miércoles, 3 de agosto de 2011

El editorial “terrorista” de El Mercurio de un Día Domingo, como cualquier otro domingo

 editorial de El Mercurio de hace unos domingos atrás  hay que tenerla presente cuando lo más probable es que la oferta del Ministro Bulnes sea rechazada por estudiantes y profesores por insuficiente, anunciándose además una marcha ciudadana para mañana jueves.

El Mercurio miente constantemente. Esta vez con una seguidilla de falsas informaciones bien hilvanadas que van de lo menos a lo más y nos pone a las puertas de un período caótico terrorífico…que implicaría…no lo dice pero seguro que lo piensa, llamar a fuerzas “leales” para poner el tan deseado orden mercurial que los chilenos ya vivimos durante diecisiete años…

Y todo a partir del sentido homenaje que rindió el Presidente Piñera en el cuarenta aniversario del asesinato del ex Ministro del Interior y ex Vicepresidente de la República, Edmundo Pérez Zujovic,  en la época del Gobierno de Eduardo Frei padre. Pérez Zujovic cayó bajo las balas de un grupo acusado de  “ultraizquierdista” durante el primer año de gobierno de la Unidad Popular. El objetivo político del asesinato era obviamente alejar la posibilidad de un encuentro, colaboración  y/o alianza entre la democracia cristiana y el gobierno de Allende. Este asesinato canceló tal posibilidad. Quién se beneficiaba políticamente con este horrendo crimen? La derecha fascistoide que ya había asesinado al general Schneider. Por  estas razones se piensa que dicho grupo pudo haber sido infiltrado por agentes de organizaciones de derecha o militares golpistas que ayudaron en la conspiración.

Si uno observa la forma de ligar asesinato de Perez Zujovic, el golpe de Estado en contra de Allende y la actual situación política en el país se encuentra con la tradicional forma torcida y mal intencionada de los dueños de la Empresa periodistica, que además han actuado justificando siempre todo crimen político ocurrido en Chile. Señala que el homenaje adquiere especial “proyección en medio de la creciente violencia de las movilizaciones de estudiantes secundarios y universitarios”. Con ello está acusando de terrorista al actual movimiento estudiantil que busca reformas importantes de la calidad de la educación y que se fortalezca la educación pública. Además agrega que dicho homenaje se realiza en los momentos de “agresión” al Ministro Lavin por estudiantes de la “cuestionada” UTEM. Es decir, antes se agredió a Pérez Zújovic. Hoy día se “agrede” a Lavin por estudiantes pertenecientes a una Universidad de “dudosa” reputación. Está de más recordar que el Ministro Lavin no fue agredido, sino que increpado por estudiantes debido a su ya fracasada reforma educacional. Quien lo golpeó con un simple manotazo fue un celoso guardián personal que se excedió en la protección al Ministro.

El hijo de Pérez Zujovic, Edmundo Pérez Yoma, el más derechista de los ministros concertacionistas le hecho más leña al fuego y sentenció que los “actos de violencia anteceden a las campañas de odio, que crean un clima de intolerancia y desprecio por las instituciones, y que Chile pago en el pasado un alto precio por ello”. El Mercurio agrega  otros hostigamientos a autoridades del actual gobierno. Concluyendo, el diario de la derecha financiera chilena denuncia al país que estamos frente a una escalada terrorista de los estudiantes, que las autoridades son agredidas con riesgo para su seguridad, que no se respetan las instituciones y que ello nos arrastrará en una cascada de odios que podrían llevarnos a situaciones no deseadas que se vivieron en el pasado: el golpe fascista de Pinochet. Que El Mercurio nos haga esas sibilinas y amenazantes advertencias, es esperables. Pero el tema es que en un momento delicado de la política chilena, donde se está cuestionado el programa de un gobierno de derecha heredero de Pinochet, y donde además se espera un posible paro nacional para detener Hidroaysén, sectores democratascristianos aparezcan de nuevo de la mano con los golpista como en el pasado.

Por supuesto que esto no nos debe detener. Las fuerzas democráticas que se expresan en una ciudadanía que se está apoderando de las calles de todo el país, debe redoblar su organización, programa y movilización para conseguir sus objetivos medioambientales, de educación, salud, de reformas políticas profundas, sociales, éticas, etc. sin ningún tipo de duda. El paro nacional es un arma político-social legítima para avanzar en la democratización del país. Y se hará sin ninguna duda, a pesar de las amenazas de El Mercurio


1 comentarios:

Adriana Goñi Godoy dijo...

Excelente!

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger