógicos. Pero a mi juicio no está claro cómo se resuelve este problema, cómo se generan nuevos conocimientos.
Quiero referirme a este tema utilizando algunas ideas desarrolladas en la biología del conocimiento por los doctores Maturana y Varela. Ellos plantean que la creación de dominios cognitivos juega un rol fundamental en la explicación de problemas que emergen en escenarios fundados por un entorno compuesto de determinadas configuraciones relacionales de carácter sistémico. Uno de los fundamentos de la educación es el fortalecimiento de los dominios cognitivos en los jóvenes. Un dominio cognitivo, según Maturana y Varela, son criterios que un observador utiliza para valorar conductas de terceros, para aceptarlas como adecuada o no. Son también dominios explicativos generados en la praxis del vivir de un observador entendidas como las que corresponden para él. Los grupos de jóvenes poseen esas propiedades cognitivas y constituyen las acciones de esas comunidades. Es decir, un dominio cognitivo se encuentra en la base de las coordinaciones de acciones de los jóvenes que profesoras y profesores  deben ayudar a constituir  y fortalecer en el vivir de estos grupos considerados como observadores.

Es necesario comprender que los dominios cognitivos permiten utilizar criterios de validación por el observador para explicar la praxis de  su vivir y la del vivir de los demás. Al constituir un dominio cognitivo dominios de acciones, una comunidad de alumnos y profesores o un observador aislado está legitimando dominios particulares de una praxis de vivir porque están explicadas con fundamentos aceptados por esa comunidad . [1]  

La importancia que tiene en el proceso de enseñanza/aprendizaje robustecer los dominios cognitivos está determinado por el significado de la explicación, que implica aceptar que un observador está en constante cambio en su pensamiento y práctica, está reformulando una situación concreta de su praxis, está reapropiándose de su experiencia con elementos de su propia praxis. Porque según Varela la experiencia vivida o dominios cognitivos de los observadores es la base misma de la exploración científica, de construir modelos explicativos que permiten hacer predicciones.  Enseñar con estos contenidos no implica asumir una posición solipsista que sólo acepta la propia interioridad, negándose el medio circundante y donde el sistema funciona en el vacío, siendo todo posible. 

Por el contrario, entender  los dominios cognitivos desde la posición de la biología del conocimiento se está aceptando al mismo tiempo, el sentido que Varela da a las regularidades, que las entiende como “...una historia de interacción en donde el dominio cognitivo no se constituye ni internamente ni externamente...” sino que hace “...de la reciprocidad histórica la clave de una codefinición entre un sistema y su entorno”.[2]    

La profesora y el profesor deben plantear a los educandos que la regularidad explica nuestro mundo como un mundo que traemos a la mano con otros seres, como una mezcla de tendencia regular y mutabilidad, como un mundo que aparece como sólido y movedizo al mismo tiempo. La regularidad es propia del acoplamiento estructural de los grupos sociales en su tradición cultural, como una manera de ver y actuar. Es lo que Varela denomina enacción que implica traer a la mano o hacer emerger. La enacción según el mismo Varela permite comprender las regularidades como el resultado de una historia conjunta, como “...una congruencia que se despliega a partir de una larga historia de co-determinación. En palabras de Lowontin, el organismo es, a la vez, el sujeto y el objeto de la evolución”.[3]  

En palabras más simple, uno ve a través de lo que sabe. No se trata de procesar información que el ser humano recibe desde el entorno, porque nada logra entrar desde el entorno a las estructuras cognitivas del observador como información del entorno. Cada ser humano transforma, metaboliza las perturbaciones del contexto a través de sus conocimientos previos, y éste los asume como elementos propios y sólo de esta manera los incorpora transformados como conocimientos nuevos que van a enriquecer sus conocimientos previos. A partir de lo que sabe el observador interpreta la realidad, la hace emerger pero en el marco de las condiciones históricas en que vive el observador. Entonces los dominios cognitivos no son sólo aquellos conocimientos con los que alumnos y profesores llegan a enfrentar lo nuevo, sino que ellos deben ser construidos permanente y simultáneamente en el proceso de comprensión de las particularidades que se quieren explicar. Entender la multidimensionalidad de un suceso exige comprender la multifactorialidad que le da origen, las regularidades y tendencias que lo constituyen, las referencias lógicas que lo configuran. En ese momento se están construyendo (fortaleciendo) los dominios cognitivos para explicar lo que se quiere explicar.

4.    El surgimiento del Capital Intelectual.  La incorporación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en la actual producción ha permitido que los activos más valiosos de una empresa ya no sean los tangibles, sino los activos intangibles como los conocimientos individuales y empresariales. Los activos intangibles de competencia individual se refieren a la educación, experiencia, “Know how”, conocimientos, habilidades, valores y actitudes de las personas. Los activos intangibles de la estructura interna son los métodos y procedimientos de trabajo, software, bases de datos, I+D, sistemas de dirección y gestión y la cultura de la empresa. Los activos intangibles de estructura externa son los clientes, proveedores, bancos, acuerdos de cooperación, alianzas estratégicas, de producción, tecnológicas y comerciales, las marcas y la imagen. El capital intelectual es el conocimiento que se va enriqueciendo por medio de transformaciones y combinaciones, adquiriendo la forma de activo intangible fundamental para el éxito de las organizaciones modernas. El capital intelectual es generado mediante continuos procesos de aprendizaje que toman como base el conocimiento interno y externo de la organización.. La inteligencia es el principal factor de producción.


c.    La Universidad y la Educación a Distancia

La Profesión se entiende como un conjunto necesario de competencias integrales y en permanente movimiento  compuesto de  saberes, capacidades, habilidades, valores y formas de pensar, generar nuevos conocimientos, nuevas formas de hacer y de ser  para realizar una específica labor en la sociedad en la perspectiva del desarrollo de las fuerzas productivas de un determinado modelo económico-social, político-cultural y jurídico-ético.  Actualmente las diversas  profesiones consolidan las relaciones económica-sociales de la sociedad moderna y su transición a la sociedad “postmoderna” o sociedad de la información, transformándose  en un medio para justificar la racionalización de la conducta social y/o las relaciones sociales, regulando el comportamiento social a través de principios éticos. 

Hablar de competencias es hablar de pensamiento conceptual, de  aprendizaje continuo,  afán de logro, confianza en uno mismo, empatía, sinergia, entropías internas que generan homeostasis, pensamiento analítico-sintético, formas de pensar holista, de superación del pensamiento lineal por el sistémico, de intuición,  de emoción, conciencia política, compromiso, empatía,  pensamiento reflexivo, técnicas de alegación e indagación, creatividad, en fin, de todo aquello  que genera un  desempeño superior a través del desarrollo del talento personal, colectivo y organizacional. Sólo competencias integrales en permanente movimiento provocan rendimientos superiores que los distinguen de los comunes 

 Para desarrollar un perfil de cualquier profesional  es necesario el cambio constante de la calidad de la educación. La calidad es una determinación esencial de la educación que esta relacionada con la especificación de sus rasgos y características inherentes en permanente cambio y desarrollo. Hay un  metabolismo entre la educación y su medio exterior que lleva prontamente a transformaciones profundas en la propia educación para determinar las competencias en cada una de las profesiones para que éstas puedan responder eficaz y eficientemente a las nuevas exigencias que le gatilla el entorno.

La calidad del trabajo, es decir, la calidad de las competencias de toda profesión,  esta determinado por una gran cantidad de factores como el nivel de desarrollo de la ciencia y la tecnología y la organización de la producción en un momento histórico concreto y el vasto círculo de problemas sociales y morales que engendran, así como la producción de valores espirituales, de las relaciones de las personas entre ellas y con los intereses de la sociedad, las diversas visiones del mundo, producción  de servicios, de la gestión  en la producción de conocimientos, la eficacia y la eficiencia de las investigaciones científicas, de la calidad de los conocimientos que adquieren los nuevos profesionales, y los niveles de tecnologización e informatización de las diversas personas e instituciones, entre otros, y los procesos de marginalización que se generan en vastos sectores de la población mundial activa al no asumir estas especificidades de la calidad del trabajo, o simplemente no contar con él, estar desempleado.

            En este marco, el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs) puede jugar un rol importante en la formación de los nuevos profesionales a través de la educación a distancia como formación continua. Pero no se trata de crear simples cursos a distancia con ordenadores e Internet como fue la experiencia del e-learning o aprendizaje digital como forma de educación a distancia.

Se trata de crear un nuevo modo de aprender en educación a distancia que ha sido denominado B-Learning, el cual  combina la enseñanza presencial con la tecnología no presencial, produciéndose un aprendizaje mixto o educación flexible en un campo virtual determinado.

La introducción del Blended learning tiene cuatro motivos:

1.    Un motivo  economicista que busca reducir el costo de los profesores desvinculados contractualmente o “part time”, traspasando a los profesores de jornada completa las horas de los primeros, provocando con ellos ahorros importantes al presupuesto de las universidades a través de desemplear a cientos de profesores. A pesar de esta aparente “ganancia” para la Universidad, sin embargo ésta pierde horas en investigación, precarizando en el mediano plazo la calidad de la educación superior.
2.    Un segundo motivo que tiene que ver con las reacciones conservadoras de los profesores que se niegan o son reacios a introducir las TIC en los procesos de enseñanza/aprendizaje. El B-Learning sería una forma suave de hacerlo.
3.    El traspaso del centro de las preocupaciones de la educación desde el profesor y el enseñar hacia el alumno y el aprendizaje. Con las TICs el espacio educativo pasó desde el aula y la infraestructura física de la escuela y la Universidad hacia un espacio educativo conformado por las TICs o espacio virtual. De esta manera el proceso enseñanza/aprendizaje se hace  más activo y centrado en el estudiante.
4.    El rol del profesor cambia porque participa ya no en la enseñanza del alumno, sino más bien es necesario un profesor más sabio que oriente el camino de aprendizaje del alumno sin diseñarlo. Un profesor que ayuda a fortalecer los conocimientos previos del alumno con enfoque epistemológicos, metodológicos y nuevos modelos pedagógicos audaces para que éste genere sus propios conocimientos a partir de su observación como observador. Es un profesor que al mismo tiempo tiene la obligación de profundizar sus propios procesos de aprendizaje continuo y disponer para ello de tiempo adecuado que la Universidad debe garantizar.

              De acuerdo a Rosario León, "enseñar significa motivar e involucrar a los estudiantes en un proceso de construcción y reconstrucción de sus propios conocimientos, habilidades, actitudes, afectos, formas de comportamiento y valores, es hacer que vivan y sientan que la educación permanente y la ciencia son una actividad humana y no un conjunto de conocimientos que deben aprender de memoria; el cambio de una educación basada en la enseñanza, cuyo centro es el profesor, a una educación basada en el aprendizaje, es lograr una nueva concepción tanto de la actividad del alumno como la del profesor". (León, 2005)

En este marco, con el B-Learning como forma de educación a distancia se provocan cambios metodológicos que obliga a aprender no sólo de forma diferente, sino que además con capacidad para sintetizar mayor cantidad de conocimientos con una calidad superior. En primer lugar se desarrollan un conjunto de habilidades que caracterizan al estudiante moderno que tiene que ver con el uso de diferentes lenguajes como el de las TICs, al menos dos idiomas: el materno y otro de uso internacional, saber encontrar la información relevante en los lugares precisos, saber utilizar la plataforma tecnológica disponible, trabajar en equipo y poseer los conocimientos previos suficientes para transformar los datos en información y éstos en nuevos conocimientos, entre otras habilidades.


             Los conocimientos previos son el conjunto de saberes que una persona tiene del mundo en que vive y deberían expresar las realidades más profundas o tendencias del desarrollo histórico de la sociedad y la naturaleza. Estos conocimientos son fundamentales porque desde un enfoque sistémico podríamos entender que todo problema local y contingente surge siempre en el marco de dinámicas coherentes con la totalidad que esos procesos locales integran.

El pensamiento sistémico revela las relaciones que determinados procesos tienen y que sobrepasan las simples circunstancias particulares. Los procesos humanos nos muestran la multiplicidad de los dominios de existencia que hombres y mujeres y los sistemas que constituimos tenemos, y con ello la variedad de relaciones causales producto de nuestros diversos ámbitos de acoplamientos estructurales en que interactuamos. Desde esta perspectiva el enfoque sistémico ve lo local en relación con el contexto general en el cual esta inserto. (Maturana y Varela 1995)

El razonar lineal es efectivo en la operacionalidad local pero su fundamento relacional adquiere efectividad real sólo cuando acompañado del pensar holístico (May, 2001) permite ver sus coherencias sistémicas con la sociedad toda y la biósfera desde la materialidad local del vivir cotidiano. De aquí, de acuerdo a Maturana (1971) emerge la sabiduría que consiste en vivir en un actuar circunstancial siempre comprendido desde el entendimiento sistémico temporalizado del entorno mayor al cual pertenece.



d.    La Didáctica en el B-Learning


Para entender el proceso de enseñanza/aprendizaje y el rol que juega la didáctica en él, primero hay que comprender el surgimiento de la autoconciencia en el ser humano en general y del alumno/a en particular. Maturana y Varela (1984)  nos proponen su teoría de la “circularidad cognoscitiva tautológica” para explicarnos el surgimiento del ser autoconciente. Para explicar el fenómeno de la tautología cognoscitiva, ellos parten de la premisa de que el contenido del conocimiento es el conocimiento mismo, que los sistemas vivos no actúan por instrucciones o información que surgen como anomalía desde el entorno. Ellos sostienen que los seres humanos somos capaces de crear mecanismos explicativos, coherencias operacionales, diversas teorías explicativas que genere por sí misma el fenómeno que se quiere explicar, es decir el fenómeno en el cual el propio observador participa, hablándose por ello de una auto-descripción o auto-conciencia. Estas teorías explicativas son afirmaciones que se validan por sí misma porque el contenido del conocimiento es él mismo, no es especificado por variables independientes de la definición dada. En esto consiste el carácter tautológico del operar cognoscitivo de los sistemas.

Estos autores nos señalan que la auto-conciencia es una actividad experiencial-operacional, es decir, formas de cognición, de afirmaciones (teorías) derivadas acerca de la praxis del vivir que es definida y constituida por el observador. Desde esta perspectiva se debe potenciar la participación de los estudiantes como observadores en la generación de lo conocido. Entonces el estudiante-observador especifica el fenómeno, construye el mecanismo generativo desde sí mismo, crea un fenómeno distinto gracias al mecanismo explicativo (generativo) y luego lo valida.  Y ello se repite recursivamente porque todo hacer nos lleva a un nuevo hacer como un círculo cognoscitivo. Maturana y Varela nos muestran esta nueva perspectiva sobre la naturaleza humana como una nueva cumbre desde la cual podemos visualizar coherentemente el propio "valle donde vivimos", desde donde alumnas y alumnos podrán construir y comprender el mundo que han construido y donde viven en convivencia con otros alumnos en la cultura que viven.

Niklas Luhmann (1996) nos señala que el educando no es una "máquina tribial", es decir,  no reacciona a un determinado input produciendo un determinado output, sin tener en cuenta su respectiva situación. Por el contrario, los alumnos como "máquinas no tribiales" no responden siempre de la misma manera, sino que lo hacen según su estado momentáneo. Los alumnos/as y las personas en general -  continua este autor- son sistemas funcionales diferenciales y no dependen de cuándo y cómo ha empezado algo en el entorno que lo rodea. Lo que para ellos cuenta del entorno al cual pertenecen lo van determinando ellos mismos de acuerdo a criterios propios, internos de cada uno. Los seres vivos en aprendizaje poseen un cierre autorreferencial que implica, según Luhmann que no aceptan que sus conductas son rendimientos o expresiones del input exterior. Es el alumno como ser vivo el que construye todo lo que cuenta en el sistema en el propio sistema. A este fenómeno Luhmann lo denomina circularidad autorreferencial de las operaciones del sistema.

            Ahora bien, si el contenido del conocimiento - como señalan los biólogos antes mencionados- es el conocimiento mismo, y que los sistemas vivos no actúan por instrucciones o información que surgen como anomalía desde el entorno, y que por el contrario, los alumnos son capaces de generar mecanismos explicativos, coherencias operacionales, diversas teorías explicativas que genere por sí misma el fenómeno que se quiere explicar, hablamos entonces de auto-descripción o auto-conciencia. O si como apunta el sociólogo alemán, que los alumnos son "máquinas no tribiales" con cierre autorreferncial, la didáctica debe apuntar como ciencia, práctica, tecnología y arte a fortalecer los conocimientos previos que alumnos/as poseen y desde donde se generan los nuevos conocimientos.

¿Cómo pueden ser fortalecidos estos conocimientos previos del alumno como observador? En primer lugar el profesor y la profesora deben utilizar modelos didácticos  que les permita construir metodologías de aprendizaje en el alumno/a que fortalezca su autoconciencia o autodescripcción a través de enfoques sistémicos/holísticos que haga comprender al alumno/a que cada acontecimiento expresa la totalidad del entorno planetario en que ese suceso sucede, pero de manera  particular o individual. En segundo lugar, el profesor o la profesora simultáneamente debe ayudar a completar a alumnos y alumnas en su calidad de observadores/as los conocimientos que le son necesarios para comprender los acontecimientos que observan. Y por último, hacer sentir en alumnos/as que ellos están involucrados en el emerger del acontecimiento que observan, generando por ello constantemente nuevos conocimientos, y por ello tienen una gran responsabilidad en la formación continua de sus propios conocimientos previos.

Esta nueva situación en los modelos pedagógicos obliga a abandonar la idea de instrucción a los alumnos/as, de entenderlos como seres tribiales que se comportan y rinden a través de output a partir de las informaciones y comunicaciones o input que reciben. El alumno no es un computador y no procesa información. Por el contrario, es un generador de conocimientos nuevos a partir de sus conocimientos previos o saberes sabidos.  La didáctica debe fortalecer este proceso de aprendizaje autónomo de alumnos/as.

Más allá del enfoque economicista que para algunos es lo central para superar la crisis financiera de las universidades, la introducción del B-Learning en las instituciones de enseñanza superior  exige tener presente elementos  de esta nueva forma de aprender como el dominio de las nuevas tecnologías asociadas a las TICs, el traslado hacia el alumno de la responsabilidad del aprendizaje y el fortalecimiento de los conocimientos previos a través de pensamientos sistémicos. Esta nueva situación dará a las Universidades  la posibilidad de crear profesionales con competencias integrales y en movimiento como las señaladas al comienzo de este trabajo, dándonos un profesional plenamente desarrollado en su perspectiva cultural, física y espiritual.




e.    El B-Learning


El B-Learning o aprendizaje mixto consiste en utilizar la tecnología de información y computadoras personales para poner disponible una serie de diferentes temas a cualquier persona, en cualquier lugar y momento, a través de un Web browser, ya sea vía Internet o intranet.  Este sistema permite que sea el propio usuario el que decide cuándo tomar su capacitación o cualquier curso de manera voluntaria, aprovechando sus ratos libres e incluso con la facilidad de hacerlo desde su hogar.

El B-Learning se debe construir sobre una basa pedagógica de tal manera de crear para los usuarios personales o instituciones en general materiales formativos de gran calidad. Si bien la tecnología es importante, debe ser puesta al servicio de unos contenidos formativos de profundo contenido y que permita generar conocimientos constantemente. El B-Learning, a pesar de que tiene apenas sólo casi dos años de vida, se apoya en las nuevas teorías de gestión del conocimiento, según las cuales, en entornos complejos, donde la innovación y la velocidad de respuesta a los cambios son cruciales, las personas e instituciones  no pueden crear valor sin generar conceptos nuevos como resultado de reducir las diversas complejidades a través del aumento constante de esta complejidad (Luhmann, 1996).  El reconocimiento de esta situación, que se viene a denominar aprendizaje continuo, exige al sector educativo centrar el diseño de sus estrategias formativas en una enseñanza constante a todos los miembros de una organización.

El B-Learning es la vinculación entre la formación, el aprendizaje y los entornos virtuales, es decir, las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC). Esta fusión ha cambiado el eje de la enseñanza-aprendizaje desde la enseñanza centrada en el profesor, hacia el aprendizaje donde el papel central lo juega el propio participante apoyado en una avanzada plataforma tecnológica. Pero la tecnología debe ser colocada en su justo lugar: herramienta capaz de mejorar los resultados profesionales de los que reciben formación virtual y comprender que sin un diseño formativo integrado y coherente con un modelo de generación continua de conocimientos. 

Se trata de desarrollar un enfoque novedoso de  aprendizaje cuyo valor agregado reside fundamentalmente en el diseño de formación y en generar un producto intangible que son aquellos conocimientos que permitan enfrentar a sus participantes a sociedades complejas y estructuras organizaciones disipativas

            El B-Learning es un sistema personal de administración del aprendizaje (LMS, en su sigla en inglés) con una plataforma tecnológica que le permite ver, entre otras informaciones, los cursos que ya tomó y los que le faltan por tomar, el sitio exacto en el que se quedó, sus calificaciones, los chateos que debe realizar, los foros en que debe participar, las bibliotecas que debe visitar y algunos avisos que le envían el equipo pedagógico, como los días que le quedan para terminarlo, las tareas aún pendientes o para presentar su examen, entre otros.  Pero un LMS ofrece información valiosa también para los encargados de la capacitación, ya que administra la información de quienes se están capacitando, permitiendo ver desempeño, calificaciones obtenidas y cantidad de cursos acreditados. Resumiendo, contenidos, tecnología, servicios, disponibilidad del contenido las 24 horas, escalabilidad y acceso a expertos en diferentes temas, reducción de costos y obtención de resultados en menor tiempo son los componentes esenciales que una estrategia de B-Learning  y su LMS deben tener. 

  El LMS tiene por finalidad crear un marco de cooperación nacional o internacional entre usuarios para compartir recursos, intercambiar conocimiento, desarrollar la formación virtual en las personas u organizaciones y facilitar la generación de nuevas alianzas para trabajos colaborativos.  El LMS se ocupará fundamentalmente del desarrollo de una plataforma tecnológica que constituya la base para el intercambio de conocimiento y formación entre personas u orgabizaciones de ámbito local o mundial y el desarrollo de proyectos  organizacionales de cooperación internacional. Las organizaciones que integran un proyecto de B-Learning podrán beneficiarse de las ventajas que implica el desarrollo de la gestión del conocimiento tanto interno como externo, reducción de tiempo en el desarrollo de procesos de trabajo, aumento de la rentabilidad, aumento del valor agregado  de las personas y organizaciones y finalmente retorno de la inversión realizada. La plataforma tecnológica  de un proyecto de B-Learning se compone fundamentalmente de herramientas altamente avanzadas en el desarrollo de bases de datos, trabajo colaborativo, gestión documental y formación virtual. Para ello debe crear un software que permitirá administrar centralizadamente los cursos virtuales o contenidos de diferentes proveedores y tecnologías.

Esta plataforma tecnológica permitirá brindar el soporte necesario que se requiere para el correcto desenvolvimiento del aprendizaje a través de Internet.  Los usuarios pueden realizar la instalación por si mismos. Para ello la aplicación va acompañada de unas notas de instalación para facilitar el proceso. Si la instalación resultara dificultosa, el proyecto posee un servicio de consulta de instalación de un mes de duración que puede solventar cualquier problema. 

             Para la puesta en marcha de cursos on line se establecen que los requerimientos básicos para una plataforma de teleformación  son 3: flexibilidad, escalabilidad y estandarización

a) Se entiende por flexibilidad al conjunto de funcionalidades que permiten que la plataforma de b-learning se adapte a la organización en la que se implementa. Esta condición supone tener en cuenta varios puntos como capacidad de adaptación a la estructura organizacional de las personas u organizaciones porque no existen dos organizaciones iguales, ni en su jerarquía, ni en su organización administrativa, ni en los roles de su personal. Por ello la plataforma de teleformación escogida debe ser lo más flexible posible a este respecto.  Debe ser capaz también de  adaptarse a los planes de formación de la empresa  que le permita el desarrollo del plan de formación previsto. Finalmente debe tener la capacidad de adaptación al tipo de contenidos y estilo pedagógico de las organizaciones porque  una plataforma de teleformación no es más que una herramienta al servicio de la formación, una herramienta en manos de los tutores y alumnos. 

            b) En el caso de la escalabilidad se entiende como la capacidad de una plataforma de b-learning para servir por igual a un número reducido o elevado de usuarios. La plataforma tecnológica debe tener un proceso progresivo de implementación, empezando por proyectos pilotos de dimensiones reducidas para luego extenderse a los distintos departamentos y aun a toda la cadena de valor de la empresa.              El concepto de escalabilidad implica dos aspectos básicos:

1. Escalabilidad tecnológica: entendida como la capacidad para soportar y servir a un    número elevado y creciente de usuarios.
2. Escalabilidad funcional: entendida como la capacidad para gestionar un número elevado y creciente de usuarios.

c) La estandarización implica la capacidad para utilizar cursos producidos por terceros. Esta capacidad es fundamental en cualquier LMS, puesto que lo contrario supondría depender exclusivamente de los contenidos producidos in-company o bien de los contenidos de que disponga el fabricante. Por el contrario, una plataforma compatible con los estándares internacionales de b-learning supone el acceso a todo un mercado de contenidos ya disponibles, de calidad contrastada, que pueden complementar el catálogo disponible de cursos on line interactivos y multimedia.

En definitiva no hay que olvidar lo que dijimos al comienzo de este artículo: la plataforma tecnológica no es el fin sino que debe estar subordinada aun modelo pedagógico. Pero ambos, modelo y plataforma, tienen por objetivo último incrementar valor agregado, es decir conocimientos a lo largo y en todos los niveles de cualquier  organización.





f.     Enfoques de Aprendizaje y las TICs como Medios Pedagógicos
en la Educación a Distancia

            En las condiciones de la globalización la emergencia del uso   de las Nuevas TICs (Castells, 1997), y la comprensión actual   de que la educación es un proceso que se extiende a lo largo de la vida (Delors, 1997), presiona con mucha fuerza para que la  educación a distancia se entienda ahora  como una alternativa real a la educación presencial.  Esta nueva situación está haciendo necesario aplicar los desarrollos de las  TICs en los procesos de enseñanza y aprendizaje (León 2005). Esto imperativo tecnológico exige plantear urgentemente la existencia de un elemento mediador entre el docente y el discente (Sangrá 2002). Ello es fundamental para la transmisión de los saberes ya sabidos  y la generación de conocimientos por conocer. En este marco  el profesor/a empieza a jugar un nuevo rol: el de profesor/tutor/consultor/a. Este nuevo rol se ve facilitado porque el uso de las TICS en la educación presencial, semipresencial, a distancia y continua permite una comunicación tanto en tiempo real sincrónica como asimismo independiente del tiempo o asincrónica, y en ambos casos con una profunda interacción.

            Las nuevas redes tecnológicas que se caracterizan por fusionar la telemática con la informática están desarrollando en efecto, poderosos sistemas educacionales interactivos virtuales de amplitud libertaria nunca antes logrado que está imponiendo cambios cualitativos significativos en los modelos pedagógicos, la forma de organizar el sistema de enseñanza/aprendizaje, así como la nueva relación alumnos/as/profesores/as, el propio curriculum y el nuevo rol significativo del observador observando la observación.

            Según Keegan (1996) están surgiendo varias teorías que pretenden explicar las nuevas bases o enfoques de aprendizaje en entornos virtuales y la educación a distancia. Este autor señala que además de haberse iniciado un proceso de industrialización de la educación, se observa con detenimiento la mayor autonomía e independencia del estudiante (Delling,Wedemeyer y Moore), y el incremento de la interacción y la comunicación entre el docente y el discente. (Baath, Holmberg, Sewart y otros). Lo concreto es que la educación a distancia no se sitúa necesariamente en ninguna orientación educativa concreta., existiendo    orientaciones y didácticas diversas.
  
            Frente a la cada vez más creciente integración entre el sistema educativo y una sociedad altamente tecnologizada e informatizada - señala León - que está planteando nuevas formas de comunicar y crear conocimientos, el rol del profesor está sufriendo importantes transformaciones. El viejo rol del profesor en la educación denominada "bancaria" donde éste tenía por misión depositar en los oyentes grandes cantidades de cosas ya sabidas, está siendo superado por un nuevo papel que lo ha ido transformando rápidamente en un tutor o guía que facilita la creación de nuevos conocimientos en los alumnos/as a partir del fortalecimiento continuo de los conocimientos previos de éstos, cambiando el eje central del sistema enseñanza/aprendizaje desde la enseñanza (profesores/as) al aprendizaje (aprendices) y desde la metodología de enseñanza a metodologías de aprendizaje.

            Esto es aún más notorio en la educación a distancia donde claramente ya aparece la figura del tutor o tutora transformados en guías para el aprendizaje. El alumno también cambia su rol de dirigido casi en términos absolutos en la educación tradicional por otro de mayor flexibilidad decidiendo él mismo su ritmo de estudio, aprendizaje y generación de valor agregado a lo que ya sabe, asumiendo como sujeto independiente de su propia formación.

            Como tutor o guía el profesor está hoy día en condiciones de crear adecuados y pertinentes ambientes inteligentes de aprendizaje a través de las diversas herramientas de internet en una adecuada página web. Y al mismo tiempo interactúa o dialoga con el aprendiz para facilitar el aprendizaje entregándole metodologías holísticas y sistémicas para fortalecer sus conocimientos previos. Si el tutor cumple bien su rol, señala León, los entornos computacionales y el ciber espacio particularmente se vuelve amistoso, el aprendizaje se consigue exitosamente, las interacciones tutor/aprendiz, aprendiz/aprendiz y aprendiz otros expertos investigadores y fuentes de información se vuelven eficaces y la tecnología se hace transparente a través de modelos transaccionales (Moore, 1989),


Rosario León (2005) enfatiza que el tutor o guía debe enseñar a aprender por sí sólo y a emprender tareas de aprendizaje al aprendiz más que transmitir saberes  a éste. Fundamental en este nuevo proceso es el trabajo en grupo como trabajo colaborativo donde el tutor juega un rol muy importante, guiando adecuadamente para que los aprendices interactúen con los materiales liberados en la web, con los demás aprendices y busquen en la red la experiencia de expertos investigadores que le ayuden a completar sus conocimientos previos para generar nuevos conocimientos.  Para aprender a aprender y emprender los aprendices, guiados por sus tutores deben ser capaces de saber asumir una mirada global, manejar adecuadamente los instrumentos, aprender en entornos altamente cambiantes, con fuerte entropía, saber buscar y encontrar información relevante en la red, desarrollar criterios para valorar esa información, poseer indicadores de calidad, aplicar información a la elaboración de nueva información y a situaciones reales, tomar decisiones en base a informaciones contrastadas y tomar decisiones en grupo (Bartolome y Sandals, 1998, León 2005)  Pera para desarrollar estas nuevas competencias los aprendices deben abandonar el viejo estilo de aprender "cada vez más" por un "cada vez distinto" porque -.enfatiza León - la informática es al mismo tiempo contenido, medio y entorno educativo y ello, además, velozmente cambiante. Lo importante es promover la accesibilidad, la personalización del aprendizaje, la colaboración y la búsqueda de la calidad.


La generación de conocimientos en multiambientes de aprendizaje en entornos semipresenciales sucede cuando se produce interacción entre distintas personas que manejan informaciónEn segundo lugar no es un proceso secuencial y lineal por medio de la lengua escrita o hablada sino que se utilizan simultáneamente varias formas de lenguaje o sistemas multimedia. Esto obliga a procesos de mayor flexibilidad cognitiva, integrados y multisensoriales. Estos sistemas multimedias son sólo instrumentos de mediación del proceso del conocer, no los actores fundamentales pero que permite aprender de manera diferente generando constantemente conocimientos nuevos.

Esta manera diferente de aprender implica construcción de conocimientos contextualizados con la realidad social y  ligados a intereses concretos  de los aprendices. Pero también es necesario reunir a todas las nuevas herramientas tecnológicas  - laboratorios, multimedia, audiovisuales -  en un solo multiambiente de aprendizaje de características multisensoriales, muy dinámica y que cree las condiciones para potenciar la interacción entre tutor/aprendiz, aprendis/aprendiz y aprendiz/centros expertos de manera sincrónica y asincrónica y horizontales y presenciales. (Moreira, 1999).




g.    ¿Qué es la Educación a Distancia?


Manuel Esteban señala que frente a la Sociedad del Conocimiento, la UNESCO y la Comisión Europea proponen como respuesta la Sociedad del Aprendizaje que según estas instituciones ha de proporcionar a sus ciudadanos, aprendices permanentes a lo largo de su vida, los instrumentos cognitivos para adquirir nueva y cambiante información, nuevos y diferentes roles profesionales sociales, destrezas y habilidades diversas y más sutiles y tecnificadas y, en la esfera más personal, actitudes y valores capaces de producir adaptaciones a cambios probablemente profundos y distintos a muchos de los adquiridos en la infancia o adolescencia.


El propio Esteban agrega que el mismo dinamismo social promoverá nuevas formas de aprender, nuevas habilidades; la escuela y universidad habrán de abrirse más –mucho más- a las condiciones y prescripciones de un mundo permeable e instantáneo en el acceso a la información pero más complejo y especializado en la selección de la misma. Los maestros –verdaderos maestros-  agrega Esteban habrán de hacer otra cosa que recitar y exponer los conocimientos culturales o de la ciencia a los que los aprendices accederán con ventaja desde sus domicilios, utilizando el ciberespacio a través de la navegación por internet.

Son los tiempos de la Educación a Distancia como una forma de enfrentar esta nueva sociedad del aprendizaje. Algunos autores señalan que la enseñanza a distancia tiene diversas significaciones como aprendizaje abierto, en casa, autoestudio guiado, estudiar sin dejar de producir, conversación didáctica guiada y “es una forma de autodidaxia asistida que permite al estudiante adulto acceder a fuentes mediatizadas de saberes, sin la intervención clásica de un enseñante, pero con el apoyo de una red de recursos que encuadran su aprendizaje”( Henry y Kaye, 1985). La educación a distancia  es un interacción bidireccional entre tutores guías y aprendices que permite la difusión del saber y de habilidades y actitudes a través de medios tecnológicos que permite reproducir material pedagógico de excelencia académica, alcanzando a un gran número de aprendicez al mismo tiempo, sin importar el lugar donde se encuentren en un desfase tiempo/espacio entre el momento de entregar el material y el aprendizaje. En efecto, la educación a distancia amplía significativamente el acceso a la educación sin las tradicionales limitaciones de tiempo y espacio y con oportunidades de mayor flexibilidad en los procesos cognitivos.  

Uno de los paradigmas actuales de la educación a distancia es el aprendizaje colaborativo que tiende a promover estrategias cognoscitivas superiores,  alentar la curiosidad por el saber, la búsqueda de mayor información, así como un mejor rendimiento y retención, propender a un mayor procesamiento cognoscitivo mediante la repetición y el almacenamiento en la memoria, fortalecer la autoconfianza del alumno mediante el apoyo de sus compañeros, lograr una mayor cohesión grupal, vigorizar las relaciones afectivas y el sentido de pertenencia al grupo,  aumentar el pensamiento crítico y fomentar las actitudes positivas hacia el aprendizaje. (Oblinger y Maruyama, 1996).

Otro de los paradigmas de la educación a distancia es la conformación de comunidades virtuales de aprendizaje. Estas comunidades virtuales colaborativas  en tiempo sincrónico o asincrónico son grupos de aprendices que actúan a través de las herramientas que proporciona internet  y que les permite diseñar el espacio con el fin de emprender procesos de aprendizaje. Estos espacios virtuales no constituyen por sí mismo modelos pedagógicos eficaces sino que son ambiuentes posibilitadores del aprendizaje que enriquecen la pedagogía. A pesar de que se trabaja en comunidad los aprendices conservan niveles importantes de independencia en su proceso de aprendizaje.

           

Bibliografía Consultada

León R. Rosario                  Decana Facultad de Educación a Distancia. Universidad de Oriente. Santiago de Cuba. Cuba. Citada en  http://utemvirtual.cl/plataforma/aulavirtual/material_arc/2402/leon.pdf
Maturana, H. y Varela, F.   "De Máquinas y Seres Vivos". Editorial Universitaria. Santiago de Chile. 1971.
Maturana, H. y Varela, F    "El Arbol de Conocimiento" Editorial Universitaria. Santiago de Chile. 1995.

)  Entre otros, ver F. Flores, 1990; El Diario Financial Times, 1999; A. Toffler, 1996.


Educación a distancia, educación presencial
y usos de la tecnología: una tríada para el
progreso educativo1
Prof. Albert Sangrà Morer
Universitat Oberta de Catalunya (UOC)
1 Texto revisado de la conferencia pronunciada en la Universidad Autónoma de Madrid el 20 de mayo de 2002, en el marco del Seminario de formación de RED-U “La utilización de las tecnologías de la información y la comunicación en Educación Superior: Un enfoque crítico”.
Los retos de la educación a distancia – Albert Sangrà (UOC)

MULTIAMBIENTES DE APRENDIZAJE EN ENTORNOS SEMIPRESENCIALES.

MULTI AMBIENT OF LEARNING IN SEMIACTUAL ENVIRONMENTS.
Marcelo Brito Carneiro Leão
Universidade Federal Rural de Pernambuco (Brasil)
mbcleao@terra.com.br





[1]  Maturana , Humberto. “La Objetividad, un argumento para obligar”. 1997.
[2] Varela, Francisco. “El Fenómeno de la Vida” 2000  p. 447.
[3] Lowontin, Richard. “The organism as the subject and object of evolucion”. Citado por Varela, Francisco en “El Fenómeno de la Vida”, 2000  p. 409. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger