sábado, 13 de agosto de 2011

Crítica al pre-informe de la Comisión Presidencial para la Calidad de la Educación (Año 2006)

 Ver  el artículo en este link con los gráficos correspondientes.


Tal como lo sostuvimos en un artículo anterior (ver más en: www.mercadonegro.cl/article.php?art=54 ), la Comisión Asesora Presidencial, no era la instancia relevante y eficaz para superar en toda la línea el profundo decaimiento en que se encuentra nuestra educación. La razón que planteábamos se sostenía en que en ella, la mayoría de sus componentes son los mismos que administran la actual crisis de la educación. Y nos preguntábamos si algunos de ellos podrían mostrar algo seriamente distinto a lo que es la crisis de la educación en el Chile de hoy. Insistimos una vez más en la necesidad de enfrentar políticamente en profundidad el problema, porque el futuro de Chile pasa por la superación rápida, eficiente y eficaz de esta crisis educacional, por que es la única forma, como se plantea en el artículo señalado más arriba, de garantizar el desarrollo multilateral del conjunto de la población y de cada uno de los chilenos en los planos material, cultural, intelectual y espiritual.

En efecto, en nuestro país se ha profundizado el carácter alienante del trabajo. Hoy más que ayer el trabajo precario domina a los trabajadores/as, despersonalizándolos, rebajándolos hasta el estado de cosas y de sólo medios de producción de cosas. Ese es el rol que el capitalismo globalizado nos ha impuesto con la nueva división internacional del trabajo, y que la institucionalidad chilena a través de la LOCE ha avalado sin tapujos. Hay que convertir nuevamente el trabajo en un proceso de desarrollo de todas las aptitudes humanas en la perspectiva de la formación del hombre y la mujer integrales. Hay que volver al contenido social-creativo del trabajo, que permita construir a los chilenos tanto la realidad material como espiritual que los desarrolle plenamente. Para ello es necesario que el conjunto de los nuevos profesionales en todos sus niveles asimilen la cultura humana universal, construyendo personalidades universales.

En esta recreación del país, las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones juegan un rol relevante. Tal como se ha señalado en artículos publicados en la Web de Mercado Negro (Ver más: http://www.mercadonegro.cl/article.php?art=43 ), hoy día es posible inducir a “crear” una determinada realidad socio-política en función de intereses del capitalismo globalizado. Los medios en manos de esos intereses crean visiones, valores y esquemas de distinción arbitrarios destinados a conservar y fortalecer las formas de vida actuales, entre ellos y fundamentalmente el trabajo alienado. Para que los estudiantes sean capaces de ver la “realidad real” es necesario que cuenten con sus propios medios. La huelga de los secundarios así lo demostró con sus cientos de blogs. En necesario, entonces, la tecnologización de todos los colegios del país para abrir las puertas a que se desarrollen medios alternativos a los poderes hegemónicos. Sin embargo, la masificación de la tecnologización de los colegios y la preparación de los docentes y alumnos para ello no ha sido uno de los temas centrales de la Comisión.
grafico1
Gráfico Nº 1 , Diseñado por Antonio Castillo Belmar, Ingeniero Civil Químico, profesor de la Universidad de Las Américas.

Entonces es posible concluir que sólo profundas transformaciones en los diversos niveles de la educación nacional y en todas sus áreas nos permitirá superar esta crisis, transformando la cultura pasada con perspectiva de futuro en presente. Esta es la única manera, lo reiteramos una vez más, de abrirse verdaderamente al desarrollo libre y democrático de nuestra sociedad para hacer posible construir ya, ahora, un país distinto, liberado de las ataduras subyugantes del capitalismo globalizado.

¿Cuáles son las razones del fracaso de esta Comisión? Entre tantas otras, las siguientes:

I. La primera de ellas es que a la Comisión le faltó una adecuada visión actualizada del mundo, y en ese marco, determinar la misión, la calidad, los objetivos y la estrategia de la educación. Si uno observa a sus componentes, se da cuenta que esta tarea de construir una visión distinta a la que construyeron como base de su informe se hacía casi imposible, porque en ella militaban mayoritariamente representantes de aquellos que determinaron el actual modelo educacional que está en crisis.

Visión
La visión se materializa en lograr una mirada global del entorno que rodea un sistema organizacional, y cómo ella gatilla constantemente cambios en su interior. El desarrollo de una visión prospectiva bien sustentada y estructurada, permite desarrollar al sistema educacional como una organización inteligente con gestores, profesores y estudiantes con fuertes conectivas con su entorno que se transforman en la base que determina la toma de decisiones en el proceso de enseñanza/aprendizaje en las diversas unidades educacionales y en el sistema en general.

Los factores externos que gatillan la visión de un sistema educacional son el conjunto de paradigmas que prevalecen en la sociedad y determinan en una u otra medida su visión, objetivos, estrategias y actividades. Los paradigmas (Kuhn, 1996) son premisas teóricas y metodológicas aceptadas por una comunidad científica en las distintas áreas del conocimiento de la sociedad contemporánea, los cuales se materializan en la praxis del conjunto de la sociedad en una determinada etapa histórica, y son la base de la elección de los problemas educacionales a investigar y, al mismo tiempo, modelo para la solución de las tareas que emergen de estos problemas.

La sociedad del conocimiento y de la creatividad es una sociedad con sobreabundancia de datos y hechos los cuales deben ser ordenados, agrupados, analizados e interpretados y sintetizados. El aumento de la información cambia la percepción del modo de actuar sobre el mundo, el ritmo de nuestros archivos de imágenes, de pensar y sintetizar, de prever las consecuencias de nuestra acción, así como la interrelación de grandes fuerzas causales que generan los sucesos y la actitud de sorpresa del observador mientas no construya los conocimientos previos adecuados para “ordenar” esa complejidad.

grafico2
Gráfico Nº 2 Propuesto por el autor para expresar el exceso de información aparentemente desvinculadas entre sí y que caracteriza la complejidad en la actual sociedad del conocimiento,  Diseñado por Antonio Castillo Belmar, Ingeniero Civil Químico, profesor de la Universidad de Las Américas.

Alvin Toffler (1996) señala que en la sociedad de la información se están creando redes extrainteligentes que no se limitan a transferir datos, sino que analizan, combinan, reagrupan o, de alguna otra manera, alteran los mensajes y, a veces, crean nueva información a lo largo del proceso. Así manipulado o mejorado, lo que sale por el otro extremo es diferente de lo que entró por este, modificado por software incorporados en las redes. Estas son las denominadas "redes con valor añadido" o RVA. Estas redes extrainteligentes representan un salto evolutivo hacia un nuevo nivel de comunicaciones.

Toffler agrega también que al crearse un sistema electrónico neural, consciente de si mismo y extrainteligente, cambiamos las reglas de la cultura y de las organizaciones en general. En la actualidad se están vertiendo en la construcción de la infraestructura electrónica, de la sociedad súper simbólica del mañana, unos prodigios de trabajo, inteligencia e imaginación científica que empequeñecen todo cuanto el hombre pudo aportar hasta ahora.

Hoy día, los conocimientos se duplican cada cinco años. Por ello, prácticamente es imposible estar actualizado si no colocamos el saber leer el conocimiento por sobre la acumulación de él. Esta nueva situación supera la diferencia entre método y contenido, asumiendo la supremacía el método, el acceso y la gestión del lenguaje en la lectura de lo nuevo. Al mismo tiempo, la síntesis supera al análisis, -paradigma este último del desarrollo técnico industrial-, lo cual nos habilita para entender la lógica y el sentido de las cosas. Y esta lectura se realiza con ayuda de la tecnología y en ella, porque las nuevas máquinas producen información y nos ayudan a ser más eficientes y eficaces en las soluciones. En esta nueva realidad el saber pensar, el saber hacer y el saber ser, se transforman en un solo proceso que no se puede dividir. Y esto debe manifestarse diariamente en la labor del tutor y del aprendiz en el trabajo individual y colaborativo en la nueva aula .

En este marco, moderno es quién maneja y selecciona información y tiene habilidad para fundamentar su saber, utilizando los diversos lenguajes que hoy día existen, como la cibernética, informática, álgebras modernas y sistemas de gestión y organización flexible del conocimiento. Aquellos que no poseen este perfil y no manejen las lógicas del nuevo intercambio simbólico, tienen serias dificultades para participar en el mundo de la creación permanente de nuevas ideas, siendo brutalmente marginados de los beneficios que la cultura entrega a las personas. Pero moderno también es aquel que a partir de la síntesis de los saberes ya sabidos y la nueva información en los marcos de su praxis de vida, es capaz de hacer, generando al mismo tiempo, nuevos conocimientos y procesos con una disposición adecuada de su ser para actuar de esta manera.

Sin embargo, esta comprensión del paradigma de la época actual no se da en el Informe Preliminar de la Comisión de Educación en la forma relevante que debería tener. Apenas es posible encontrar en su desarrollo conceptual sólo algunas referencias a esta nueva situación científica, tecnológica y educacional. Se hace referencia a que el mundo vive un proceso intenso de globalización y que Chile se está integrando activamente en ese mundo global, no sólo en el orden económico sino también en el intercambio de ideas y valores, llegando a la conclusión que esa nueva situación está generando un cambio profundo en la cultura; influye en nuestra identidad y en la memoria colectiva. Se señala además la necesidad de un currículum nacional en términos de la identidad  del país y sus necesidades de desarrollo -científico, tecnológico, económico y social-, como también desde las demandas de la sociedad del conocimiento y de  la globalización. Pero no es un tema tratado con la importancia que debe tener para un país que pretende modernizarse aceleradamente.

Misión
Es la manifestación de la visión que el sistema educacional tiene del mundo. La misión es la realización de los fundamentos de la visión que se materializa a través de los objetivos que se han propuesto alcanzar las distintas disciplinas que se imparten en el sistema educacional. Es la operacionalización de los valores, las creencias y las filosofías distintivas, los modelos pedagógicos que guían la forma en que el sistema educacional observa y experimenta su entorno por medio de estrategias, objetivos y actividades relacionadas con la educación. La misión es el conjunto de objetivos formativos y de especialización a alcanzar a través de distintas actividades, investigaciones científicas y procesos de enseñanza-aprendizaje con que el sistema educacional realiza y materializa la visión que tiene de la naturaleza, la sociedad y el pensamiento. La misión es la materialización de las promesas de la visión educacional y la realiza mediante la generación, profundización y ampliación constante del conocimiento sobre hechos relevantes que la visión le muestra en el ámbito formativo-educacional. (ver más: www.mercadonegro.cl/e107/e107_files/downloads/revolucion_pinguina.pdf )

La misión del sistema educacional es formar profesionales con conocimientos relevantes que incorporen en su saber los actuales logros científicos alcanzados en las diversas áreas del conocimiento de la naturaleza, la sociedad y del pensamiento humano. Simultáneamente la misión debe tener como propósito alcanzar en cada uno de los profesionales que egresen de ella una formación valórica y de comportamientos éticos que ponga en el centro de sus preocupaciones permanentes, garantizar al ser humano sus derechos de formarse en libertad espiritual, intelectual, cultural y sin restricciones materiales sobre la base de la tolerancia, el laicismo, el pluralismo, la democracia y la preocupación por el otro y el respeto de las ideas de los demás, de tal manera que permita alcanzar personas y comunidades humanas plenas e integralmente desarrolladas.

Objetivo
Para alcanzar la misión de una organización es necesario contar con varios objetivos formativos-educacionales generales y/o específicos. Estos objetivos deben ser unívocos, es decir, que no puedan ser interpretados en varios sentidos o genere diversos juicios. Esto es fundamental, si se tiene presente que lo que busca alcanzar una misión es un resultado determinado que debe materializarse a través de objetivos, estrategias, acciones y actividades concretas. Si el objetivo es confuso no podrá insertar a la organización en las tendencias reales del desarrollo de la sociedad, y las actividades que diseñe serán intrascendentes, ineficaces e ineficientes, lo que impedirá alcanzar los propósitos que se plantee el sistema educacional, no logrando por ello modificar la realidad que se ha propuesto intervenir.

Desde la perspectiva de la visión educacional en la sociedad del conocimiento y la creatividad, los objetivos generales del sistema educacional serían entonces elaborar un saber holístico, sistémico, científico, global, pluridimensional, multirelacional y prospectivo al interior de la comunidad educacional, con el propósito de formar profesionales de excelencia, generadores permanentes de nuevos conocimientos, críticos y sensibles a los problemas de las personas y la sociedad, empleando en todo el sistema educacional básico y en el pregrado y postgrado programas innovadores, actualizados y con metodologías de enseñanza/aprendizaje de última generación que incorpore las nuevas formas de pensar y las tecnologías de la información y las comunicaciones.(Ver más: www.mercadonegro.cl/sepistemologia/episteme_10.htm ) Este tema no está tratado profusamente en el informe de la comisión presidencial. Quizás lo más cercano es la propuesta de que se formen a los alumnos y alumnas en un conjunto de competencias -orientadas al conocimiento, al pensamiento crítico, la interacción y participación social y la autonomía personal- que son imprescindibles en una sociedad democrática.

Calidad de la Educación
La calidad es una característica esencial de un suceso en la determinación de sus rasgos y caracteres inherentes, en virtud de la cual, es lo que es y no otra cosa, distinguiéndolo de otros eventos. En la naturaleza y en la sociedad, todo está en movimiento y desarrollo continuos: constantemente, alguna cosa perece o nace. Pero no se infiere por ello que los objetos, fenómenos o sucesos no tengan contenido determinado, forma determinada de existencia, a pesar de que sean inestables. Su determinación cualitativa es precisamente lo que los convierte en estables, lo que limita los objetos y crea la diversidad concreta de la naturaleza.

Lo que mide la alta calidad de la educación de estudiantes y profesionales es la formación consciente, sistemática, metódica y continua de hombres y mujeres armónica y multilateralmente desarrollados. Una educación de calidad garantiza su correspondencia con las exigencias y el nivel actual de la tecnología y la organización y gestión de la producción, los nuevos ritmos del trabajo, la precisa interacción de las producciones afines, la actitud hacendosa hacia la tecnología, los bienes intangibles y tangibles. Aspectos inseparables a la formación son la disciplina consciente, la responsabilidad y el trabajo colaborativo.

Una educación de calidad forma profesionales altamente instruidos, de elevada cultura, de sólida formación científico-tecnológica, de fuertes cualidades morales y de producción constante de nuevos valores espirituales, responsable del destino y futuro de la sociedad en que vive y de todo el planeta, que asume la belleza como manifestación espontánea de la naturaleza, que tiene una visión sistémica, holística y de profundo respeto hacia todas las formas de vida y que busca desarrollar con plenitud las necesidades sociales y personales. Una educación de calidad expresa el perfeccionamiento de todos los aspectos del modo de vida de los ciudadanos tomados en su conjunto, el desarrollo de la personalidad del individuo, de sus aptitudes y de su talento.

El Informe de la Comisión Presidencial reconoce que “el concepto de calidad de la educación es multifacético y sobresalen en él dos dimensiones: el desarrollo personal y social de los individuos (derecho humano) y el desarrollo de las competencias requeridas para el trabajo y el desarrollo económico (capital humano). Agregando que la equidad, por su parte, es el derecho a una educación de calidad para todos.

Sostiene el informe que para asegurar la calidad “se recomienda el cierre inmediato de los programas especiales de formación docente inicial y que, en el mediano plazo, toda la formación docente inicial sea de carácter universitario. En relación al currículo, se propone redefinir la integración de la tecnología, a través del uso del computador, como una eficaz herramienta para el desarrollo del pensamiento y la construcción del conocimiento en el aula”. Hay que resaltar además, la importante idea de que una educación de calidad exige “que se forme a los alumnos y alumnas en un conjunto de competencias -orientadas al conocimiento, al pensamiento crítico, la interacción y participación social y la autonomía personal- que son imprescindibles en una sociedad democrática”.

Quizás la ideas más importante de la Comisión se refiera a que “La hiperprofesionalización ha cedido poco a poco el paso a la necesidad de estudios generales más sólidos y a la idea de una educación continua durante toda la vida”, que el país tiene la obligación de garantizar estándares mínimos exigentes de calidad, y que, para lograrlo se requiere modificar sustancialmente la actual institucionalidad en la educación, porque ella no garantiza la calidad educativa, en términos de aprendizajes básicos. Creemos, sin embargo, que el tema de la calidad no es bien tratado por la Comisión porque los conceptos con los que se trabajó son insuficientes y no se acercan lo suficiente a la propuesta de calidad que hemos hecho en los párrafos anteriores.

II. Una segunda debilidad de la Comisión fue la ausencia de un profundo debate sobre las consecuencias de la mercantilización de la educación propiciada por organizamos internacionales como la OCDE, el BM, el BID y el FMI, que en Chile se concretó en la actual LOCE dictada durante el gobierno militar, y su administración post dictadura por los regímenes de la Concertación (Ver mas: www.mercadonegro.cl/e107/e107_files/downloads/fazio_pinguinos.pdf .) Esta falta de discusión sobre el tema se debe, obviamente, por la presencia mayoritaria en la Comisión de furibundos partidarios del modelo educacional que hoy impera en Chile.

La LOCE rebaja la calidad de la educación porque en ese marco legal la educación y la formación en general tienen como objetivo estratégico fundamental ser instrumentos para las políticas de empleo, las políticas sociales y la estabilidad macroeconómica. En esta perspectiva, las políticas educacionales apuntan a la especialización, a la reestructuración de los oficios, a la redefinición de las competencias técnicas y a contar con determinadas cantidades de especialistas de acuerdo a las necesidades de las grandes empresas. La escuela es concebida sólo como una agencia de servicios, materia prima y fuente de competitividad en la guerra económica generalizada que vive el mundo capitalista globalizado. Esto implica que la misión fundamental de la educación será la transmisión de datos e información en pro del crecimiento de la ganancia y del hacer negocios del mundo capitalista neoliberal globalizado, sin importar las consecuencias sociales que estas ganancias especulativas pueda traer. (Ver más: www.mercadonegro.cl/snoticias_abril/opinio_protesta_escolares_tom.html )

La calidad de la educación se rebaja porque estos conocimientos inmediatistas quitan toda posibilidad de formar pensamiento crítico frente a las consecuencias sociales que las políticas neoliberales han desatado en nuestros países. Este pensamiento técnico y funcional sólo es capaz de entregar representaciones de relaciones entre experiencias sensibles, suponiendo que los conocimientos son sólo hechos y sus nexos con otros hechos, sistematizándolos al margen de la totalidad a la cual pertenecen. Al mismo tiempo parte de enunciados singulares para obtener conclusiones universales, viendo en forma fragmentada la realidad social, porque no integra conocimientos para ver esa realidad, observando sus partes como existencias separadas y no como un todo.  (Ver mas: http://www.mercadonegro.cl/snoticias_abril/educacion_mercancia.htm y http://www.mercadonegro.cl/sopinion/opinion_web_resumen_riveros.htm )

Para superar la tendencia a formar estudiantes con conocimientos inmediatistas es necesario introducir un currículo con una sólida docencia de carácter general que le permita al estudiante conocer en el mundo en el que vive y saber vivir en él. Para que ello sea posible se deben introducir asignaturas del área de la filosofía, formas de pensar, ética, historia general y social, interpretación científica de los procesos de la vida, pensamiento matemático, tecnología e informática, entre otros. Debe haber un segundo componentes con asignaturas básicas que le entregue los conocimientos y las habilidades y destrezas suficientes de un sector específico del conocimiento ligado a la disciplina y la profesión elegida. Y una tercera área de especialización, prudentemente reducida porque son asignaturas que rápidamente pierden vigencia por la velocidad del cambio.

grafico3
Gráfico Nº 3 Propuesto por el autor para mostrar la relación en un currículo entre asignaturas de carácter generalistas formativas, básicas y de especialización, jugando un rol determinante las primeras. En el caso chileno, las asignaturas de formación general fueron abortadas por el sistema educacional en tiempos de la dictadura. Las “expulsiones de lava” (3) del volcán expresarían las asignaturas de especialización, las cuales se van renovando constantemente por su corta validez debido a la velocidad del cambio. Estas asignaturas se perfilan en función de las asignaturas de carácter básico y formativas generalistas
Diseño del gráfico: Antonio Castillo Belmar, Ingeniero Civil Químico, profesor de la Universidad de Las Américas

Sin embargo, en general la Comisión Presidencial en vez de rechazar el carácter mercantilista de la educación como base de la crisis de calidad y equidad, centra su discusión más bien en el derecho y la libertad de enseñanza como derechos imprescindibles, según ellos, en una sociedad democrática, reconociendo que en el sistema legal chileno que se expresa en la LOCE, el primero de esos derechos aparece desmedrado frente al segundo, transformándose la llamada libertad de enseñanza las más de las veces sólo en libertad de empresa, Libertad de empresa educacional con la cual la sociedad reproduce sus diferencias y privilegios sociales mediante canales formativos de dispar calidad. (Ver más: www.mercadonegro.cl/spopups/resumen_taller_MN.htm )

El Consejo Presidencial entiende la libertad de enseñanza “como el derecho de los particulares a fundar establecimientos de enseñanza y de los padres a escoger el tipo de educación que prefieren para sus hijos”, y lo suponen como un derecho indispensable en una sociedad plural y democrática. Sin embargo, la práctica dice otra cosa: la llamada libertad de enseñanza en Chile no es sino la mercantilización de la educación que ha transformado a la escuela en un negocio más puesto en función de los intereses de los grandes grupos económicos, como ya lo señalamos más arriba. Una verdadera libertad de enseñanza la garantiza sólo un Estado laico, pluralista y verdaderamente democrático que crea las condiciones para que las distintas minorías: confesiones religiosas, grupos étnicos, referentes éticos, minorías sexuales, etc, puedan expresar libremente sus valores, sus creencias y su cultura en el seno de escuelas, liceos y universidades. Es en ese marco que el valor de la diversidad se protege mediante esa libertad y los padres pueden ejercer efectivamente la libertad de enseñanza. No hay libertad cuando las distintas unidades educativas sesgan su enseñanza desde sus particularísimos enfoques, impidiendo puntos de vista distintos, como es la situación chilena hoy día donde cada colegio y universidad preferentemente contrata a profesores de su confesión o militancia política.

Por otra parte, es rescatable de las discusiones de la Comisión el reconocimiento de que la actual institucionalidad dispone de mecanismos muy frágiles que no garantizan la calidad educativa en términos de aprendizajes básicos, y ella debe ser cambiada por instituciones con una fuerte presencia del Ministerio de Educación y sus políticas de evaluación y control de la calidad. Estas entidades administradoras buscarán conjugar, según la Comisión, el, más alto nivel técnico en la gestión pedagógica de los establecimientos de propiedad del Estado con la participación de la comunidad en el control de su gestión y en la definición de determinados aspectos de los proyectos educativos territoriales. También se propone que la selección de los directivos de las entidades educativas sean seleccionados a través del Sistema de Alta Dirección Pública, con llamados y selecciones verdaderamente muy transparentes. Es también interesante la propuesta de una subvención diferenciada en función directa de la precariedad de la población estudiantil: más recursos para los más débiles.
 
III. Una tercera debilidad en el Informe de la Comisión Presidencial es la ausencia de una discusión profunda de los nuevos roles de tutores y aprendices y de la nueva relación que deben tener en la sociedad del conocimiento.

En primer lugar, se está superando ampliamente los enfoques academicistas del sistema de enseñanza/aprendizaje. Prácticamente es imposible que en la educación con cada vez más relevante presencia de las TICs, el profesor se pueda presentar como el único que puede transmitir conocimientos para que el estudiante los “asimile”.

Si bien en la educación se logran objetivos del modelo academicista como que los participantes alcancen las metas propuestas por el sistema y se estandaricen los conocimientos, la idea de que el docente es el único poseedor de los conocimientos porque el profesor hace una presentación eficaz, convincente y magistral de los contenidos y que la intervención del estudiante es limitada, está siendo superada por el modelo tecnológico que trae aparejada la comunicación bidireccional.

La comunicación bidireccional tiene todas las potencialidades de democratizar y darle un carácter libertario a la educación por su masificación y posibilidades de humanizarla y estandarlizarla, lo que lleva consigo vislumbrar una uniformidad de resultados esperados, que constituye uno de los productos claves de este tipo de modelos.

El sentido bidireccional permite una interacción entre el profesor que se transforma en tutor y el estudiante que emerge como un aprendiz, interacción que se muestra como una forma de diálogo entre lo que le entrega mediatizado su guía y los conocimientos previos del aprendiz. Pero esta interacción no sólo es posible que se de entre tutor/aprendiz, sino que además entre los aprendices que sobre la base de sus conocimientos previos que debieran ser fortalecidos en la interacción con el tutor, pueden crear visiones comunes que les permita o resolver problemas y sucesos en forma individual o enfrentarlos a gran escala a través de trabajos colaborativos.

Pero además se da una tercera forma de interactuación que es la que se realiza entre un aprendiz o grupos de aprendices y los contenidos que se encuentran en los sistemas expertos informáticos (páginas Web, bibliotecas digitales y otros medios telemáticos, redes de valor agregada (RVA) o redes extrainteligentes (REI)) o tradicionales como las bibliotecas físicas, libros, etc.

Pero quizás es aquí donde yace actualmente el Talón de Aquiles del sistema educacional chileno. Seguramente debido a su no plena maduración, el rol del tutor aún no se despliega en todas sus potencialidades. En efecto, entre lo que le entrega el tutor y lo que está disponible en los sistemas informativos expertos y los conocimientos previos de los aprendices hay un gran vacío de conocimientos. Esto dificulta y a veces impide a éstos últimos (aprendices) comprender lo que se les entrega a través de herramientas de internet o por medios tradicionales, lo cual tiende a frustrar la posibilidad de transformar a los aprendices en grandes creadores e innovadores.

Existen enormes dificultades para que el aprendiz entienda y el tutor ayude a éste a comprender la combinación simultánea de posición y velocidad de un suceso con una cierta distribución de probabilidad, o estado cuántico del suceso. Tampoco es comprensible el principio de incertidumbre del futuro desarrollo de los acontecimientos, porque no se puede estar seguro acerca de la posición y la velocidad de un suceso o problema, debido a que tantos éstos como sus componentes unos se conocen con más exactitud que otros. Menos se tiene claro en que condiciones surgen los diversos sucesos, cuál es el rol de la curvatura espacio/tiempo donde existe y la densidad de los componentes del nuevo acontecimiento. Tampoco nuestros tutores y aprendices están preparados para conocer el pasado de un suceso dibujado en un cono de luz, y menos aún la intensidad de gravedad o atracción de los sucesos, desde donde nada escapa a su influencia.

Para entender esta nueva situación de la realidad es necesario desarrollar en los aprendices una competencia principal: una epistemología de la práctica para la resolución técnica de un suceso que obligaría a vincular el problema en el marco de la totalidad a la cual pertenece, construyendo un enfoque científico en la reflexión desde la acción con fundamentos holísticos y sistémicos.

Como se es conocido, entender la multidimensionalidad de un suceso exige comprender la multifactorialidad que le da origen, las regularidades y tendencias que lo constituyen, las referencias lógicas que lo configuran. Sólo en ese momento se están construyendo (fortaleciendo) los dominios cognitivos para explicar lo que se quiere explicar. Pero es aquí donde el actual tutor no juega el rol que le corresponde. No se produce la suficiente interacción con el aprendiz, los nuevos contenidos y la propia experiencia de alumnos/as para llenar los vacíos que no le permite entender a éstos todos los saberes que se le entregan y de esta manera fortalecer continuamente sus conocimientos previos, y a partir de ellos generar nuevos conocimientos.

Para superar esta situación es necesario entregar una adecuada formación a los tutores en manejo de TICs y en formas nuevas de pensar como pensamiento holístico y sistémico, medidas que la Comisión Presidencial no ofrece y ni siquiera toca como tema de discusión.

grafico4
Gráfico Nº 4 Propuesto por el autor con el fin de mostrar un enfoque interdisciplinario con carácter de metametadología a partir de la segunda ley de la termodinámica como constructo. Tiene como fin analizar cada factor que configura a un suceso desde la perspectiva de las categorías ahí señaladas..
                            
Sistema Tutorial y el Aprendiz
Vivimos en la Sociedad del Conocimiento y como contrapartida, en una Sociedad que es también Sociedad del Aprendizaje. Esta comunidad de aprendizaje ha de proporcionar a sus integrantes, aprendices permanentes a lo largo de toda su vida, los instrumentos cognitivos necesarios para adquirir nueva y cambiante información, nuevos y diferentes roles profesionales sociales, destrezas y habilidades diversas y más sutiles y tecnificadas y, en la esfera más personal, actitudes y valores capaces de producir adaptaciones a cambios probablemente profundos y distintos a muchos de los adquiridos en la infancia o adolescencia.

El mismo dinamismo social promoverá nuevas formas de aprender, nuevas habilidades; la escuela y universidad habrán de abrirse más –mucho más- a las condiciones y prescripciones de un mundo permeable e instantáneo en el acceso a la información pero más complejo y especializado en la selección de la misma. Los verdaderos maestros habrán de hacer otra cosa que sólo recitar y exponer los conocimientos culturales o de la ciencia.

Como la educación debe transformarse en una interacción bidireccional entre tutores guías y alumnos aprendices, el perfil del tutor debe incluir en primer lugar la capacidad de lograr la difusión del saber y de habilidades y actitudes a través de medios tecnológicos que posibilita reproducir material pedagógico de excelencia académica, alcanzando a un gran número de aprendices al mismo tiempo, sin importar el lugar donde se encuentren en un desfase tiempo/espacio entre el momento de entregar el material y el aprendizaje.

En la educación moderna es necesario aplicar los desarrollos de las TICs en los procesos de enseñanza y aprendizaje (León, 2004) (Ver más: www.aefol.com/elearning/articulos_detalle.asp?articulos=530 ) . En este marco el profesor/tutor/a debe caracterizarse por un perfil que lo transforme en profesor/tutor/consultor/a. Este nuevo perfil permite una comunicación tanto en tiempo real sincrónica como asimismo independiente del tiempo o asincrónica, y en ambos casos con una profunda interacción.

Por otro lado están surgiendo varias teorías que pretenden explicar las nuevas bases o enfoques de aprendizaje en entornos presenciales y en otros entornos con mayor participación e intermediación de TICs. Se observa con detenimiento la mayor autonomía e independencia del estudiante como aprendiz y el incremento de la interacción y la comunicación entre el docente y el discente. Lo concreto es que la nueva educación no se sitúa necesariamente en ninguna orientación educativa concreta. Teniendo presente esta situación, el tutor/a debe ser capaz de manejar y aplicar orientaciones y enfoques didácticos diversos y en proceso de desarrollo respecto tanto a los modelos pedagógicos como a lo que se entiende por conocimientos previos y, cómo éstos se forman y fortalecen continuamente.

Como tutor o guía el profesor está hoy día en condiciones de crear adecuados y pertinentes ambientes inteligentes de aprendizaje a través de las diversas herramientas presenciales y no presenciales con adecuado soporte tecnológico. Y al mismo tiempo, interactúa o dialoga con el aprendiz para facilitar el aprendizaje entregándole metodologías holísticas y sistémicas para fortalecer sus conocimientos previos como dominios cognitivos. Si el tutor posee el perfil adecuado, señala León, los entornos presenciales (la sala de clases) como los entornos computacionales y el ciber espacio particularmente se vuelve amistoso, el aprendizaje se consigue exitosamente, las interacciones tutor/aprendiz, aprendiz/aprendiz y aprendiz otros expertos investigadores y fuentes de información y sus contenidos se vuelven eficaces y la tecnología se hace transparente a través de modelos transaccionales (Moore, 1989),

Rosario León enfatiza que el perfil del tutor o guía debe permitir enseñar a aprender por sí sólo y a emprender tareas de aprendizaje al aprendiz más que transmitir saberes a éste (Ver más: www.aefol.com/elearning/articulos_detalle.asp?articulos=364 ). Para aprender a aprender y emprender los tutores/as deben inducir a los aprendices a que sean capaces de saber asumir una mirada global, manejar adecuadamente los instrumentos, aprender en entornos altamente cambiantes, con fuerte entropía, saber b uscar y encontrar información relevante en la red, desarrollar criterios para valorar esa información, poseer indicadores de calidad, aplicar información a la elaboración de nueva información y a situaciones reales, tomar decisiones en base a informaciones contrastadas y en grupo. Es decir, ser aprendices modernos. Pero para desarrollar estas nuevas competencias los tutores deben tener la suficiente autoridad para convencer a sus aprendices que tienen que abandonar el viejo estilo de aprender "cada vez más" por un "cada vez distinto" porque -enfatiza León - la informática es al mismo tiempo contenido, medio y entorno educativo y ello, además, velozmente cambiante. Lo importante es –según León- promover la accesibilidad, la personalización del aprendizaje, la colaboración y la búsqueda de la calidad

El proceso de enseñanza/aprendizaje
Para entender el proceso de enseñanza/aprendizaje y el rol que juega la didáctica en él, primero hay que comprender el surgimiento de la autoconciencia en el ser humano en general y del alumno/a en particular. Maturana y Varela (1984) nos proponen su teoría de la “circularidad cognoscitiva tautológica” para explicarnos el surgimiento del ser autoconciente. (Ver más: http://mazinger.sisib.uchile.cl/repositorio ) Para explicar el fenómeno de la tautología cognoscitiva, ellos parten de la premisa de que el contenido del conocimiento es el conocimiento mismo, que los sistemas vivos no actúan por instrucciones o información que surgen como anomalía desde el entorno. Ellos sostienen que los seres humanos somos capaces de crear mecanismos explicativos, coherencias operacionales, diversas teorías explicativas que genere por sí misma el fenómeno que se quiere explicar, es decir, el fenómeno en el cual el propio observador participa, hablándose por ello de una auto-descripción o auto-conciencia. Estas teorías explicativas son afirmaciones que se validan por sí misma porque el contenido del conocimiento es él mismo, no es especificado por variables independientes de la definición dada. En esto consiste el carácter tautológico del operar cognoscitivo de los sistemas.

Estos autores nos señalan que la auto-conciencia es una actividad experiencial-operacional, es decir, formas de cognición, de afirmaciones (teorías) derivadas acerca de la praxis del vivir que es definida y constituida por el observador. Desde esta perspectiva se debe potenciar la participación de los estudiantes como observadores en la generación de lo conocido. Entonces el estudiante-observador especifica el fenómeno, construye el mecanismo generativo desde sí mismo, crea un fenómeno distinto gracias al mecanismo explicativo (generativo) y luego lo valida. Y ello se repite recursivamente porque todo hacer nos lleva a un nuevo hacer como un círculo cognoscitivo. Maturana y Varela nos muestran esta nueva perspectiva sobre la naturaleza humana como una nueva cumbre desde la cual podemos visualizar coherentemente el propio "valle donde vivimos", desde donde alumnas y alumnos podrán construir y comprender el mundo que han construido y donde viven en convivencia con otros alumnos en la cultura que viven.
grafico5
Gráfico Nº 5 Propuesto por el autor para mostrar el proceso de desarrollo de los conocimientos y generación de conocimientos nuevos en un aula intermediada por NTICs Diseño del gráfico: Antonio Castillo Belmar, Ingeniero Civil Químico, profesor de la Universidad de Las Américas

Niklas Luhmann (1996) nos señala que el educando no es una "máquina tribial", es decir, no reacciona a un determinado input produciendo un determinado output, sin tener en cuenta su respectiva situación. Por el contrario, los alumnos como "máquinas no tribiales" no responden siempre de la misma manera, sino que lo hacen según su estado momentáneo. Los alumnos/as y las personas en general - continúa este autor- son sistemas funcionales diferenciales y no dependen de cuándo y cómo ha empezado algo en el entorno que lo rodea. Lo que para ellos cuenta del entorno al cual pertenecen lo van determinando ellos mismos de acuerdo a criterios propios, internos de cada uno. Los seres vivos en aprendizaje poseen un cierre autorreferencial que implica, según Luhmann que no aceptan que sus conductas son rendimientos o expresiones del input exterior. Es el alumno como ser vivo el que construye todo lo que cuenta en el propio sistema. A este fenómeno Luhmann lo denomina circularidad autorreferencial de las operaciones del sistema.

Ahora bien, si el contenido del conocimiento - como señalan los biólogos antes mencionados- es el conocimiento mismo, y que los sistemas vivos no actúan por instrucciones o información que surgen como anomalía desde el entorno, y que por el contrario, los alumnos son capaces de generar mecanismos explicativos, coherencias operacionales, diversas teorías explicativas que genere por sí misma el fenómeno que se quiere explicar, hablamos entonces de auto-descripción o auto-conciencia. O si como apunta el sociólogo alemán, que los alumnos son "máquinas no tribiales" con cierre autorreferncial, la didáctica debe apuntar como ciencia, práctica, tecnología y arte a fortalecer los conocimientos previos que alumnos/as poseen y desde donde se generan los nuevos conocimientos.

¿Cómo pueden ser fortalecidos estos conocimientos previos del alumno como observador? En primer lugar el profesor y la profesora deben utilizar modelos didácticos que les permita construir metodologías de aprendizaje en el alumno/a que fortalezca su autoconciencia o autodescripcción a través de enfoques sistémicos/holísticos que haga comprender al alumno/a que cada acontecimiento expresa la totalidad de las tendencias del entorno planetario en que ese suceso sucede, pero de manera particular o individual. En segundo lugar, el profesor o la profesora simultáneamente debe ayudar a completar a alumnos y alumnas en su calidad de observadores/as los conocimientos que le son necesarios –como las regularidades y leyes que caracterizan a una época- para comprender los acontecimientos que observan. Y por último, hacer sentir en alumnos/as que ellos –sobre la base de los dos puntos anteriores- están involucrados en el emerger del acontecimiento que observan, generando por ello constantemente nuevos conocimientos, y por ello tienen una gran responsabilidad en la formación continua de sus propios conocimientos previos.

Esta nueva situación en los modelos pedagógicos obliga a abandonar la idea de instrucción a los alumnos/as, de entenderlos como seres tribiales que se comportan y rinden a través de output a partir de las informaciones y comunicaciones o input que reciben. El alumno no es un computador y no procesa información. Por el contrario, es un generador de conocimientos nuevos a partir de sus conocimientos previos o saberes sabidos. La didáctica debe fortalecer este proceso de aprendizaje autónomo de alumnos/as.
grafico6
Gráfico Nº 6 Propuesto por el autor con el fin de diseñar un modelo de resolución de problemas combinando teorías de Hawking, Maturana y Luhmann. Aquí se puede observar la relación entre la resolución de sucesos y el fortalecimiento constante de los conocimientos previos.. Diseño del gráfico: Antonio Castillo Belmar, Ingeniero Civil Químico, profesor de la Universidad de Las Américas
 

Todos estos temas, tan importantes para el desarrollo democrático de la educación chilena que busque crear las bases de una sociedad más igualitaria y libertaria, no son tocados por la Comisión Presidencial. La Comisión se limitó a entregar opiniones muy generales como que “el tiempo ocupado interactivamente entre profesor y alumno produce más logros que el tiempo de trabajo en el asiento”; o “crear las condiciones para un enriquecimiento pedagógico, entregando espacios de   tiempo   y   condiciones   materiales   para   que   los   profesores   pudieran  profundizar,  extender e innovar los métodos y enfoques para  promover el  aprendizaje de los estudiantes”. Agregan además que “El énfasis en la muy significativa inversión en infraestructura ha estado en las  salas de clase, descuidándose el desarrollo de espacios para metodologías  pedagógicas alternativa”. Reconocen por último que los profesores no han recibido una preparación para hacer un uso efectivo del  mayor tiempo lectivo. Quizás lo más curioso es cuando confunden innovación pedagógica con insumos en general al hacer la afirmación de que “Los recursos materiales para  la  innovación  pedagógica  han  sido  limitados  (insumos para laboratorios, biblioteca, implementos para talleres y actividad  deportiva, etc.)”. Terminan reconociendo que en  la  formación  tecnológica,  la  mayoría  de  los  docentes  no  poseen   una  formación pedagógica.

En definitiva, este pre-infome de la Comisión Presidencial no nos deja para nada satisfechos, y aunque cuando creemos que se liberarán más recursos para invertir en infraestructura material educacional y de apoyo a los sectores más precarizados, lo cual es importante, no habrá al parecer saltos cualitativos fundamentales en los procesos de formación a través de nuevos modelos pedagógicos, con roles distintos de tutores y aprendices en una nueva aula intermediada por TICs. Y ello va a ser así porque la visión del Ministerio no ha cambiado, condenando a asumir al sistema educacional chileno una misión, estrategias, calidad y objetivos muy lejos de las exigencias del mundo actual.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger