domingo, 22 de julio de 2012

Algunas ideas sobre transformaciones educacionales en la perspectiva de la calidad de la educación



La política de mercantilizar la educación instalada por la dictadura y que los gobiernos de la Concertación no cambiaron en absoluto, ha conseguido que Chile tenga uno de los  sistemas educativos más segregados del mundo. Y las actuales políticas públicas del gobierno de Piñera y su Ministro de educación de turno,  pretenden imponer nuevas reglas del juego y un sistema de financiamiento en la educación que agrava la segregación social, geográfica, económica e incluso racial con graves consecuencias para el país.

Siguiendo al pie de la letra las políticas propuestas por la OCDE, el actual gobierno de derecha en Chile busca profundizar la especialización de los estudiantes con competencias centradas fundamentalmente en el saber hacer, de acuerdo a las necesidades que les impone el mercado neoliberal, limitando competencias que tienen que ver con el comprender la sociedad actual y saber vivir en ella a través de una adecuada formación generalista. La disminución de horas de Ciencias Sociales e Historia en función de Lenguaje y Matemáticas es una prueba de ello.

Las verdaderas transformaciones que hay que realizar en el país exigen tocar una serie de áreas problemáticas que hasta el momento no están contempladas en las políticas educacionales del actual gobierno. Entre otras, podríamos señalar las más significativas que tienen por objetivo cambiar los contenidos curriculares más profundos a través de un cambio radical en el aula.

1.          En primer lugar, entender que el aula debe ser transformada en un espacio donde tutor y aprendiz en un acuerdo ético sean capaces de generar los conocimientos suficientes para entender el mundo en que viven. Pero en este proceso se debe respetar al alumnos/a como una “máquina no trivial” que aprende a partir de ellos mismos, de sus propios criterios en un cierre autorreferencial que hace que sus conductas no sean expresiones de un input exterior. Hay que reconocer que ese proceso el alumno o la alumna lo inicia a partir de sí mismo, y el tutor deberá transformarse en un guía que ayude a encontrar los caminos adecuados para conseguirlo.
2.          El sistema curricular de los distintos niveles de la educación del país debe propender a construir modelos pedagógicos que fortalezca su autoconciencia a través de enfoques sistémicos/holísticos complejos, lo cual debe permitir entender al alumno/a que cada acontecimiento expresa la totalidad del entorno planetario, y que en esa explicación, su propia mirada está comprometida.
3.          La reforma educacional debe propender a que el aula debe ser transformado en un verdadero centro cibernético de gestión de nuevos conocimientos innovadores. El  aula entendida de esta manera debe ser capaz de potencias sus componentes de inteligencia para detectar en forma pertinente las perturbaciones que desequilibran los sistemas en estudio o crean nuevos sistemas.
4.          Esta alianza ética entre tutores y aprendices en el aula debe generar las condiciones para comprender que la actividad computante de los alumnos/as organiza de una manera el conocimiento, y la cogitación produce una nueva forma de organización de ese conocimiento de tal manera que pueda ser reflexivamente considerado. La relación de bucle entre la computación cerebral y la cogitación es fundamental, porque permite desarrollar en el aula una interrelación tutor/aprendiz  de lógica compleja, que busca asociar lo que la primera (la actividad computacional humana) disyunta, buscando la conjunción de lo separado artificialmente, coordinando palabras e ideas en discursos, sistematizándolas.
5.          En el aula, esta asociatividad ética tutor/aprendices, el lenguaje como instrumento del pensamiento constituye una infraestructura computante, pero que debe ser empujado a mayores alturas a través de conocimientos cada vez más abstracto y más rico. Con el desarrollo de la filosofía, la historia y las ciencias en general, el ser humano se abre a los misterios del mundo, del cosmos y de sí mismo. Se desautomatiza la inteligencia y el cerebro que ya no son sólo máquinas supercomputantes, sino que se transforman también en máquinas que piensan, que crea su propia noosfera y el conocimiento se transforma de organización computante en organización cogitante-computante, que el lenguaje por sí sólo no alcanza.
6.          Comprender el carácter autopoiético autoreferencial de los alumnos/as como seres vivos. Esto significa que los estudiantes se producen y reproducen a partir de ellos mismos, configurándose a partir de sus propios medios, constituyéndose como algo diferente del medio, incluido los demás alumnos/as y profesores. Hay que respetar el hecho de que los estudiantes observan su medio como redes de producciones de valores y visiones cerrados en sí mismo y que son capaces de generar las propias dinámicas de producciones que los reproducen. Pero hay que entender que alumnos y alumnas son, al mismo tiempo, seres autoreferenciales y sistemas abiertos a influencias del exterior con capacidad de automodificarse pero a partir de sí mismo.
7.               Aceptar que el ser humano es un ser anticaosógeno y energocibernético.  Estos significa que  es capaz de producir cambios en su estructura cultural y física  a través de una diversidad de lenguajes, paradigmas, visiones epistemológicas, inteligencia artificial, entre otras, con el fin de superar las perturbaciones, la incertidumbre y el caos producidos por el entorno, creando con ellos capacidades adaptativas y de inteligencia artificial para garantizar su existencia y desarrollo como organismo vivo.
8.           Comprender que la tecnología expresa cada vez más en forma aproximada la arquitectura organizacional del cuerpo humano, la lógica del cerebro y del sistema nervioso central. La tecnología es la extensión del cerebro, es el despliegue de los procesos lógicos de la vida que nos permite avanzar hacia nuestro propio interior, hacia nuestro computador biológico. Hay que entender a los cibernéticos como viajeros del conocimiento, lógicos consumados que desafían la creatividad y hacen emergen nuevos campos de invención a través de sus múltiples interconexiones dialógicas en una infinita multidireccionalidad. Los civernavegantes con las TIC como poderosas herramientas crean condiciones para reducir la complejidad en constante ascenso de los sistemas, porque en su desarrollo van desplegando nuevos recursos lógicos y adaptativos de los sistemas frente a las perturbaciones de un entorno siempre entrópico.
9.            Reconocer que estamos frente a cambios radicales respecto a entender el mundo en qué vivimos. La filosofía bootstrap  nos señala, por ejemplo,  que en esta red dinámica de sucesos interrelacionados en la naturaleza, y en la sociedad también, por supuesto, ninguno de ellos es fundamental, porque todas las partes se configuran a partir de las  propiedades de las otras partes, y la consistencia consigo misma y con la totalidad de las interrelaciones determina la estructura de la totalidad de lo real. Y como lo existente está en red, cualquier explicación puede partir de cualquier parte. Tutores y aprendices deben ser capaces de descubrir que los sucesos que investigan  están inmersos en un holomovimiento, donde lo que importa es la estructura de ese movimiento y la diversidad y la unidad del universo, desde donde emergen todas las formas de aquel.
10.  Las nuevas políticas educaciones deben entender que desde  la visión de la mecánica cuántica de las partículas subatómicas, éstas se observan “como una tendencia a existir”. O “una tendencia a ocurrir”, y la fuerza de esa tendencia es expresada en términos de probabilidades. Lo que sea ese algo, es materia de especulación. Estas partículas cuánticas al carecer de masa pueden actuar dentro del resto de las partículas, creando con ello una variedad de estados posibles y que no se realizan. Al actuar como ondas no actúan como movimiento de la materia, sino que “en” la materia, dentro de ella trasmitiendo energía, información, “novedades”.
11.    Como décima reforma a la educación, se debe partir del punto de vista que el mundo cuántico está indeterminado porque no es posible predecir qué valores de la medida producidos en el colapso van a hacerse realidad. En este sentido, el desarrollo del mundo cósmico no está establecido, sino que vive un proceso continuo de creatividad. Esta creatividad se constituye porque sólo emergen continuamente algunos valores con cierta exactitud de entre un conjunto de posibilidades superpuestas, las cuales nunca llegarán a ser realidad. El universo macroscópico es un bullir interactivo de colapsos y superposiciones en una ontología cuántica profunda.
12.     Como otra premisa  de la reforma de la educación hay que plantear que la realidad vive procesos intensos de desrealización, dependiendo mucho del modelo cognitivo que tenga el observador en su mirada para el surgimiento de estas realidades que van a ser distintas, con perspectivas ontológicas diferentes. En esta perspectiva hay que asumir  que lo más probable es que no se descubran sustancias últimas de la materia, sino más bien partículas en proceso constante de transformación, surgimiento o simplemente desaparición, en los marcos de un todo que fluye constantemente y en que nada permanece igual. Las variables que originan estos sucesos, algunas son posibles de conocer, en otros casos hay imposibilidad de conocer las fluctuaciones de los elementos que le dan origen.
13.    La reforma educacional se debe realizar entendiendo en la sociedad del conocimiento y la innovación  se produce un distanciamiento entre el suceder del suceso y el tiempo y el espacio, caracterizando con ello la naturaleza dinámica creciente de la modernidad. Con ello, se produce un desanclaje de los fenómenos sociales debido a la producción constante de conocimientos de las personas y de los grupos sociales en espacios globales no determinados denominados noosfera, desorientando con ello a los alumnos/as. Lo que sucede es que separa el espacio del lugar local, porque se han creado medios de comunicación que fomentan la interactividad comunicacional entre los que no están en el mismo sitio. Se produce una comunicación virtual entre “ausentes”. Ello sucede porque  estos espacios locales son penetrados por redes, surgiendo en apariencia un “espacio vacío”, sin referirse a una localidad específica.

14.        Para superar este desanclaje o no-localidad es necesario tener presente lo que nos planea E. Morín  en los Siete Saberes para la Educación. En esta misma perspectiva debe tenerse presente a la mecánica cuántica, que con su teoría de sucesos, puede también desarrollar aspectos interesantes de una nueva episte-metodología para desarrollar formas nuevas de pensar y superar este desanclaje en el aula actual. El aula moderna debe introducir también como nueva forma de pensar las teorías de Prigogine respecto a la segunda ley de la termodinámica. Este autor (1988) nos enseña que la realidad ya no es matematizable, que por el contrario, es mutable, imprecisa, aproximada. No existe el mundo finalizado. Habla que los cuerpos son estructuras disipativas coherentes, alejadas del equilibrio. Esto es válido para todo suceso, incluidos los sociales. También es necesario romper el desanclaje y la no-localidad por medio de la forma de explicar la realidad que nos propone Humberto Maturana. Toda explicación para que sea científica parte de la especificación del problema a indagar de acuerdo al o los intereses de los aprendices, y los propios alumnos/as deben proponer un mecanismo  teórico que genere el fenómeno especificado, entendiendo que la explicación nace a partir de los conocimientos previos fortalecidos continuamente por los aprendices guiados por sus tutores/as, y que a partir de este cuerpo de conocimientos científicos construido por los que participan en la explicación, genere el nuevo suceso.
15.        Como otra propuesta  para la reforma educacional, se debe señalar que es necesario aceptar la existencia de este nuevo cosmos lleno de incertidumbres.  Es necesario, articular la ciencia antro-social a la ciencia de la naturaleza, recreando con ello la estructura actual del saber. Hay que plantear una nueva concepción del hombre como un concepto trinitario individuo-sociedad-especie, donde ningún término se subordine al otro. Hay  que vincular la esfera antropo-social a las esferas biológicas y ambas a la esfera física. Y además hay que reintegrar al observador en la observación, porque el sujeto observante y conceptualizador es un ser cultural, y por ello toda realidad concebida no sólo se remite al objeto sino que también a ese sujeto cultural conceptualizador.
16.        Otro de los puntos de la reforma educacional es el predominio de la transdisciplina como forma de observar y explicar los sucesos en el aula. La Transdisciplina reconstruye el modo de ver el mundo, y su introducción en el aula actual como nueva forma de pensar, de organizar el conocimiento debería provocar profundos cambios en la evolución del pensamiento de nuestros jóvenes. La transdisciplina genera una  nueva cosmovisión a partir de una  racionalidad científica distinta, provocando una ruptura epistemológica sistémica y de segundo orden. En ambas situaciones se produce un cambio trascendental en la relación sujeto-objeto. La transdisciplinariedad nos aparta de entender la objetividad como la entendía la racionalidad clásica. La transdiciplina indica “ir más allá” de las disciplinas, trascenderlas.
17.        Una nueva medida de una reforma educacional profunda implica aceptar las características complejas de la realidad. La complejidad se halla en el corazón de la relación entre lo simple y lo complejo porque es a la vez antagonista y complementaria. Es la integración de lo local en lo global y viceversa. Llenar el aula moderna de nuestros estudiantes con la idea de que la complejidad es la dialógica orden/desorden/organización es fundamental. Fortalecería al mismo, tiempo las capacidades anticaosógenas y energocibernéticas de nuestros aprendices en la educación. Hay que reivindicar la perturbación, el caos como algo indispensable, pero que no lo explica todo. Existe una asociatividad entre lo aleatorio y una potencialidad organizadora. El acontecimiento aleatorio es  recibido en el seno de la autoorganización, de la potencialidad reorganizadora del propio suceso.
18.        Un nuevo aspecto de la reforma es desarrollar alumnos/as con capacidad innovadora e inventiva. Incubar un alumno-creador implica aceptar en el aula a los alumnos como seres que operan en una dinámica interna y una dinámica relacional, que están constantemente autorealizándose y autorecreándose y donde todo lo que les pasa se refiere sólo a ellos mismos. Con ello van creando su propia red de componentes culturales que lo producen y lo transforman permanentemente. Los creadores aprenden en sociedad, en convivencia, superando el egoísmo, la competitividad, la exclusión, la negación y la agresión. Es necesario crear un nuevo ambiente que potencie la inteligencia, permitiendo ampliar la reflexión a través del ver y oír en libertad, asumiendo los saberes ya sabidos y haciéndonos responsables de los nuevos conocimientos generados a partir de los primeros y de su propia experiencia.
19.        Las nuevas políticas educacionales deben tender a la comprensión por parte de tutores y aprendices que en cualquier elemento del universo se encuentra contenida la totalidad de éste y que esta totalidad incluye no sólo a la materia, sino también a la conciencia. El orden implicado es la totalidad que conforma la base de ese orden explicado, que sería lo derivado de él.  Todas lascosas sucesos son el despliegue de ese orden implicado u holomovimiento, o una totalidad universal desconocida de movimiento fluido que es autoexistente y fundamento primario de todo lo que existe.  
20.        La reforma de la educación debe plantear que la realidad, la vida cotidiana, el medio en que vivimos y estamos no son matemáticos. No son ni siquiera matematizables. Es el dominio de lo mutable, de lo impreciso, del más o menos, del aproximadamente. No existe el mundo finalizado. En todas partes hay un margen de imprecisión, de juego. Los cuerpos son estructuras disipativas coherentes, alejadas del equilibrio. En estas condiciones de no equilibrio, la materia tiene capacidades espontáneas de percibir sus diferencias con el mundo que la rodea, y además de reaccionar a las fluctuaciones de ese entorno.
21.        La reforma educacional debe asumir el carácter probabilista indeterminista cuando busca predecir resultados de medida de una magnitud física que se está observando. Incluso desde esta perspectiva se sostiene que dos sistemas físicos idénticos pueden dar resultados diferentes en medidas repetidas. La predicción de la mecánica cuántica,  está centrada fundamentalmente en distribuciones de probabilidades en cada uno de los resultados posibles de una medida determinada.
22.         Teóricamente la imposibilidad de  predecir con certeza el resultado de una medida tiene que ver con la propia realidad desde una mirada cuántica. Es decir, nunca podremos encontrar todos los antecedentes en el cono del pasado de un suceso que nos asegure predicciones ciertas. Dicho de otra forma, jamás podremos conocer completamente la función de onda de un suceso, entendido como cono del pasado donde está contenido todo lo que es posible saber de un sistema. La reforma también debe propender va que se comprenda que como lo macroscópico está formado por una enorme cantidad de materia microscópica, se podría deducir que la mecánica cuántica podría también hacernos comprender por extensión las características de lo macroscópico. Este indeterminismo cuántico al ser extendido a lo macroscópico, debiera aceptar también la ausencia de causación estricta en la vida en general y en la historia de la sociedad humana en particular.
23.         La reforma educacional debe entregar los conocimientos necesarios para que los aprendices comprendan que al efectuar la medida de un suceso entendido como sistema, éste colapsa, y colapsa desde su estado original o y  (función de onda) a uno bien definido que se encuentra dentro de las posibilidades del espectro de valores  del conjunto de resultados posibles de existencia de ese suceso. Entonces, la magnitud que se consiga en la medida dependerá sólo del estado del sistema o función de onda y de los resultados posibles en la función del espacio y el tiempo en el cual exista ese suceso.
24.         Pero los alumnos deben también asumir que los colapsos de la función de onda existen desde hace miles de millones de años luz atrás. Están incluso en la formación del universo. Por ello podemos afirmar que no fue necesario esperar esa cantidad inimaginable de años luz para suponer que se presentaron los primeros colapsos de onda al aparecer el observador de lo observable. Ellos siempre han existido, y la presencia del ser consciente sólo determina aquellos colapsos que nos interesa observar a nosotros con nuestra flecha psicológica de seres observantes.
25.        LA Reforma Educacional debe hacer prevaler de acuerdo a todo lo anterior, competencias integrales entendidas como el conjunto de saberes universales, conocimientos científicos-tecnológicos, valores, normas, conocimientos técnicos prácticos, conocimientos técnicos emparentados con la profesión, lenguajes, roles, habilidades, capacidades de intervención, culturas determinadas, actitudes, identidad, visiones y prácticas vinculadas directamente al desempeño profesional estructurados dinámicamente y que tienen necesariamente el carácter de transversales, genéricas, de competencias claves. La competencia es en primer lugar el conocimiento de objetos y sucesos que son preocupación de tutores y aprendices. Dichas competencias deben contemplar los siguientes aspectos fundamentales:
a)           Las competencias relacionadas con un nuevo modelo pedagógico que permita desarrollar las capacidades y habilidades para construir la teoría como una metavisión de saberes universales transdisciplinares para la comprensión de los procesos de configuración de los problemas de la naturaleza y la sociedad.
b)           Las competencias vinculadas a las capacidades, habilidades e intuiciones para, a partir de los marcos referenciales lógicos del saber construido y el manejo de las tecnologías de la información y comunicaciones, generar nuevos conocimientos en el hacer.
c)           Las competencias para saber ser que implica la capacidad de mirarse, de reconocerse y de valorase en la totalidad a la cual pertenecemos y desde ahí conectarse con los más profundo y esencial que tiene como persona para entonces respetar, comprender y acompañar los procesos de crecimientos y desarrollo de la comunidad y de las personas con quienes trabaje.
d)           Competencias relacionadas con los conocimientos, actividades, aptitudes y habilidades de los Tutores en Ambientes virtuales de aprendizaje.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger