viernes, 5 de agosto de 2011

Ambientes Virtuales de Aprendizaje, Currícula y Modelos Pedagógicos Lecciones de mi propia experiencia (Año 2005)

La introducción de las TICs en la educación

            Castells[1], citando a Brooks y  Bell, señala que la tecnología es «el uso del conocimiento científico para especificar modos de hacer cosas de una manera reproducible», incluyendo al mismo tiempo  entre las TICs  la convergencia de  la microelectrónica, la informática (máquinas y software), las telecomunicaciones/televisión/radio y la opto electrónica.

            El desarrollo y la implementación de las TICs en las diversas esferas de la sociedad y en particular en la educación, está generando una profunda mutación en cada una de ellas, transformando a la sociedad en un sistema social altamente digitalizado y dependiente de la entrega constante de datos e información y generación sin límites de nuevos conocimientos. Lo que prima entonces, son los procesos que permiten crear nuevos conocimientos más que el conocimiento mismo como producto. Ello es facilitado por las características del texto electrónico que es flexible, está en línea, hay interacción e intercambio directo de ideas, problemas y soluciones y se puede convenir un espacio/tiempo ubicuo y asincrónico. Todo lo anterior permite que se aprenda creando, favoreciendo con ellos la generación constante de diversos modelos de aprendizaje.


            La creación de sistemas informáticos ubicuos permite distribuir la potencia informática en redes construidas  con protocolos comunes de internet y con acceso a megaordenadores servidores, situándose la inteligencia informática en la misma red a través de Webs con softwars que les facilita la conección a una red informática universal en cualquier ubicación, multiplicando con ello las formas de aprender. Estamos en presencia, como señala Castells, de una locomotora tecnológica con un ambiente electrónico de conversación e investigación interconectado y a gran escala posibilitado por la conexión en redes ahí donde hubieran teléfonos y ordenadores con modems. Pero además con una nueva manera de organizar la información y el aprendizaje. Castells cita a Ted Nelson (1974) cuando señala que esta nueva manera  de organizar son los vínculos horizontales de información denominados hipertexto, sumando además el protocolo de transferencia de hipertexto (HTTP) y las direcciones stándars (URL).

            Las características actuales referidas a la morfología de la interconección de la red crean condiciones para soportar el incremento creciente de la complejidad de la interacción y su poder creativo. En efecto, la conectividad es fundamental para el éxito tanto de tutores como de aprendices. En ese sentido la Web contiene información inagotable para todas las áreas del currículo y permite la colaboración entre profesores y educandos, entre los educandos entre sí,  como asimismo el contacto permanente entre todo el sistema educacional y los diversos  centros de investigación científica del país y del mundo, favoreciendo con ello el constante desarrollo de nuevos conocimientos.
            
El crecimiento de las redes es exponencial dando como resultado un beneficio adicional importante desde el punto de vista de la generación de nuevos conocimientos, con un bajo índice de  costos. Al  mismo tiempo, la red es capaz de garantizar la constante multiplicación de la red y un aprendizaje libre porque ella es finita, es decir, tiene una existencia concreta con características concretas en un momento determinado, pero al mismo tiempo infinita  porque   no tiene bordes, es abierta, muta constantemente, se expande sin cesar. Además es simultáneamente poco estructurada, se puede entrar a ella desde cualquier lugar y canaliza, de acuerdo a Castells, el poder desordenado de la complejidad, o sea, el exceso de información no vinculada aparentemente entre sí. Todo lo anterior está potenciado porque las TICs hoy día son sistema altamente integrado (microelectrónica, telecomunicaciones, optoelectrónica y ordenadores), acelerando los procesos de aprendizaje creativo.

            Los efectos de los AVA en la educación
            En este nuevo impulso del desarrollo de la ciencia y la tecnología, los centros de formación superior han ido logrando acumular la experiencia apropiada para acomodarse lentamente a este nuevo proceso desatado por las TICs. Ello permitió que por primera vez –como señala el mismo Castells- la mente humana se transformara en una fuerza productiva directa, en la creadora directa de la riqueza en la medida en que las máquinas tecnotronizadas se iban transformando en una prolongación del cerebro humano, en una expansión de la mente. Esta nueva situación ha alterado todo el modo de vida de los seres humanos, desde que nacemos hasta el fin de nuestros día, obligándonos a entender con mayor rapidez que en el desarrollo actual de la sociedad se fortalece cada vez más el hecho inevitable de que las herramientas y las  máquinas son inseparables. 

Siendo en términos generales la tecnología un diseño de procesos destinados a cambiar y mejorar la realidad a través de conjuntos de acciones que se desprenden de principios científicos ya probados (ver Bunge, 1995), puede también ser aplicada a procesos culturales como la pedagogía. Desde este punto de vista, la tecnología educativa pude entenderse como un diseño de procesos sociocognitivos con el objetivo de mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje.

La tecnología educativa vive también los procesos de diseño, ejecución y evaluación en el marco de determinadas perspectivas históricas socioculturales críticas para ambientes tanto presenciales como para entornos virtuales de aprendizaje. Pero esta tecnología aplicada a la educación debe ser apropiada, es decir, adecuada a contextos, situaciones y usuarios concretos (Schumacher, 1979), debe ser pertinente desde un punto de vista sociocultural.

Se trata de trabajar el aprendizaje con alumnos protagonistas de su propio aprendizaje a través de sus competencias tecnológicas-culturales concretas y específicas. Para ello hay que desarrollar una tecnología educativa crítica con un enfoque sistémico, es decir que entienda la multifactorialidad que da origen a la multidimensionalidad de cada proceso que vive el alumno, que propenda a la formación de alumnos interactivos, con comprensión inteligente de lo que observan, que vayan construyendo su realidad a partir de poderosos conocimientos previos siempre fortalecidos con enfoques integrales de la realidad, e incorporando crítica, reflexiva, apropiada y contextualizadamente las TICs.

En el caso del proceso enseñanza/aprendizaje, las TICs y en particular Internet permite gestionar constantemente la generación de nuevos conocimientos. Un centro de enseñanza ordena las materias con arreglo a la complejidad,  puede exigir determinados volumen de trabajo, mejor comprensión de conceptos. Los estudiantes, a su vez,  exploran los temas de nuevas maneras, se desarrolla el aprendizaje en común, la facultad crítica, y aprendizaje constructivista, significativo y adecuación al propio ritmo del participante,  como asimismo adquieren técnicas de formación permanente y combinan el saber pensar con el saber hacer, entre otros.

            La sociedad de la información ha incrementado la complejidad del proceso de aprendizaje porque la propia sociedad es hoy día un sistema caótico de información con elementos no conectados directamente entre sí. Además los sistemas, como señala Prigogine[2], son estructuras disipativas, mutantes porque son muy sensibles a los cambios del entorno. Su no comprensión nos hace vivir la sensación de caos e incertidumbre. Su ordenamiento nos obliga a crear potentes conocimientos previos, coherencias operacionales, marcos lógicos para descifra y reducir la complejidad. Las TICS juegan el doble rol de aumentar la complejidad, pero al mismo tiempo es una herramienta formidable para descomplejizar esa misma realidad. En este proceso, donde los ambientes virtuales juegan un rol fundamental, el aprendizaje crece de manera insospechada. En estos ambientes de aprendizaje sostenidos por las TICs se enriquece el conocimiento porque cada alumno es un protagonista apoyado por sus tutores.

           
            Las TiCs y el Curriculum

            Entiendo por curriculum un modelo construído sobre bases teóricas que da las bases de la fundamentación del sentido histórico de los objetivos y metas del diseño educacional, de las decisiones planificadas que se toman en los sistemas de enseñanza/aprendizaje respecto a las diversas acciones que los alumnos/as deben realizar para aprender y generar nuevos conocimientos, a la reapropiación de las actividades y experiencias de los propios alumnos, las habilidades y competencias que los aprendices deben desarrollar para garantizar su aprendizaje y la oferta estructurada de conocimientos disciplinares y el esfuerzo para lograrlo que las instituciones de educación realizan  para asegurar el éxito de los contenidos ofrecidos.

Una de las funciones más importantes del currículo es la selección de aquella parte de la cultura que ha de ser transmitida dentro del cúmulo de conocimientos en permanente generación. Incluir o excluir algún conocimiento tiene una connotación política por la relación que se establece entre la cultura considerada oficial y el tipo de sociedad que se pretende construir. Desde esta perspectiva, son las instituciones educativas las que legitiman las certificaciones – titulaciones – que demanda la sociedad para la incorporación de las personas al mercado laboral y a las diversas instituciones que integran el tejido social. Por lo tanto, son los enfoques curriculares los que determinan el énfasis teórico que asume un determinado sistema educativo para caracterizar y organizar internamente los elementos que componen el currículum, con la visión del tipo de hombre y de sociedad que se desea.

            Entendido así el currículum creo que la concepción integrada del curriculum permite un enfoque interdisciplinario que busca generar nuevos conocimientos a partir de conocimientos previos fortalecidos por una potente integración de diversas disciplinas en la estructura cultural del observador, construida con el fin explícito de resolver determinados problemas. La integración de curriculum es la búsqueda de significado social a través del encuentro del educando con los problemas diversos de su entorno social. Este enfoque integrador  recoge los aportes de todos los otros enfoques, pero asegura la formación integral del ser humano fundamentalmente porque, integrando diversas ciencias en una refundación interdisciplinaria del conocimiento, puede comprender la multidimensionalidad de la problemática que se le presenta.

Viola Soto (1998) señala que el curriculum no puede ser desagregado y jerarquizado, con materias aisladas entre sí y sobrevaloradas unas respecto a otras, dando departamentalizaciones dogmáticas, sesgadas, con jerarquías rígidas y carentes de visión sistémica y holística. Ello rebaja la educación a un mero valor agregado de la producción que genera “recursos humanos” aptos sólo para la “dura batalla de los mercados”, legitimando todo lo existente desde el punto de vista de la contradicción progreso tecnológico/regreso social.

            El desarrollo de las comunicaciones facilitan la transversalización del conocimiento, y por ello los nuevos curriculum deben ser integrados. Este nuevo tipo de curriculum  puede entregar contenidos que permita la comprensión por parte del alumno de la complejidad del mundo actual.  La Universidad debe ser capaz de crear profesionales que tengan visión sistémica, estratégica, de futuro, innovadora, de manejo de complejidades e incertidumbres, generadores de cambios culturales profundos en los ámbitos de la ciencia, la tecnología, la política, la economía, lo social y cree entornos favorables al desarrollo científico-tecnológico, económico y la justicia social en la perspectiva del florecimiento integral de todos los integrantes de la comunidad nacional.

            Hoy como nunca, el surgimiento de las nuevas fuerzas productivas emblematizadas en las  nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones puede facilitar una enseñanza superior que propenda a la formación cultural integral de la persona, desarrollándola en su perspectiva humanitaria plena, constructora permanente de más cultura, tolerante en la diversidad,  innovadora, respetuosa de la ecología, del equilibrio de la naturaleza y de los derechos humanos y comprometida con la equidad social.


Utilización de las TICs en las actividades docentes

La introducción de ambientes virtuales de aprendizaje se debe construir sobre una nueva base pedagógica  de tal manera de crear para los usuarios personales o instituciones en general materiales formativos de gran calidad. Si bien la tecnología es importante, debe ser puesta al servicio de perspectiva formativa de profundo contenido y que permita generar conocimientos constantemente.  En este nuevo marco, el sistema enseñanza/aprendizaje se apoya en las nuevas teorías de gestión del conocimiento, según las cuales, en entornos complejos, donde la innovación y la velocidad de respuesta a los cambios son cruciales, las personas e instituciones  no pueden crear valor sin generar conceptos nuevos (fortalecer sus dominios cognitivos constantemente) como resultado de reducir las diversas complejidades a través del aumento constante de esta complejidad.  El reconocimiento de esta situación, que se viene a denominar aprendizaje continuo, exige al sector educativo centrar el diseño de sus estrategias formativas en una enseñanza constante a todos los miembros de una organización.
 La introducción de TICs en la educación ha cambiado el eje de la enseñanza-aprendizaje desde la enseñanza centrada en el profesor, hacia el aprendizaje donde el papel central lo juega el propio participante apoyado en una avanzada plataforma tecnológica. Pero la tecnología debe ser colocada en su justo lugar: sólo herramientas capaces de mejorar los resultados profesionales de los que reciben formación virtual y comprender que sin un diseño formativo integrado y coherente no tiene sentido. 

Se trata de desarrollar un enfoque novedoso   cuyo valor agregado reside fundamentalmente en el diseño de formación y en generar un producto intangible que son aquellos conocimientos que permitan enfrentar a sus participantes a sociedades complejas y estructuras organizacionales disipativas.

Con un nuevo modelo pedagógico integrado la aplicación de tecnología puede crear un fuerte impacto en la educación. Estamos a las puertas de una nueva cultura que nos permitirá crear nuevos conocimientos, novedosos enfoques sobre el mundo, pautas distintas de comportamientos, la educación continua, la trasndiciplinariedad, el surgimiento de los analistas simbólicos, el dominio de mayor cantidad de lenguajes para estar integrados a la nueva sociedad de la información y la adecuación constante de los procesos educativos a su entorno. Se desarrollarán competencias para saber buscar,  valorar y seleccionar, estructurar y aplicar la información para, sobre la base de conocimientos previos y la praxis del vivir del observador, elaborar conocimiento útil con el que afrontar las problemáticas que se nos presentan.
Los aprendices realizarán actividades relevantes centradas en situaciones significativas, resolviendo problemas concretos en forma colaborativa con exigencias de competencias de alto nivel. Los aprendices deberán saber aprender “de” los computadores pero al mismo tiempo  aprender “con” los computadores. En el primer caso, cuando aprenden “de” los computadores éstos funcionan esencialmente como tutores de los aprendices, apoyando el aumento de los conocimientos y sus competencias básicas. Pero cuando aprenden “con” los computadores, los aprendices utilizan las TICs   como “herramientas de la mente”, en palabras de Jonassen (“Los Computadores como Herramientas de la Mente”). Al utilizarse en este caso TICs más avanzadas permite el fortalecimiento de capacidades intelectuales de orden superior.    Cabero[3] se refiere al nuevo estudiante señalando que “… deberá de estar preparado, por una parte, para el autoaprendizaje mediante la toma de decisiones, y por otra para la elección de medios y rutas de aprendizaje, y la búsqueda significativa de conocimientos. Sin olvidar su actitud positiva hacia el aprendizaje colaborativo y el intercambio de información”.
En el caso de los profesores, uno de los principales retos que tienen que afrontar las instituciones escolares son la capacitación de los docentes en el dominio de la tecnología de la información y de la comunicación adaptada a sus contextos.  En este marco se deben fortalecer sus capacidades innovativas,  colaboradoras, con humildad muchas veces actuarán también como aprendices, desarrollarán una gran preocupación por integrar los nuevos medios tecnológicos al proceso de enseñanza/aprendizaje y al diseño curricular, aplicación de estos medios pedagógicamente, valorar la tecnología por sobre la técnica, diseñar y producir medios tecnológicos, seleccionar y evaluar recursos tecnológicos, organizar los medios. Debe comprender el funcionamiento del sistema operativo de su equipo  y el uso de las herramientas básicas del sistema operativo como el explorador de archivos, editor de gráficos, papelera de reciclaje, etc. Debe aprender a manejar los programas principales  como el procesador de texto, hoja de cálculo, manejador de bases de datos, software de presentaciones. Además debe conocer con propiedad el uso del correo electrónico y de los navegadores de Internet. En definitiva, en sus procesos de formación en la aplicación de las TICs a los ambientes de aprendizje deberán, al igual que los aprendices, explorar, reflexionar, colaborar, enfrentar tareas significativas, comprometiéndose en el aprendizaje activo y contingente.

La experiencia personal
 Sobre mi experiencia de integración de las TICs en los modelos curriculares en los cuales participo, puedo señalar que es diversa y que no me puedo calificar en alguna de las etapas, sino que he logrado avances en distintos aspectos y me mantengo moroso en otros. Debo señalar en primer lugar, sin embargo, que si bien es cierto la gran habilidad que presentan casi la totalidad de los alumnos en el manejo de las nuevas TICs, sin embargo es posible encontrar en la gran mayoría de alumnos dificultades para generar nuevos conocimientos. Esto se debe, a mi juicio, a la permanencia en ellos de viejas formas de pensar que se manifiestan en un pensar lineal que sólo ve lo local  o las contingencias que viven en el marco de su cercanía y con grandes dificultades para observar los problemas desde la totalidad a la cual pertenecen. Es decir, no tienen pensamiento sistémico, global y holístico. 

Respecto a lo que se señala como preintegración que implica un aumento de la productividad profesional, uso el procesador de texto para crear comunicaciones para el estudiante, mantengo base de datos con información de mis alumnos, dispongo de hojas de cálculo para registro y cálculo de calificaciones y utilizo internet para integrar nuevos saberes y generar nuevos conocimientos, tratando de superar sus limitaciones lineales en el observar. Esto último permite incorporar al alumno en el autoaprendizaje.

En el caso de la instrucción dirigida, la utilizo como herramientas de instrucción, tutoriales e instrucción programada. Esto se ha manifestado con las exigencias de que mis alumnos confeccionen permanentemente paper con material entregado por la cátedra y buscado por ellos en Internet. Voy siguiendo el desarrollo de los paper revisándoselos permanente, devolviéndolos muy a menudo al inicio de su construcción y buscando que integren en su confección el lenguaje adecuado de acuerdo al material entregado a los aprendices.  Ello permite que los alumnos entiendan mejor los sucesos y diseñen sus propios procesos sociocognitivos de aprendizaje de manera sistémica, generando con ello riqueza. Esto permite programar mejor la instrucción y acercarnos a cumplir con los objetivos señalados en el programa.
                
En la tercera etapa, la denominada como integración básica, puedo manifestar que en mis cátedras que están todas relacionadas con las ciencias sociales, los alumnos están obligados a usar internet con el fin de buscar nuevos saberes y generar nuevos conocimientos cada vez más valiosos a partir de sus conocimientos previos y de su propia praxis. Esto permite una comprensión global  y sistémica inteligente de lo que los alumnos observan a través del entendimiento de la multifactorialidad que originan diversos sucesos con su compleja multidimensionalidad.

Con la integración media se ha  logrado que los estudiantes integren lentamente las TICs en la búsqueda de mayores saberes en los trabajos que están realizando. Muchas veces algunos de los trabajos de los alumnos han sido cuestionados con el fin de que vuelvan a internet para profundizar la investigación a través de uso de medios electrónicos como enciclopedias, diccionarios sitios web expertos y otros. La entrega final del trabajo debe ser  realizado a través de e-mail a una cuenta colectiva del curso o al correo personal que tengo dispuesto para ello. El uso de las TICs aumenta la complejidad del entorno, pero al mismo tiempo crea los ambientes virtuales que ayudan a resolverla, no sin aumentar esa complejidad. Ello lo realizan a partir de sus propios conocimientos y de su praxis, lo cual les permite generar nuevos conocimientos con visión sistémica-holista, explorando los temas de nuevas maneras, adecuados por supuesto a sus propios ritmos.

En la penúltima etapa de integración avanzada, he incluido el tema de proyectos de investigación relacionadas con alguna problemática elegidas por cada alumno/a libremente. En algunos casos se ha logrado que más del ochenta por ciento de la información obtenida como base de su investigación haya sido lograda en internet. Esto ha permitido integrar diversas ciencias en la perspectiva de la resolución de sus proyectos, provocando con ello una refundación interdisciplinaria del conocimiento, transversalizándolo.

No me cabe la menor duda que esta última etapa es la más interesante e intensa. He buscado diseñar ambientes constructivistas de aprendizaje y para ello he utilizado el instrumento curricular de resolución de problemas. Esto ha implicado modificar sustancialmente las formas de pensar de mis alumnos integrando al análisis y explicación de estos  problemas las ciencias llamadas  duras de físicos como Hawking y sus teorías sobre sucesos, a Prigogine y sus enfoques sobre la termodinámica, a Kuhn y sus puntos de vista sobre revolución científica y paradigmas, a Flores y las conversaciones como base de acuerdos, a Maturana y el mecanismo de la autopoiésis y autoreferencia en sus enfoques sistémicos, a May y su visón holística, con autores típicos de las ciencias sociales como Bunge, Luhmann y tantos otros. Todo ello ha sido enriquecido con las TiCs en la medida en que en Internet aparecen los temas y los autores señalados más otros con posiciones críticas al respecto.  En algunos casos se ha logrado seriamente el trabajo coloborativo aunque no es  claro la intensidad del trabajo de cada uno de los componentes del grupo. Ello no es posible saberlo al no disponer de herramientas de internet que permitan observar las conversaciones entre los alumnos a través de foros, chat y sesiones virtuales.

Como conclusión final puedo afirmar que lo hecho hasta ahora es insuficiente y que es necesario profundizar aún más en estos temas para pasar franca y decididamente a la última etapa.  Hay que insistir en formar profesionales con visiones globales y sistémico-holistas, observadores del futuro, creadores e innovadores permanentes, críticos furibundos de lo actual y generadores de cambios culturales profundos y capaces de manejar incertidumbres.  Esto podría ser el punto de quiebre de un sistema educacional que sólo busca actualmente legitimar el actual estado de cosas. El nuevo objetivo del currículo debe ser cambiar el eje del desarrollo societal actual: cambiar su eje central desde el mercado neoliberal hacia el respeto y desarrollo integral del ser humano y de todos los seres vivos, con un profundo respeto  al sentido ético de la naturaleza y la sociedad que todo lo acoge con respeto y amor.


[1] .www.utemvirtual.cl/plataforma/aulavirtual/contenidos_arc/7186_capitulo1_castells.doc

[2] Prigogine, Ilya. “El nacimiento del tiempo”. Libros para pensar la ciencia. Barcelona. 1993
[3] CABERO, J. (cood) (1998): Usos de los medios audiovisuales, informáticos y las nuevas tecnologías en los centros andaluces, Sevilla, GID.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger